Mar 272015
 

La hipótesis del bloqueo en la dirección fue confirmada por Alonso

Motor Racing - Formula One World Championship - Malaysian Grand Prix - Preparations - Sepang, MalaysiaYa lo comentamos en su día, que en el diario Marca tuvieron la suerte de estar a pie de pista para ver y fotografiar el accidente de Fernando Alonso en los Test de Montmeló. Es por ello, por lo que sacaron sus propias conclusiones, que a la postre ha sido la versión real. El piloto ha venido a poner fin a las explicaciones que se barajaron a toda prisa tras su accidente. En rueda de prensa, sin cortarse, habló claro de algo que se intuía desde el primer minuto, pero que inexplicablemente nadie quería creer.

 

Lo más sorprendente de esta historia no ha sido la causa del accidente, que parecía evidente desde la tarde del domingo 22, sino toda la porquería que se ha hablado en torno a él. Es cierto que las contradictorias informaciones dadas inmediatamente después del accidente se prestaban a ello, y que McLaren tampoco aportó luz, sino todo lo contrario. Pero la sensación que queda es que muchos parecían preferir que hubiera sido Fernando el que se desmayara en el coche antes del impacto contra el muro.

Eso se constata en el ambiente de cierta prensa, que parece querer pasar factura al español por hablar como lo hace, sin paños calientes. Fernando en su trayectoria deportiva se ha caracterizado por decir lo que pensaba, fuera a favor, o en contra del equipo: que cada palo aguante su vela. En esta ocasión no iba a ser menos. No tenía por qué cargar con la pesada losa de que se dejara en el aire si le dio o no un vahído antes del accidente.

Más fácil, y en McLaren les hubiera encantado, haber dicho que no se acordaba de nada, pero en Malasia, en la misma sala de prensa donde en 2003 gastaba bromas a Schumacher tras su primera pole, Alonso fue una vez más él mismo y dejó a todos callados.

A partir de ese momento, el pupitre de MARCA en Sepang se convirtió en centro de peregrinación de bastante prensa internacional a la búsqueda de la explicación del accidente. Esas fotos en las que se veía el ángulo de dirección. Sabían de ellas, pero hasta el jueves no parecían tener valor.

No es un desprestigio que se averíe la dirección. El coche puede tener los sensores que quiera, pero al final el que lo conduce es el piloto, y si la dirección se bloquea, se bloquea.

 

A la vista ha quedado que los ingenieros no lo tienen todo en sus ordenadores, a veces hay que ir a la pista a ver la realidad que se les escapa tras las pantallas. Está claro que todo no está tras la pantalla. Eso se lo pueden preguntar a Verstappen, que se fue con Tost en Montmeló a ver 'in situ' cómo rodaba Sainz.

Vía Marca.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)