Dic 022013
 

Los motores volverán a ser protagonistas, regresan los turbo con el V6, perderá su importancia la aerodinámica, se retira Webber y muchos pilotos cambiarán de equipo

2014f1eepCielo gris y lluvia para decir adiós. Así fue el momento después de la finalización del GP de Brasil. Y los motores rugiendo hasta la extenuación. Nunca suelen ser buenas las despedidas a no ser que sean para regresar. Y esa es la gran esperanza de muchos tras este último gran premio de la temporada 2013 de Fórmula 1, el que supuso la culminación de una era en el deporte más importante del mundo del motor.

En las calles ya luce la Navidad y el año termina, 2014 está ahí, a la vuelta de la esquina, esperando con una sonrisa de recién nacido y lo cierto es que excepto Sebastian Vettel y su felicidad, el resto deseaba acabar cuanto antes con este desfallecido 2013 y comenzar un tiempo nuevo. Estamos ante un folio en blanco para unos, continuidad con algunos cambios para otros, lo cierto es que sea como sea este GP de Brasil dará paso a una nueva F-1 en la que veremos cosas nuevas y otras desaparecerán para siempre.

El mayor cambio de la próxima temporada estará en los coches y sobre todo en su interior, en los motores. Regresan los turbo, los monoplazas tendrán menos potencia, pero serán más difíciles de conducir para los pilotos por la mayor complicación para administrar el par y el menor agarre, además habrá que pilotar de la manera más eficiente posible, no sólo por los neumáticos sino también por la gasolina. Habrá, se supone, menos influencia de la aerodinámica y desaparece la posibilidad, al menos como hasta este año, de aprovechar los gases de los escapes, ahora sólo habrá uno.

En cuanto al calendario también habrá cambios, ya no habrá carrera en India y veremos si la hay en Corea y Red Bull tendrá la suya en su propia casa, en Austria, junto a la de Rusia, que contribuye al carácter internacional de la F-1. Rusa también es una de las novedades en la parrilla del próximo año, Daniil Kvyat en Toro Rosso, que entra a relevar a Daniel Ricciardo, que sube del filial al primer equipo para sustituir a uno de los que no veremos más por aquí, Mark Webber, de camino a Le Mans. Sin embargo, el cambio más importante que se producirá en cuanto a los pilotos es el retorno de Kimi Raikkonen a la escudería Ferrari como compañero de Fernando Alonso, formando una pareja que promete brillar el próximo año en la lucha por el Mundial o en un campeonato paralelo entre dos talentos. Veremos qué hacen otros pilotos brillantes como Nico Hulkenberg o ‘Checo’ Pérez , que juegan a la ruleta entre los equipos Sauber y Force India. Eso sí, a pesar de las dificultades y el aumento en el presupuesto, ningún equipo desaparece y, aunque habrá otros nuevos, volveremos a ver a patrocinadores tan importantes como el Santander protagonista tanto en Ferrari como en los grandes premios de Fórmula 1. Brasil se resguarda de la lluvia y cierra la puerta con llave de una era, la de los motores V8, la de Vettely Adrian Newey. El año 2014 ya espera, a punto de nacer una nueva Fórmula 1. Que sea para bien, que crezca sana, con más igualdad, con la lucha en pista digna de lo que es este deporte en estado puro…

Vía As.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)