Jul 202021
 

Un accidente ocurre en un segundo pero no acaba ahí

Aun resuenan titulares por todos sitios referente al momento de la última carrera en Silverstone, donde empezó y aún no tiene final. Cada uno da su opinión y los propios protagonistas siguen en su línea. Veamos un poco de todo, porque se avecina un final de temporada apasionante con la guerra desatada desde hace meses entre los dos gigantes y que el domingo pasado alcanzó su clímax en el Gran Premio de Gran Bretaña con todas las tribunas a rebosar.

Ponga usted el adjetivo que quiera a lo que resta de temporada de F1. Palomitas no pueden faltar, eso seguro. Tras lo ocurrido ayer en Silverstone entre Lewis Hamilton y Max Verstappen, a Liberty seguro que le han entrado ganas de quitar los inventos de sprint race y cosas así. Funcionan, pero igual ni hacen falta.

Porque después de nueve carreras de zurra y daca entre Mercedes y Red Bull, de guerra total en despachos, declaraciones, directivas técnicas y demás, en Inglaterra llegó la guinda del pastel, el primer KO técnico de un rival sobre el otro, en este caso de Hamilton a Verstappen.

¿Quién tuvo la culpa? La FIA explicó así su sanción de 10 segundos tras revisar videos, telemetrías y santiguarse varias veces ante lo que les viene: “El coche 44 estaba en una línea que no llegaba al vértice de la curva, con espacio disponible para el interior. Cuando el coche 33 giró, el 44 no evitó el contacto y la parte delantera izquierda del 44 entró en contacto con la parte trasera derecha del 33. El 44 se considera predominantemente culpable“, dijeron los comisarios, que “cuando juzgan un incidente, juzgan el incidente en sí y los, no lo que sucede después como consecuencia“, apunta Michael Masi, director de carrera.

Los pilotos se la echan mutuamente. Lewis dice que “no me dejó espacio, siempre es muy agresivo, y no voy a permitir que me impidan seguir mi camino“. Casi nada. Max, desde el hospital donde luego salió a las 22 horas sin secuelas, enfadado con la sanción, para él escasa, y con las celebraciones en el podio, “irrespetusosas y poco deportivas”.

Fernando Alonso y Carlos Sainz, a los que ni les va ni les viene, creen que fue, en el fondo un lance de carrera, lo que deja el asunto en el tibio punto en que se puede interpretar de cualquier manera. “No quiero ponerme en un lado u otro porque viendo las redes sociales y como está cada grupo… pero yo creo que fue mala suerte, un poco de los dos, un lance de carrera”. dijo el de Ferrari.

“Creo que ha habido un poco de mala suerte… solo un momento de mala suerte. Lewis tenía más de medio coche igualado a Max así que no podía desaparecer de ahí en cierto sentido, ninguno hizo nada malo o malintencionado”, valoraba Fernando, que fue de los pocos que dio la cara por Verstappen cuando el chaval era pasto de las críticas por su agresividad al llegar a la F1.

Rosberg, Massa y Alonso

El caso es que después de muchos años con poca oposición, Hamilton se encuentra ahora en pie de igualdad contra un rival a su altura, y un equipo detrás tan gigante como el suyo, el que ganó cuatro mundiales seguidos antes de los siete seguidos de Mercedes. Dos escuadras habituadas a ganar, haya que poner lo que haya que poner en liza. Ayer se vio un ejemplo, con el envío cruzado de radios al director de carrera Michael Masi, o cuando hicieron parar por tercera vez a Checo, sacrificando los puntos que pudiera lograr para el título de constructores, a cambio de restarle uno de Hamitlon haciendo la vuelta rápida. No le computa al quedar fuera de los 10 primeros, pero tampoco al campeón. Tremendo el nivel.

En realidaddesde 2016 con Nico Rosberg no tenía un duelo en OK Corral, ya que antes Vettel con su Ferrari le puso en dificultades pero se acabó desinflando por si mísmo. Hay que remontarse a 2008 con Massa y aquél imborrable título logrado en la última curva de la última carrera, y cómo no, al no menos mítico 2007 con Fernando Alonso en McLaren. Desde luego, el duelo que le faltaba a esta F1 que en el año más de transición ha encontrado el mejor Mundial en eones.

Vía Marca.com

Share

  2 Responses to “Hamilton & Verstappen la batalla sigue fuera de la pista”

  1. Ha pasado lo que todos venían diciendo desde hace años, que Verstappen intenta intimidar al resto tirandoles el coche, pero esta vez le ha salido rana totalmente.
    A poco que el resto no se achante, me da que las próximas carreras, o hila bien, o no termina la mitad de ellas.

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)