Ene 272022
 

La primera sorpresa no grata de la temporada

A puerta cerrada, sin televisión, sin tiempos en directo… como si de una boda de famosos que han vendido la exclusiva se tratara. Así serán los test ‘no test’ de Barcelona.

Hace unos días incluso un amigo ducho en estas lides temía que fuera sin fotógrafos, incluso sin prensa, quizás con la excepción de los que tengan pase permanente. Sin luz y sin taquígrafos. Todo limitado al comunicado oficial y a unas fotos oficiales… pero sin reportaje. Incluso puede que con los coches con colores de test, como se ha hecho en otras veces, en lugar de los oficiales.

Todo apunta a que Liberty Media y Baréin han establecido un pacto y que a partir de ahora albergarán en exclusiva los test, además de la prueba inaugural del Campeonato –con permiso de Australia– a cambio de la correspondiente contribución.

Es cierto que hace años los equipos hacían test de incógnito. Pero eran test privados, particulares, sin otros equipos en pista. Cuando se podía probar todo lo que se quería y el primer Gran Premio era el primer lugar donde se encontraban todos. Otros tiempos.

Los test, pretest o shakedown extralargo –como quieran llamarlo– de Barcelona este año son una excepción a lo que estaría pactado. Una excepción pedida por los equipos porque los coches son absolutamente nuevos, tan distintos a los anteriores que resultará complicado aprovechar los datos… pero sobre todo porque Barcelona está ‘a tiro de piedra’ de las bases de los equipos, ya sea en Italia, Suiza o Gran Bretaña, algo necesario cuando es muy probable que necesiten llegar piezas nuevas a diario al primer test… incluso de la mañana a la tarde.

Tan nuevos, que tras este test deben volver rápidamente a Gran Bretaña para revisarlo todo antes de empacar para Baréin. Mejor estar cerca de casa.

Por esta razón, unos ensayos son en la intimidad, de incógnito, y los otros serán a todo lujo, bajo la luz brillante de los más potentes reflectores: presentación oficial del Campeonato y de los coches nuevos… aunque los equipos no hayan renunciado –todavía– a sus presentaciones virtuales –cómo añoro las grandes presentaciones de Ferrari, Renault, McLaren– y ya casi todos los equipos han dado fecha… aunque ya sabemos que todos ‘camuflan’ sus coches para que ningún rival pueda adivinar sutilezas aerodinámicas.

Todo este movimiento iría en el sentido de monetizarlo todo, test incluidos. Tanto o más importante que pensar en los aficionados. Después de todo la Fórmula 1 piensa más en la televisión que en los fans que asisten a los Grandes Premios.

Así que test colectivos en Barcelona y test oficiales en Baréin… al menos en 2022.

Vía SoyMotor.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)