Nov 152020
 

Increíble, pero cierto

Un nuevo agujero negro quedo abierto en torno a la Fórmula Uno y lo ha provocado el auténtico dominador de la competición de los últimos años y uno de los más destacados de la historia. Lewis Hamilton dio un disgusto a más de uno en las postrimerías del Gran Premio de Emilia-Romaña, en el que logró su tercera victoria consecutiva que le acercaba más que nunca a su séptimo título mundial, y en el que se gestó un nuevo doblete para Mercedes que le otorga el Mundial de Constructores de forma matemática. En una nueva jornada redonda en los box plateados, el británico puso una guinda envenenada al pastel.

“Bueno, ni si quiera sé si voy a estar aquí, no es una preocupación para mí. Me siento fantástico, fuerte y puedo seguir muchos meses. Pero mencionaste a Toto (Wolff) y su vida privada, así que hay muchas cosas que están en mi mente. Me gustaría estar aquí el próximo año, pero no hay garantía de ello. Hay muchas cosas que me estimulan para después. Así que el tiempo lo dirá”. Así respondía Hamilton a una pregunta sobre el futuro de Toto Wolff al frente de la dirección ejecutiva de Mercedes, que también se ha puesto en el aire en las últimas semanas.

Un bombazo que ha hecho saltar la alarma en la marca alemana y en la F1 en general. Dos hombres clave en el trasiego tan exitoso de la marca referencia en este deporte especulando sobre su retiro y dejándola en cuadros de cara a la próximo temporada. En lo que mucha gente con experiencia ha recalado es que quizá ambos sucesos estén conectados. Y eso es porque Toto Wolff lleva ya siete años en un puesto que desgasta y que desearía dejar a una nueva generación. El austriaco continuaría en un puesto de referencia en Mercedes, pero más alejado del estrés de las pistas.

Y quizá a Lewis no le apetezca el tener que lidiar con nuevas caras, después de haber estado tan a gusto hasta ahora y con una carrera muy larga ya a sus 35 años. Lo cierto es que hasta final de temporada le tocará estar sí o sí, pero la escudería ya tiene la mosca detrás de la oreja y algo más en lo que pensar que no sea la próxima carrera. Carrera que se disputará en Turquía y en la que Hamilton parte, según las casas de apuestas, como principal favorito con mucha ventaja sobre el resto. Si cumple los pronósticos sería su cuarta victoria consecutiva y la décima de la temporada, en un Mundial en el que aventaja en 85 puntos a su compañero Valtteri Bottas.

¿Pero y si todo esto fuera cuestión económica y no deportiva? Por ahí también parece que pueden ir los tiros, ya que hace poco se ajustaron los límites salariales de pilotos y equipos de cara a los dos próximos años, y quizá Hamilton esté buscando una mejora económica que pueda llegar a cifras astronómicas, en vistas de una retirada dorada más pronto que tarde. En un año complicado de pandemia, donde será difícil que los deportes y otras categorías puedan campar a sus anchas, Mercedes y Hamilton parecen condenados a entenderse. Los beneficios de la unión de ambos parecen demasiado grandes como para renunciar a ellos.

Y es que Hamilton podría renunciar a unos contratos de imagen y un capital mediático brutal, además de dejar muchas cosas a medias en lo deportivo. Lo más cercano las 100 victorias en la Fórmula Uno, teniendo ahora mismo 93, y sobre todo el poder superar esos siete títulos de Michael Schumacher que parece que igualará tras completar las pruebas que le restan a este 2020. Renunciar a ese octavo título que le ascienda al primer puesto del palmarés histórico de la Fórmula Uno parece casi un delito. Una leyenda con un total de 263 carreras, 162 podios, 97 poles y 52 vueltas rápidas todavía no puede terminar.

Por no hablar del terremoto que puede provocar en Mercedes. Los grandes pilotos de la parrilla ya se han movido y han firmado sus contratos de cara a la temporada 2021. Con lo cual, ¿qué le queda a la marca plateada si descubren que Hamilton finalmente no va de farol? Lo primero es que no tendrían más remedio que confiar en Valtteri Bottas, un fiel escudero que como piloto principal no ha demostrado dotes suficientes. Solo hay que mirar su escasa ventaja frente a Verstappen en el Mundial de Pilotos. Todo ello a pesar de que su compañero lo defendiera en unas recientes declaraciones.

“Valtteri no recibe el crédito que se le debe dar, porque hace un trabajo increíble. Creo que es mejor que la gran mayoría de la parrilla, no solo en su conducción, sino más en su actitud mental y enfoque”, comentaba el inglés en rueda de prensa. ¿Quizá preparando lo que se puede venir dentro de poco? Desde luego si sus intenciones son otras, está preparando muy bien la jugada.

Verstappen y Leclerc serían las dos opciones de más garantías en estos momentos para apaciguar el golpe, lo que ocurre es que implicaría la ruptura de contratos, y eso siempre es un problema. La otra idea es que sea George Russell el que de el salto desde Williams, en un movimiento parecido al de Ferrari con Leclerc apostando por la juventud. Su temporada está siendo muy buena acercándose a los diez primeros puestos y por delante de competidores complicados, teniendo en cuenta la situación de su monoplaza y su escudería en la parrilla. Y además ha confirmado su continuidad para 2021 en la Fórmula Uno con la empresa británica.

El tema es que lo que puede convencer de verdad a Mercedes es que Hamilton se quede. El de Stevenage ya ha sacado el pie del tiesto y ahora toca que se vayan desarrollando los acontecimientos. Al menos que todo se precipite en las próximas semanas, no parece posible que se produzca un nuevo ‘caso Rosberg’.

Bueno, ahora que hay un paso más hecho y con su recién proclamado séptimo título mundial que ha alcanzado hoy mismo tras un carreron en agua en el circuito de Estambul, quizás vuelva a cogerle gusto a los títulos e intente sobre pasar el récord de siete mundiales que hasta ahora lo tienen él mismo y Michael Schumacher. Todo se verá y las incógnitas probablemente se descubrirán antes de que acabe la temporada, por lo que permaneceremos atentos y sin pestañear para saber si la próxima temporada seguimos disfrutando de Lewis Hamilton y además podremos ver a Fernando en Alpine y como no hay dos sin tres tendremos en la lucha a Carlos Sainz con Ferrari.

Vía MamenF1eep

Share

  4 Responses to “Hamilton y su posible adiós a la Fórmula 1”

  1. Lo de “agujero negro” espero que no se lo censuren los ofendiditos. jejeje
    Pues nada, si se larga, otro mas que se ha ido. Seguro que estará pensando que si Mercedes se va del campeonato le va a tocar un coche de media parrilla y entonces se le verian las costuras, y eso no es una cosa que le guste mucho al nene.

    • Yo creo que más bien es pantomima para acaparar aún más la atención o quizás alguna táctica para alguna cosa de la trastienda, como puede ser patrocinadores, caché, etc. Pero la realidad es que dudo mucho que se vaya y más el próximo año que sabe seguirá teniendo un coche superior al de los demás y en sus manos hacer historia superando a Michael y siendo el que más mundiales tiene. No se lo creé ni él. Saludos amigo y como siempre gracias.

      • Tienes razón, me adelanté un año con lo de Mercedes y mi cerebro me jugó una mala pasada. jejejeje

        • A ese no lo echa nadie de la Fórmula 1 mientras tenga la más mínima oportunidad de seguir ganando. Si cuando cambien las normas, Mercedes no acierta y se le acaba el dominio, que lo dudo, veremos a ver entonces que pasa. Saludos amigo

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)