• sáb. May 18th, 2024

El tiempo de reacción de Fernando sigue siendo objeto de análisis en la web oficial de la F1 / Vídeo

Uno de los más veloces del año, para un piloto de 42 años. El más rápido fue uno de Bottas en Austria 2017, con 0,201 milésimas

ImagenLejos de relajarse por el descenso en el potencial de su coche, Fernando Alonso no se relaja e intenta exprimir al máximo cada posibilidad de inicio a fin en las carreras. La salida de Suzuka, en la que adelanto a cuatro rivales, dones en la primera recta y dos en la primera curva, sigue siendo objeto de análisis en la web oficial de la F1, sobre todo por el espectacular tiempo de reacción del asturiano.

Fernando sólo invirtió 0.27 segundos, es decir, menos de tres centésimas, en ver cómo se apagaban los cinco semáforos (desde nada menos que la posición 10 de la parrilla), acabar de solar el embrague (que está pulsado a media aún en la maneta) y pisar a fondo para que el coche se pusiera en movimiento. Para un piloto de 42 años, el que David Coulthard acusaba en Singapui de «mayor», no está nada mal. Es una de las mejores de la temporada y se compara con la más rápida que se ha medido en la historia de la categoría, la de Valtteri Bottas (Mercedes) en el GP de Austria 2017, quien tardó sólo 0.201 segundos en ponerse en acción.

Hay que recordar que por debajo de 0.20, la FIA considera que se trata de una ‘jump start’ (salida falsa), pues estima que es imposible reaccionar al estímulo visual y poner en marcha el coche en menos de ese tiempo. Fernando estuvo al límite, y fue una de las razones para progresar del décimo al sextos en las dos aceleraciones iniciales, separadas sólo por la frenada de la curva 1.

El 0-100 en 2,72 segundos

El vídeo prosigue y señala el momento en el que logra poner su AMR23 a 100 km/h, para lo que invierte sólo 2.73 segundos desde el primer instante. Y también el momento del 0-200 km/h. Este hito llega en el segundo 5.20 de carrera, pero ¡después de frenar el la primera curva! y mientras adelantaba a Checo Pérez y Lewis Hamilton, que se quedaban en el exterior. La secuencia es casi hipnótica por los detalles que contiene.

Vía Marca.com

Advertisement
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *