• sáb. Jul 20th, 2024

Red Bull

Oracle Red Bull Racing

Red Bull Oracle y Red Bull Racing inician un nuevo capítulo de innovación en la Fórmula 1
Palmarés
  • Sede: Milton Keynes, Reino Unido
  • Debut: GP de Australia 2005
  • Chasis: Por confirmar
  • Motor: Honda RBPT
  • Títulos de constructores: 6
  • Títulos de pilotos: 7
  • Grandes Premios: 344
  • Victorias: 113
  • Podios: 247
  • Poles positions: 84
  • Vueltas rápidas: 84
  • Puntos: 6205

Pilotos

1   Bandera de los Países Bajos - Wikipedia, la enciclopedia libre Max Verstappen

 

  • Hasselt, Bélgica
  • 30 septiembre 1997
  • Grandes Premios: 185
  • Victorias: 54
  • Podios: 98
  • Poles Positions: 32
  • Vueltas Rápidas: 30
  • Títulos: 3 
11  Archivo:Bandera de México (1916-1934).png - Wikipedia, la enciclopedia libre Sergio Pérez   

  

  • Guadalajara, México
  • 26 enero 1990
  • Grandes Premios: 261
  • Victorias: 6
  • Podios: 35
  • Poles Positions: 3
  • Vueltas Rápidas: 11
  • Títulos: –
Pilotos reserva
19  Bandera de Nueva Zelanda - Wikipedia, la enciclopedia libre Liam Lawson

  

  • Hastings, Nueva Zelanda
  • 11 febrero 2002
  • Grandes Premios: 5
  • Victorias: –
  • Podios: –
  • Poles Positions: –
  • Vueltas Rápidas: –
  • Títulos: –
 Jake Dennis

  • Nueaton, Reino Unido
  • Debutó en F1 en los libres 1 del GP de Abu Dhabi 2023
  • Actual piloto de la Fórmula E con el equipo campeón Andretti Global
  • Campeón de Fórmula E (2022-23) con Avalanche Andretti
Staff del equipo
Director

Christian Horner

Ingeniero jefe

Paul Monaghan

Director técnico

Adrian Newey

Director técnico

Pierre Waché

Trayectoria en F1

Año Chasis Motor GPs Vic. Pod. PP V.R. Pos. Ptos
2023 RB19 Honda RBPT 22 21 30 14 11 860
2022 RB18 RBPT 22 17 28 8 8 759
2021 RB16B Honda 22 11 23 10 8 585,5
2020 RB16 Honda 17 2 13 1 3 319
2019 RB15 Honda 21 3 9 2 5 417
2018 RB14 TAG Heuer 21 4 13 1 6 419
2017 RB13 TAG Heuer 20 3 13 368
2016 RB12 TAG Heuer 21 2 17 1 4 468
2015 RB11 Renault 19 3 2 187
2014 RB10 Renault 19 3 12 1 3 405
2013 RB9 Renault 19 13 24 10 12 596
2012 RB8 Renault 20 7 14 8 7 460
2011 RB7 Renault 19 12 27 18 10 650
2010 RB6 Renault 19 9 20 15 6 498
2009 RB5 Renault 17 6 16 5 6 153,5
2008 RB4 Renault 18 1 29
2007 RB3 Renault 17 1 24
2006 RB2 Ferrari 18 1 16
2005 RB1 Cosworth 19 34

Historia

2018

La temporada 2018 fue otra campaña agridulce para el equipo Red Bull, que volvió a ser la tercera fuerza en discordia, pero no pudo participar en la pelea por el título. Max Verstappen y Daniel Ricciardo acumularon un total de cuatro victorias ente ambos, dos cada uno.

El año estuvo marcado por dos episodios concretos. El primero fue el anuncio de la ruptura definitiva con Renault, que se materializó al final de la temporada para abrazar la motorización Honda. Era la culminación de una relación tortuosa venida a menos, hegemónica en el periodo 2010-2013, pero muy tocada por la falta de resultados desde entonces.

El segundo, la salida de Daniel Ricciardo. A principios de agosto, el australiano hizo pública su intención de no aceptar la oferta de renovación de Red Bull para la siguiente temporada, temeroso del rendimiento de Honda y deseoso de cambiar de aires tras convivir con Max Verstappen. Su siguiente destino sería el equipo Renault.

