Feb 072014
 

Las causas son variables, desde el monopolio Red Bull & Sevastian Vettel, pasando por las nuevas incorporaciones de las televisiones de pago

Sebastian+Vettel+Bernie+Ecclestone+F1+Grand+pg_R1MC5NIWl[1]En 2013, la Fórmula 1 ‘perdió’ 50 millones de espectadores acumulados con respecto al año anterior, según un informe publicado por los propietarios de los derechos de la F1. "La pasada temporada nuestra audiencia global fue de 450 millones de espectadores, menos que en 2012", algo que Bernie Ecclestone y la familia del Gran Circo esperaban. "La naturaleza menos competitiva de las carreras finales, estando ya decidido el campeonato para EEUU y Brasil –donde normalmente se obtienen audiencias sustanciales-, provocaron un impacto predecible en los datos. Además de haber un gran premio menos (en 2013)".

Atendiendo a estas cifras y esta explicación, el incontestable dominio de una escudería, como fue el caso de Red Bull, perjudica los intereses económicos del Gran Circo. Esta conclusión, desprendida desde el punto de vista de quien manda en la FOM, contabiliza el ‘daño’ de un campeonato sin emoción, comparándolo con otro que se decidió en los últimos kilómetros de la última carrera.

Para Ecclestone, la ‘dictadura’ con la que Red Bull y Sebastian Vettel gobernaron la segunda mitad de 2013 propició un desasosiego para algunos aficionados. Sin embargo, existen otro tipo de argumentos que ayudan a amortiguar esa caída del 10% y comprender ese descenso desde otro punto de vista. China y Francia enseñan cómo los cambios en las televisiones que emiten el evento afectan a las audiencias más que el ‘aburrimiento’ de Red Bull y Vettel.

En Francia, de 2012 a 2013 la audiencia cayó desde los 27 millones de espectadores hasta los 10 por un cambio en la modalidad: de emisión en abierto a emisión en una cadena de pago, en este caso Canal+. Este puede ser un espejo para España en el caso de que, en un futuro próximo, la F1 desaparezca de una televisión abierta porque la temporada pasada, el país de Fernando Alonso cosechó una audiencia acumulada de 30 millones de espectadores, similar a Francia en 2012.

En China se fueron tantos como los que ven F1 en España

A esos 17 millones de espectadores menos registrados en la nación de Romain Grosjean y Renault, hay que sumar otros 30 que se esfumaron en China con respecto a 2012. El país que alberga un gran premio ininterrumpidamente desde 2004 dejó de retransmitir la Fórmula 1 a través de la cadena pública CCTV para hacerlo en diferentes teleoperadores regionales. De 49 millones de espectadores se cayó a los 19 de la campaña que terminó hace un par de meses.

Entre China y Francia acumulan 47 millones de los 50 de pérdida en total. Entonces, ¿ha afectado tanto el dominio de Vettel y Red Bull? Quizás sí en el país del tetracampeón, Alemania, donde la audiencia cayó de los 34 a los 31 millones, un 10%. Ese mismo porcentaje de caída se registró en Rusia (en 2013 sin Vitaly Petrov) para dar 12 millones acumulados…

Sin embargo, en Brasil, país con más espectadores de F1 en todo el mundo, la variación negativa fue sólo de un 5%. Cifra que coincide con la carrera de menos de 2013 con respecto a 2012: de 20 a 19 (equivalente a un 5%). De este modo, la media ha sido la misma y poco parece haber importado a los brasileños que la segunda mitad del año fuese de color ‘azul energético’. De cara a 2014, tal vez, para bien o para mal, influya más un Felipe Massa fuera de Ferrari.

EEUU crece más que ningún otro país

Otros países que dan un ‘portazo’ al vínculo entre campeonato aburrido y audiencia son Estados Unidos, Inglaterra e Italia, en los que hubo un aumento de telespectadores pese, perdón por la insistencia, contar con una carrera menos. En el país norteamericano el crecimiento fue de un 18%, hasta los 11,4 millones (4% de share) desde la carrera de Albert Park hasta la de Interlagos. En Italia son prácticamente 36 millones de televidentes acumulados, gracias a la difusión a través de Sky y Rai. Y en Inglaterra el aumento fue de un 2%, hasta los 29 millones que, en algún momento, torcieron su cabeza hacia un televisor con Fórmula 1 durante 2013.

Las gallinas que entran por las que salen. Viendo la fotografía televisiva desde este lado, el razonamiento de la FOM para explicar el descenso de audiencia pierde fuerza, además de no presentar ningún signo de preocupación para el futuro ya que la media de telespectadores en 2012 fue de 25 millones y en 2013 de 23,7. ¿Cuáles hubieran sido las cifras con emoción hasta el final? (O sin el cambio televisivo en Franci y China, sobre todo)

Viendo el vaso medio lleno pese a tener menos espectadores, Bernie Ecclestone no tenía necesidad de establecer puntuación doble en la última carrera.

Vía Elconfidencial.com

Share

  One Response to “La Fórmula 1 pierde 50 millones de espectadores”

  1. No, y como sigan así, menos que van a tener. Con lo del diseño ridículo de este año, el sonido agonizante de los motores, y ese Ecclestone andando por ahí, esto se viene abajo seguro. Lo de las tv de pago ya es otra cosa. Pero esa es la nota definidora de los tiempos que corren: privatizar todo, enrocarse, esconderse, dar portazo a la relación directa, dar esquinazo al humilde, si te vi no me acuerdo, amasar fortunas jodiendo a la gente. Todo por teléfono, todo automatizado, todo de pago. El que no pueda acceder es un paria que no merece ni vivir…. cómo será ver F1.

Leave a Reply to velociraptor Cancel reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)