• mié. Jul 24th, 2024

De como Hamilton dice adiós y a Toto se le queda cara de esto no puede estar pasando

Wolff reconoce que no le sorprendió el adiós aunque otras voces refieren que hasta dia y medio antes no supo nada. Una publicidad de un patrocinador con el ’44’ en un Ferrari, sospechosa

Toto Wolff ha intentado hoy salir al paso de las especulaciones sobre si Lewis Hamilton traicionó o no su confianza al tenerle desinformado sobre las negociaciones con Ferrari para marcharse. Al final el jefe del equipo sabía de la puerta de atrás que tenía en su contrato el inglés, poder irse tras el primer año de la renovación, pero con todo, no dejó de ser el primero en recibir la onda expansiva del bombazo del inglés.

Y como es tradición, ocurrió en su casa de Oxford el 31 de enero, donde siempre quedan al final del mes para repasar en la cocina mientras comen, cómo ve el coche, como va la cosa, la familia, el futuro y demás. Esta vez, sin embargo, Lewis venía con la escopeta cargada: «Pretendo irme a Ferrari, es lo que quiero hacer, un nuevo desafío».

Kenan AsyaliAP

Wolff encajó la noticia con disgusto, «porque antes de Navidad estábamos alineados, y algo cambió de repente», pero no con sorpresa, «y no traté de obstaculizarle ni convencerle porque lo entiendo, ha lanzado los dados por última vez en su carrera», ha reconocido hoy en una charla múltiple con la prensa internacional. Lewis no quería despedirse a la francesa, como hizo Rosberg en 2016, que llamó por teléfono al jefe porque le horrorizaba hacerlo cara a cara. Hamilton prefirió el viejo estilo mientras que su mano derecha de toda la vida, Marc Hynes, llevaba la carta oficial de despedida a la sede del equipo en Brackley.

Otras voces con solvencia señalan sin embargo que hasta 36 horas antes, Toto no sabía nada, como no lo sabía nadie, prueba del secretismo extremo con que se llevó a cabo todo y en pocas semanas, ya que hasta Navidad, las conversaciones con Sainz para renovar eran fluidas. Hasta que se pararon y los Sainz guardaron silencio una vez supieron el motivo con la entereza que les caracteriza. «No queda otra que acatar la decisión», decía hoy Sainz padre junto a Isabel Diaz-Ayuso en el acto de reconocimiento de Madrid a uno de sus ciudadanos más ilustres.

Si el 31 acababa alguna fecha bisagra para activar la salida, es secreto de sumario, pero la filtración, viniera de donde viniera, incluso de fuera de la F1, terminó en anuncio precipitado al día siguiente. Hay quien mira hacia EEUU, donde una publicidad de Peroni, nuevo patrocinador del equipo italiano, lucía allí con un Ferrari de los años 50 del siglo pasado… pero con un inexplicable 44 en el costado y el morro, el número de Lewis.

El caso es que a Wolff no le quedó otro remedio que avisar primero a los suyos, como Peter Bonnington, alias Bono, el legendario ya ingeniero de pista de Lewis, que le contestó un locuaz. «¿Pero es 1 de abril?» (en referencia al día de los inocentes, que el mundo anglosajón es en esa fecha) hacer una videollamada con el equipo el mismo día 1, directo a la fábrica, ya que nadie desmentía la información que volaba en las webs de todo el mundo. Y un par de horas más tarde todo era oficial.

¿Y ahora, qué pasa con Hamilton y el futuro piloto?

¿Y ahora? «Con Lewis haremos como en el rugby, que nos damos puñetazos en la nariz pero luego nos respetamos, seremos justos con ambos pilotos. Russell puede liderar el equipo en 2025. Buscamos un segundo piloto y no tenemos prisa. Estamos centrados primero en 2024. Hay muchas opciones. Buscaremos lo mejor para el equipo, no he hablado aún con nadie pero no se si queremos alguien joven o experto«, dijo sin descartar sorpresas.

«Sólo tenemos que tomar la decisión correcta para el segundo conductor, el segundo asiento. Quizás es un buen momento para hacer algo valiente», afirma. En este sentido el único piloto grande que sigue sin contrato para 2025 es Fernando Alonso.

Vía Marca.com

Advertisement
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *