Abr 222014
 

En Maranello trabajan a marchas forzadas para tener listo el primer gran paquete de evoluciones del nuevo F14 T y acercarse a Mercedes

_alonso2_c1c3d943[1]Habemus Papam ('¡Tenemos Papa!') es el anuncio en latín con que el cardenal protodiácono informa que un nuevo papa ha sido elegido, un anuncio siempre muy esperado y bien recibido, no menos pasa con la Scudería. Fernando Alonso y Ferrari inician las tres semanas más importantes de la temporada. De ahora al 11 de mayo, fecha del Gran Premio de España, los técnicos de la marca deben intentar solucionar buena parte de los problemas que afectan al Ferrari F14 T y dar un salto de calidad que los aficionados y tifosi exigen.

"Esperamos grandes evoluciones para Barcelona", señala Fernando, que quiere seguir por la senda intuída el domingo en China, donde aparecieron las primeras verdaderas mejoras en el coche y con positivo resultado.

 

 

"El coche ha progresado. Teníamos algunas piezas aerodinámicas que nos daban algo más de carga y también conseguimos que el software del ERS funconara mejor y tener un poco más de potencia. Una inyección de moral para el

 

equipo",

 

señaló Alonso, aunque sabe que con eso seguramente no habrá suficiente.

La prueba del algodón

Con la llegada de la Fórmula 1 a Europa muchos dicen que comienza la verdadera temporada. Tradicionalmente es en el Circuit de Barcelona-Catalunya donde todos los equipos estrenan el primer gran 'pack' de evoluciones, que este año por el cambio de reglas seguramente será más amplio y radical que nunca, hasta el punto que entre bastidores se habla en muchos casos de 'un coche nuevo'.

Quizás alguna 'revolución' prevista retrase unos días su estreno, para ser probada con mayor detenimiento en los tres días de test justo tras el Gran Premio en este mismo trazado.

El trazado de Montmeló es considerado 'la prueba del algodón'. Se dice que un coche competitivo aquí lo es en casi todos los circuitos porque la variedad de curvas y su recta larga es una suerte de simbiosis de todas las dificultades que se encuentran los pilotos a lo largo del campeonato.

 

Tras los test invernales y los datos tomados se requiere tiempo para analizarlos y buscar las soluciones idóneas. James Allison, el director técnico de Ferrari, se quedó en Maranello trabajando duramente en el coche, junto al responsable de los motores, Luca Marmorini, cuyo trabajo es ingente. Magneti Marelli, para el software, y Shell, para la gasolina, trabajan codo a codo con él.

Lucha con Red Bull

Alonso y todos los hombres de Ferrari saben que Mercedes conserva su ventaja "y Barcelona es un circuito ideal para Red Bull, con pocas rectas. Podrán sacar partido de su gran aerodinámica, así que será un fin de semana duro para nosotros". El objetivo básico no es solamente acercarse a los Mercedes, sino evitar que Red Bull les supere.

El ejemplo de Red Bull parece el modelo a seguir. Los austríacos han pasado rápidamente de un coche ridículo en la pretemporada a uno prácticamente tan competitivo como el Ferrari.

Adrian Newey, el gurú del equipo austríaco, tampoco viajó a China porque desde los test de invierno anunciaron poco más o menos que un RB10 B para la manga española y hay mucho trabajo que hacer. Los austríacos tienen el mejor chasis en pista, lo que les permite compensar las deficiencias de un motor Renault que ha mejorado desde que ingenieros de Red Bull se pusieron a trabajar codo a codo con los de Renault para solucionar los problemas de software con resultado positivo, y tienen previstas nuevas soluciones.

"Nosotros mejoraremos, seguro. Pero los otros no se quedan parados. Si ellos mejoran dos décimas, nosotros deberemos hacerlo en algo más. No es fácil", señala el piloto asturiano.

 

El pasado año Alonso ganó dos grandes premios. Uno fue el de China y el otro el de Barcelona-Catalunya, ante los suyos. Es por eso que muchos de sus seguidores esperan que pueda volver a ganar en casa o al menos sumar un nuevo podio.

Ambos trazados, pese a sus enormes diferencias, tienen un detalle en común: castigan notablemente la rueda delantera izquierda. En el caso del trazado catalán, el gran culpable de esto es el famoso 'curvone' y también la curva conocida como Nissan, completamente ciega y que da entrada a la recta posterior

Vía MundoDeportivo.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)