Sep 142020
 

Pedía arrestar a policías en un supuesto acto racista

es que la rodilla en tierra, las rastas, los perros, las alfombras rojas cuando las había, la sobreexposición en redes de Lewis, alejan al influencer de su esencia, un sensacional piloto de carreras. Pronto alcanzará las 91 victorias de Michael Schumacher, y en diciembre sus siete títulos. No hay mucho más que añadir al binomio máquina-piloto más exitoso de la historia. Sin embargo, su guerra político racial hizo que en Mugello la marca que le paga o sus patrocinadores, Petronas especialmente, no pudieran lucirse en el podio. En su lugar, una camiseta en la que se leía: “Detengan a los policías que mataron a Breonna Taylor”. Un lema que pone en duda a un país, EEUU, que es, con sus defectos, un estado de derecho. No voy a entrar en el fondo de la desgraciada muerte en marzo de Breonna. Pero sí en las formas reglamentadas por el gran circo. Continue reading »

Share