En el plano deportivo, la temporada 2018 fue especialmente dolorosa para Daniel Ricciardo. Ganó en China y brilló en Mónaco, pero a partir de ahí las cosas cambiaron. Sumó un total de ocho abandonos, cuatro de ellos después de las vacaciones de verano, cuando ya había anunciado su futuro profesional.

Más atinado estuvo Max Verstappen, que dio un paso al frente a partir del verano para cuajar actuaciones de mérito. Ganó en Austria y triunfó en México.

2017

La temporada 2017 fue agridulce para el equipo Red Bull, que dio un paso atrás por la falta de competitividad y fiabilidad de su motor Renault. Mercedes y Ferrari la superaron en el campeonato.

El RB13 nació como un coche excelente en el plano aerodinámico, aunque débil en su motorización. Esta condición, sumada al paso delante de Ferrari, lo relegó a la tercera posición en la jerarquía de la categoría.

Los esfuerzos de Renault por reforzar su V6 Turbo comprometieron la primera mitad de calendario, que estuvo marcada por los frecuentes abandonos de Max Verstappen y un sorprendente triunfo de Daniel Ricciardo en Azerbaiyán, donde Lewis Hamilton y Sebastian Vettel no estuvieron en la pelea por la victoria por una parada en boxes imprevista y una penalización respectivamente.

En la recta final de la temporada, Red Bull recuperó impulso. El motor Renault ya era fiable y cada vez era más competitivo. De repente, el RB13 ya no era el tercer monoplaza de la parrilla y era capaz de luchar de tú a tú con sus rivales. Max Verstappen ganó en Malasia y México.

2016

Red Bull fue la única alternativa real a Mercedes en 2016, si es que se puede considerar que hubo alternativa. Tras un 2015 complicado con un motor Renault que no estaba a la altura, los galos trabajaron bien ese invierno para dar un propulsor más competitivo a Red Bull para que les acercara en su lucha con las flechas de plata.

El equipo de Milton Keynes comenzó el año como el tercer mejor equipo, detrás de Mercedes y muy cerca de Ferrari, pero en el Gran Premio de España todo comenzó a cambiar. Helmut Marko aprovechó el incidente que provocó Daniil Kvyat en el GP de Rusia para descenderle en Toro Rosso y hacer un hueco a Max Verstappen en el primer equipo. Mucha gente le criticó por tomar una decisión tan arriesgada y a mitad de temporada. Sin embargo, Marko demostró a todos que estaban equivocados. Verstappen debutó con victoria en el GP de España tras el accidente de los Mercedes.

Durante el verano, gracias al desarrollo incesante del equipo, poco a poco Red Bull fue acercándose a Ferrari hasta sobrepasarles en el Campeonato de Constructores en el GP de Hungría. Otro de los puntos álgidos de la temporada para la escudería de Milton Keynes fue el GP de Malasia, donde Daniel Ricciardo aprovechó el abandono de Lewis Hamilton para ganar la carrera tras un intenso duelo con Max Verstappen.

Finalmente Red Bull terminó subcampeón en el campeonato con 468 puntos. Ricciardo fue el tercer clasificado en el Campeonato de Pilotos con 256 guarismos y Verstappen el quinto con 204.

2015

Arranca la era ‘post Sebastian Vettel’ en Red Bull, tras anunciarse el 4 de octubre el fichaje del mismo por Ferrari. Su sustituto es el joven ruso Daniil Kvyat, que tras un año en Toro Rosso, ve como las puertas del conjunto austríaco se abren prematuramente para él, con la presión que conlleva subir al equipo tetracampeón del mundo, para sustituir al piloto que les llevó al éxito.

El equipo vuelve a comenzar la temporada con problemas de fiabilidad, como ocurriese en 2014 (Kvyat no pudo ni siquiera tomar la salida en Australia por una avería en la vuelta de formación), pero esta vez el coche es menos competitivo que su predecesor, pues no pasa de la lucha por los puntos como norma general a lo largo del año.

La razón no es otra que el lastre que supone la poca potencia del motor Renault, pues el chasis del RB11 vuelve a ser de los mejores de la parrilla, pero el propulsor francés no acompaña, algo que se traduce en discusiones constantes, en ocasiones públicas, entre ambas marcas hasta el punto de llegar a rozar la ruptura de la relación.

Solo en Mónaco están cerca de la lucha por el podio en este inicio de año, con Daniil cuarto y Daniel, quinto. Esto supone, sin ninguna duda, su peor inicio de temporada desde 2008. En Hungría, el equipo logra su primer podio de la temporada, en una carrera loca, plagada de abandonos pero en la que su chasis marca la diferencia con Kvyat, segundo (su mejor resultado en Fórmula 1) y Ricciardo, tercero.

Después del parón veraniego llega el Gran Premio de Bélgica, un circuito poco favorable a los Red Bull. Ricciardo tiene que retirarse, pero sorprende un Kvyat que acaba en una meritoria cuarta posición y deja patente su recuperación tras un inicio de año algo flojo.

Tras un periplo asiático por Singapur y Japón poco fructífero en cuanto a puntos, pero con un nuevo podio (segundo puesto para Ricciardo) en Marina Bay, el equipo lucha por la victoria con la pista mojada en Estados Unidos, aunque luego se desfondan con el asfalto seco.

Destacan la cuarta y la quinta posición en México para Ricciardo y Kvyat respectivamente, antes de encarar las dos últimas pruebas del año, en las que volvieron a luchar por los puntos en mitad del pelotón. Finalmente, Red Bull termina como el cuarto equipo en el Mundial de Constructores. Es la primera vez que no logra una victoria desde 2008, cuando se suceden las dudas sobre el futuro de la marca (y sus dos equipos) en la Fórmula 1.

Con la intención de romper relaciones con Renault ya para 2016, llaman a la puerta de los demás motoristas, recibiendo una negativa por parte de todos, lo que obliga a Red Bull a amenazar con salir del deporte. Finalmente, encuentran una solución intermedia y vuelven a utilizar unidades de potencia Renault, pero bautizadas bajo el nombre de TAG Heuer, nuevo patrocinador del equipo, que abandona el barco de McLaren e insufla una importante suma de dinero, tras la salida de Infiniti del equipo de Christian Horner.

Con las miras puestas en minimizar daños y preparar el 2017 con garantías, en el equipo austríaco repiten con Kvyat y Ricciardo como pilotos y el objetivo es el de luchar de forma más asidua por los podios, si Renault trabaja bien durante el invierno y solucionan su déficit de potencia. De no ser así, son conscientes de que volverán a sufrir en pista como en las dos últimas temporadas, pese a tener un monoplaza con mucho potencial.

2014

Red Bull no comenzó el curso 2014 de la mejor manera posible. El equipo austríaco sufrió lo indecible en los test de pretemporada, asolado por todo tipo de problemas mecánicos que impidieron a los de Milton Keynes llegar con los deberes hechos al Gran Premio inaugural, en Australia.

Aquejados por una alarmante falta de potencia en el motor V6 de Renault respecto a las poderosas mecánicas Mercedes, en Red Bull entendieron rápidamente que sus opciones de salvar el año dependerían exclusivamente del buen hacer del chasis del RB10. Los de Christian Horner aterrizaban en Melboune sumidos en un mar de dudas acerca del verdadero potencial del coche y con la sensación de que sólo acabar la carrera ya sería todo un logro.

Sin embargo, como nadie habría podido imaginar, Daniel Ricciardo alcanzaba la segunda plaza en la clasificación del sábado únicamente por detrás del todopoderoso Mercedes de Lewis Hamilton. El domingo, el australiano acababa la carrera en una sensacional segunda posición aunque sería descalificado posteriormente por la FIA al detectar irregularidades en la medición del flujo de combustible de su RB10. Por su parte, Sebastian Vettel tuvo que retirarse en los primeros compases de la carrera por un fallo mecánico relacionado, de nuevo, con la entrega de potencia del motor Renault, demostrando así que el principal problema de Red Bull este año residía en el V6 Turbo de la compañía francesa.

En Malasia, Sebastian subió al tercer escalón del podio y aunque Daniel tuvo que retirarse, en Red Bull empezaron a ver luz al final del túnel. A partir de ese momento, el de Perth tomaría las riendas del equipo de las bebidas energéticas enlazando una serie de podios consecutivos en España y Mónaco y una sensacional victoria en Canadá.

Con un coche del que Vettel se estuvo quejando prácticamente todo el año porque, según comentaba, no se adaptaba a su estilo de pilotaje, el tetracampeón alemán no pareció en ningún momento de la temporada estar a la altura de su joven compañero de equipo. Ricciardo alcanzó dos victorias más en Hungría y Bélgica y terminó la temporada en una magnífica tercera posición final aupando con sus 238 puntos a Red Bull al subcampeonato en el

Mundial de Constructores y salvando un año que para la escudería de Milton Keynes, en febrero, no pintaba demasiado bien. Era la primera vez, tras cuatro años de gloria, que ellos no eran los mejores fabricantes y de eso se dieron cuenta ya en Rusia, cuando Mercedes se hizo con el título que antaño había sido suyo.

A pesar del segundo puesto esta temporada no todo fueron alegrías al acabar el año, ya que a la semana siguiente de la cita en Abu Dhabi, se produjo un robo de más de 60 trofeos (la mayoría répelicas) en la sede del equipo, en Milton Keynes, que ha hecho reforzar este lugar y hacerlo más inaccesible de cara al futuro para evitar sucesos como éstos.

2013

Tras coronarse tricampeones mundiales en 2012 con menos holgura que el año anterior pero con la misma efectividad, el equipo Red Bull comenzó la temporada con la vitola de favorito. Sin embargo, los nuevos neumáticos Pirelli no se adaptaron al RB9 de la misma forma que sí lo hicieron en su homónimo del año anterior.

Las gomas italianas se adaptaron mejor al Lotus y al Ferrari y, pese a su doblete en Malasia empañado por el famoso ‘Multi 21’, las sensaciones en el conjunto austríaco no eran las mejores para defender el título. Pese a todo, la regularidad de Sebastian Vettel y los errores de sus rivales, posibilitaron que el equipo dirigido por Christian Horner recuperase el terreno perdido con sus rivales directos antes de las vacaciones.

Con el cambio de neumáticos que llevó a cabo Pirelli tras los problemas de seguridad vistos en carreras anteriores, con Silverstone como máximo exponente, Mercedes y Ferrari vieron mermado su ritmo mientras que Red Bull maximizó el potencial de su monoplaza hasta el punto de que Sebastian Vettel se llevase todas y cada una de las victorias en la segunda parte del campeonato.

El alemán batió el récord de victorias consecutivas, que hasta este año ostentaba Alberto Ascari con siete, y lo dejó – a la espera de como comience 2014- en nueve. Además, Vettel también igualó el récord de victorias en una misma temporada que ostentaba Michael Schumacher, con 13.

En una temporada en la que Mark Webber ya pensaba más en su nueva aventura en el Mundial de Resistencia con Porsche, el australiano no pudo despedirse con victoria de su trayectoria en la Fórmula 1 y sólo en el último tercio del campeonato estuvo a la altura de su compañero de equipo, del que quedó a nada más y nada menos que 198 puntos.

Así con todo, Red Bull y Sebastian Vettel se coronaron tetracampeones en una carrera perfecta en la India y los austríacos concluyeron la temporada con 13 victorias, 11 poles, 12 vueltas rápidas y 596 puntos en el Campeonato de Constructores.

2012

En 2012, la prohibición de los difusores soplados y la igualdad entre las escuderías provocó un inicio de temporada particularmente especial para los austríacos. No obstante, se recuperaron y finalizaron el año con siete victorias, ocho poles, 14 podios y 460 puntos en Constructores. Red Bull logró su tercer Mundial de Constructores y Vettel su tercero consecutivo de Pilotos.

2011

Red Bull arrancó 2011 tal y como terminó 2010, es decir, como principal referencia de la parrilla. El impecable estado forma del equipo que capitanea Dietrich Mateschitz fue evidente desde los primeros tests de pretemporada, en los que el RB7 arrasó en todos los campos.

