Jun 302013
 

Un mágico Alonso logra un podio de oro en el triunfo de Rosberg y con un cero de Vettel

47[1] (2)Qué carrera. Estas son de las que hacen afición e historia y muy a pesar de los serios problemas con los neumáticos, en los que afortunadamente no hemos tenido que lamentar nada serio. Gran problema para Pirelli y sin apenas tiempo, ya que Alemania está a la vuelta de la esquina y ya veremos cómo se resuelve este enigma. Olvidando la parte oscura, ha sido una carrera para no pestañear desde principio a fin y en la que por fin la suerte parece nivelarse. Los milagros, en la F1, existen. Y cuando se trata de Fernando Alonso los milagros no sólo existen sino que son posibles. El asturiano ha acabado en tercer lugar en el GP de Silverstone en una prueba en la que Vettel ha abandonado y que ha terminado con Rosberg en lo más alto. Hamilton, Massa, Vergne y Pérez vieron estallar sus neumáticos.

Por otro lado, lo que tampoco podemos olvidar es que es obvio el mal funcionamiento de Ferrari en las últimas carreras, por lo tanto estos también tienen que ponerse las pilas en el poco tiempo que tienen, porque los milagros no se repiten tan frecuentemente. O espabilan o en Alemania vamos a sufrir de nuevo y no podemos estar siempre tirando de la magia de Fernando.

Por lo demás, ni con la bola de cristal más fiable del mundo se podría haber adivinado lo que ha sucedido durante el GP de Gran Bretaña. Porque si dicen antes del apagado del semáforo que va a pasar todo lo que ha terminado por pasar en Silverstone pocos se lo habrían creído. Nico Rosberg se ha hecho con la victoria en una carrera con dos 'safety car', cuatro estallidos de neumáticos, con un abandono de Vettel y con un Alonso en el podio.

Pero así ha sido, así ha pasado y así se lo hemos contado. Esta es la máxima categoría  del motor, esto es la "Fórmula 1 en estado puro". Y aquí todo es posible. Y cuanto más difícil parece que es, más cómodo parece que se siente el asturiano de Ferrari. Un Ferrari que no ha tenido ni mucho menos su mejor fin de semana, que no ha tenido ritmo ni en los Libres ni en clasificación, pero un Ferrari que en manos del asturiano, que sabe tapar bien dichos defectos y quien ha llevado al Cavallino hasta el tercer puesto, increíblemente una vez más gracias a su talento y su conducción impecable.

Un podio que no ha sido nada fácil conseguir por parte de Fernando, no solo porque partía en novena posición. Además no sabemos si por algún motivo especifico o no, el caso es que hoy ha hecho una de sus peores salidas, perdiendo incluso varias posiciones. Una vez ha ido remontando adelantamiento tras adelantamiento y superando todas las dificultades y cuando parecía ya todo hecho, sale por segunda vez el Safety Card. En esta ocasión no le beneficio precisamente y Fernando se vio nuevamente en el medio del pelotón, teniendo que apretar en un final de carrera apoteósico, con un ritmo imparable, haciendo adelantamientos estratosféricos, a cual mejor y a todo esto sin quitar ojo del retrovisor, porque detrás venia Hamilton pisándole los talones. Aún así, tuvo tiempo de esquivar por centímetros a Sergio cuando justo delante de sus narices, el McLaren de Pérez reventaba también su neumático trasero izquierdo.

Una oportunidad de oro para Fernando este podio, dado que su más inmediato rival Sebastian Vettel tuvo que abandonar cuando iba primero, al parecer por un problema mecánico que le dejó sin caja de cambios a falta de diez vueltas para el final de carrera, lo que permitió a Rosberg ganar la misma. Gran carrera de Nico quien antes del abandono de Vettel tampoco se rendía y estuvo todo el tiempo presionando a su compatriota, no dejando hacer la carrera típica de Sebastian a la que nos tiene acostumbrado, escapándose sin más, en esta ocasión no pudo relajarse en ningún momento hasta el fallecimiento del motor del Red Bull.

Ellos dicen que no les ha servido de mucho los famosos test ilegales, pero lo que sí está claro es que Mercedes ha dado un paso de gigante desde entonces y nada más lejos de la realidad ver como antes sufrían y se iban apagando al paso de las vueltas y ahora sucede todo lo contrario. Empiezan a convertirse en una seria amenaza para los aspirantes al título, no solo por la gran carrera de Nico, no podemos olvidar también el carrerón de Lewis Hamilton, quien fue el primero de todos en tener el reventón en su neumático trasero izquierdo y perdiendo con ello toda opción de podio. Un Hamilton que estaba ante su público y teniendo ese extra que tienen todos los pilotos que corren en casa, además de su gran talento, termino cuarto y pisándole los talones a Fernando Alonso quien supo aguantar bien sus embestidas e impidió que Lewis y su Mercedes acabaran en el podio, aunque no por ello podemos quitar merito al Inglés.

Otra gran carrera ha sido la de Mark Webber quien ha hecho también una remontada extraordinaria, escalando hasta la segunda plaza pese a un incidente que tenía en la salida. Desde luego, hay que reconocer que la carrera a la que hemos asistido en Silverstone ha sido una auténtica delicia, con continuos cambios de guión, que han hecho de este Gran Premio toda una incógnita hasta la última vuelta, pues las tres posiciones de podio han sido peleadas hasta la última curva.

Pese a todo, los grandes protagonistas de la carrera no han sido los pilotos, sino los problemas con los neumáticos, que por alguna razón se han ido cortando en la pista británica, provocando múltiples estallidos, que han afectado a casi todas las escuadras. El primero de ellos afectaba al líder de la prueba Lewis Hamilton, que veía cómo todas sus opciones de victoria se esfumaban cayendo hasta el final de la parrilla. Lo peor de todo es que, a partir de la vuelta ocho, se han sucedido toda suerte de éstos, que han obligado a dirección de carrera a sacar el safety car en la vuelta 16 para retirar todos los restos que iban quedando en el trazado. De hecho, tras el británico se han producido los estallidos de Massa (vuelta 10), Vergne (vuelta 15) y Pérez (vuelta 46).

Y la cosa no queda ahí, pues los neumáticos de Vettel tenían también un corte que a punto ha estado de dejarlo fuera de la carrera en los primeros compases. Todos los equipos han sido muy cautos con sus pilotos, señalándoles que desconocían la causa del problema, pero que tuvieran cuidado con los arcenes, por si uno de ellos fuera el causante de los cortes y, más tarde, del estallido posterior. Lo cierto, es que la imagen de Pirelli ha vuelto a quedar muy maltrecha. Y quizás la marca italiana sólo está pagando el pato de haber tenido que realizar unas gomas de tan rápida degradación para generar más espectáculo. A pesar de los problemas de seguridad, lo que está claro es que la carrera ha sido un auténtico placer, llena de adelantamientos, de cambios de guión por los abandonos, así como de interés estratégico -sobre todo, al final de la prueba.

En menos de unas horas y una vez finalicemos con todo el trabajo de la crónica de este Gran Premio, nos ponemos manos a la obra para abrir el previo de la carrera de Alemania en el circuito de Nurburgring, que se celebrará el próximo domingo. Señores, el espectáculo continúa y esto se pone al rojo vivo, por lo que si pestañean se lo van a perder, ya que esto es…"La fórmula 1 en estado puro".

En breve el resto de información, rueda de prensa, entrevista de los protagonistas, fotos, vídeos y toda la actualidad desde el circuito Inglés de Silverstone.

Un saludo y gracias por estar ahí.

Mamenf1.

47[1] (2)

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)