May 062021
 

Mercedes teme las altas temperaturas de Barcelona y Red Bull enciende el debate por las sanciones en los límites de la pista

El mejor Hamilton, ese capaz de adelantar a Bottas y Verstappen para ganar a lo grande en Portugal, puede desmoralizar a sus rivales en la Fórmula 1. El Gran Circo llega a Barcelona y nadie echa de menos las exhibiciones individuales del británico, quien hace unos meses venció en Montmeló con medio minuto de renta sobre el segundo. No obstante, el intenso duelo Mercedes-Red Bull amenaza con desequilibrarse en favor de los primeros, como sucedió en el pasado cuando Vettel y Ferrari se acercaron seriamente a Brackley. A una vuelta, ‘Mad Max’ tiene mucho que decir en 2021. Pero en carrera, ‘Sir Lewis’ es cada vez más fuerte.

En Bahréin, siete veces campeón se impuso por estrategia. En Ímola, remontó tras un error hasta el segundo puesto con un monoplaza dañado. En Portimao, sencillamente, sobrepasó a sus dos contrincantes en la pista obviando las viejas excusas que adormecen la competición, porque sus neumáticos no se dañan cuando presiona al máximo. Andrew Shovlin, director de ingeniería de Mercedes, reconoce: “Lewis es muy bueno adelantando, sabe generar esa situación. Pero no lo busca una vuelta tras otra, sino que lo intenta cuando tiene la oportunidad. Parece que sus ruedas no se sobrecalientan, pero la clave está en que evitar los deslizamientos y mantener las gomas en una temperatura correcta”.

Para el GP de España de este fin de semana, el ingeniero expone dudas: “Tenemos varias preocupaciones, puede hacer mucho calor y es un asfalto muy agresivo que hará sufrir a los neumáticos. Venimos de dos circuitos fríos pero Barcelona es algo más como Bahréin a la hora de sobrecalentar. Y Sakhir en concreto no fue un buen lugar para nosotros”. Se ponen en lo peor porque no están acostumbrados a correr acompañados, aunque “ganar así sabe mejor”. Toto Wolff, al frente de la escudería, “no hubiera esperado dos poles y dos victorias en tres carreras”.

A vueltas con los ‘track limits’

En la otra acera, Red Bull se ve fuerte para responder en una “carrera de desarrollos” durante 2021 que puede comprometer sus aspiraciones en 2022, cuando cambian las reglas técnicas del deporte. “El mayor ganador con todo esto es la F1 si seguimos así durante 23 carreras”, opina Christian Horner, jefe del equipo y optimista: “Tenemos que estar a nuestro mejor nivel en cada apartado para batir a un equipo como Mercedes. Pero hemos hecho un buen trabajo donde hace un año acabamos a medio minuto”.

La rivalidad es sana, hasta ahora, pero amenaza con enturbiarse por culpa de los llamados ‘track limits’, las sanciones o quejas de los comisarios por pisar fuera de la trazada en curvas determinadas. “Cuando vas al límite, los márgenes son muy pequeños. El debate de los límites de pista es un poco frustrante, ha sido duro sobre nosotros con una victoria en Bahréin (Max debió devolver la posición a Hamilton tras pasarle por fuera), la pole en Portugal y una vuelta rápida en la carrera”, dice Horner, quien protesta: “Norris pasó a Checo por fuera de la pista, otra inconsistencia de los ‘track limits’. No vimos que nadie más tuviera penalizaciones como las tuvo Max”. Cuando la FIA ha intervenido en este aspecto, siempre ha sido en la misma dirección.

Vía As.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)