Asumida la prohibición de los dobles difusores, Adrian Newey llevó al extremo el concepto del difusor soplado, invención nacida en 2010 y que en en el RB7 alcanzó la cúspide de su desarrollo. Consecuencia de ello o no, los monoplazas de Sebastian Vettel y Mark Webber evidenciaron una estabilidad y rapidez fuera de todo parangón en la categoría reina. Y como prueba de su utilidad, los problemas a que debieron hacer frente los dos pilotos en la única carrera en que este sistema fue deliberadamente prohibido por la FIA, el GP de Inglaterra, que se llevó Fernando Alonso.

La temporada de Red Bull rozó la perfección. El equipo austríaco cerró la campaña con 12 victorias, 18 poles (nuevo récord en la Fórmula 1 y a una sola del pleno), 10 vueltas rápidas, 27 presencias en el podio y un total de 798 vueltas al frente del pelotón, equivalentes a 4.065 km, casi la mitad de los 11.010 que completaron los coches de Webber y Vettel en toda la campaña.

Por descontado, tan abrumadoras cifras dieron a la escudería de la bebida energética su segundo título de constructores y pilotos consecutivo, ambos logrados con suficiente antelación para poder preparar el asalto a 2012…

2010

Red Bull Racing comenzaba la temporada tras el gran final en la campaña anterior y las pruebas de invierno como el equipo a batir en el 2010 y así fue, consiguieron las siete primeras poles de la temporada de forma contundente y se demostró que a una única vuelta no tenían rival consiguiendo 15 de las 19 poles posibles.

El talón de Aquiles del equipo fue su fiabilidad, ya que de no ser por este primer título, el equipo habría quedado sentenciado mediada la temporada en lugar de en la penúltima prueba. El de pilotos debería de haber sido un monólogo entre sus pilotos, sin embargo, al igual que en la temporada anterior el coche resultó muy frágil y eso hizo que el equipo sólo consiguiera nueve victorias. A pesar de sus quince poles, al igual que durante toda la temporada, fue puesta en duda la legalidad del coche, en especial en el último tercio de la temporada cuando la FIA endureció las pruebas de flexibilidad de las piezas del coche y el Red Bull sufrió un repentino bajón de rendimiento.

Otro de los problemas que sufrió el equipo fue su guerra interna por el liderazgo, ya que gran parte del equipo públicamente se mostró a favor de Vettel siendo Webber el que lideraba la clasificación. Esto conllevó unas declaraciones y acciones llenas de controversia por parte de los pilotos y del equipo, a pesar de reiterar en numerosas ocasiones la equidad entre ambos. Al final, en la ultima carrera se alzó con el titulo uno de sus pilotos, Sebastian Vettel que consiguió así el primer Mundial.

2009 
Este año, la taurina por fin surgió efecto. Más que eso, revolucionó no sólo los motores, sino las carreras. El ingrediente mencionado, el ‘secreto’ de las bebidas que llevan el nombre de la Escudería, hizo que del séptimo puesto en 2008 se pasase a subcampeón.

Otro dato más del salto de rendimiento: de 29 puntos en 2008 a los 153’5, incluídos dos dobletes finales. De vértigo. El equipo fue, junto con Brawn, el más asiduo a los podios; consiguió ganar en seis circuitos. Sin duda, un grandísimo año para el equipo hermano de Toro Rosso. Además, su dúo de pilotos poco mejor pudo ser. Vettel se quedó subcampeón en una lucha reñida con Button, que le ganó la partida en Brasil. Pero el alemán fue el encargado de firmar la última bandera a cuadros del año.

Los Red Bull no olvidarán esta temporada, en especial Gran Bretaña. Fue un gran doblete del equipo que, además, puso el ‘nosotros os retamos’ a los imbatibles Brawn. Pero como los dobletes hacen referencia a dos, pues en la carrera siguiente, el equipo consiguió otro, aunque con la posición de los pilotos cambiados.

2006 
La temporada se resintió por una deficiente prestación del modelo RB2. Ni Coulthard ni Klien pudieron concretar las bondades que supuestamente ofrecía el motor Ferrari que montaba el equipo austríaco. Un podio de Coulthard en Mónaco fue su mejor resultado.

2005 
Una temporada en la que los coches ex-Jaguar dieron un juego excepcional si se tiene en cuenta la proveniencia y que muchos de los técnicos eran aún los mismos que con la anterior gestión Jaguar no consiguieron levantar cabeza. David Coulthard demostró que aún tiene cuerda para rato en esto de la F1 y sorprendió en algunos Grandes Premios estando con soltura entre los puestos de cabeza.

Klien tuvo que dirimirse su volante con Vitantonio Liuzzi a lo largo de la temporada pero finalmente fue, de los dos, quien más pilotó y demostró su experiencia en la categoría. Liuzzi pecó de inconstante y de caer en demasía en el exceso y el error. El italiano mostró grandes capacidades en velocidad pura pero una tendencia a no concretar que decantó la balanza de los favores del equipo por Klien. Red Bull finalizó 7º en el campeonato con 34 puntos lo que es muy destacable si se tiene en cuenta lo poco rodada de la estructura y sus lastres anteriores.

Biografia

Como si fuera el sino de esta estructura, la de Milton Keynes ha dejado atrás otro nombre famoso, en esta ocasión ha sido el de Jaguar, como anteriormente fue Stewart, para convertirse en Red Bull Racing. El industrial de las bebidas energéticas, Dieter Mateschitz, durante años socio y patrocinador de Sauber, ha dado el paso definitivo comprando el equipo Jaguar Racing.

Para esta nueva aventura Mateschitz ha confiado en la experiencia de David Coulthard como primer piloto y el talento de dos jóvenes como Christian Klien y Vitantonio Liuzzi. Para el aspecto técnico Dieter ha confiado en el experimentado Christian Horner que proviene del exitoso equipo campeón de la F3000 Arden.

Los cambios, lejos de ser radicales, han conservado miembros importantes del desaparecido equipo Jaguar como Günther Steiner, Ian Pocock etc. El monoplaza que podrán en servicio es una actualización del último modelo Jaguar que se ha adaptado a las nuevas reglas en vigor en 2005. El propulsor del RB1, que así se llama el primer coche de Red Bull, seguirá siendo un Cosworth actualizado en cuanto a los requerimientos de duración exigidos por la FIA para esta época.

Como otros tantos equipos, Jaguar también nace a partir de la estructura un equipo anterior. Un equipo que llevaba el nombre de una de las leyendas de la Fórmula 1: Jackie Stewart. El triple campeón del mundo ya llevaba varios años en competición a través del equipo que figuraba con el nombre de su hijo Paul, PSR (Paul Stewart Racing); este equipo ha servido sin duda alguna de base hacia el equipo de Formula 1.

La PSR tuvo grandes momentos tanto en F-3000 como en F-3 (de hecho, hoy en día sigue compitiendo en la F-3 inglesa), por él han pasado pilotos muy rápidos que unas veces si y otras no han alcanzado cotas de competitividad muy apreciables. El equipo de Formula 1 empieza a tener forma en el momento crucial en que Ford decide apoyar al viejo y bien relacionado Jackie durante 5 años y de forma exclusiva con sus V10, es a partir de ahí cuando Jackie Stewart ve de forma clara su entrada en la categoría sin problemas iniciales graves.

Fichando a pilotos de gran valía uno demostrada y otro por demostrar en su primera temporada han establecido que pueden llegar, si la fragilidad de los Ford se elimina y si los chasis de Alan Jenkins se mantienen en su magnífico grip mecánico, a unirse al grupo de los equipos que optan a las victorias.

Palmarés:

2010: 1º en el Campeonato Mundial de F1 FIA. Pilotos: Sebastian Vettel, Mark Webber. Puntos: 498
2009: 2º en el Campeonato Mundial de F1 FIA. Pilotos: Sebastian Vettel, Mark Webber. Puntos: 153,5
2008: 7º en el Campeonato Mundial de F1 FIA. Pilotos: David Coulthard, Mark Webber. Puntos: 29
2007: 5º en el Campeonato Mundial de F1 FIA. Pilotos: David Coulthard, Mark Webber. Puntos: 24
2006: 7º en el Campeonato Mundial de F1 FIA. Pilotos: David Coulthard, Christian Klien, Robert Doornbos.  Puntos: 16
2005: 7º en el Campeonato Mundial de F1 FIA. Pilotos: David Coulthard, Christian Klien, Vitantonio Liuzzi.  Puntos: 34

Web oficial ➡ Oracle Red Bull Racing 

Sigue al día a día a la escuderia ➡ Noticias Red Bull

Vía Thef1.com, Autobild.es

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *