Abr 212015
 

Otra victoria más en el casillero de Mercedes y Lewis Hamilton, aunque con sufrimiento

image1.img.640.medium[10]Los fuegos artificiales y la arena en los ojos de los pilotos fueron el sello que cerraba la velada en la noche en Bahréin. Noche con final esperado, aunque con un proceso poco habitual dado el pánico que recorría Mercedes por la rotura de frenos en la última vuelta, aunque eso no les alejó de un doble resultado en el podio con un espectacular Kimi Raikkonen en medio.

No será una carrera recordada a lo largo de la historia, pero la de ayer fue la mejor carrera de la temporada –probablemente- a nivel de competencia y espectáculo mixtos sobre el trazado de Sakhir.

Aunque ya existe en el haber del Gran Circo un Gran Premio nocturno como el del espectacular circuito urbano de Marina Bay (Singapur), qué necesidad hay de poner un segundo. Sobre todo cuando los coches lucen mucho mejor a la luz del Sol resplandeciente y enorme, que se refleja en el desierto de Bahréin, como se ha podido ver en los Libres 1, por ejemplo.

Las apuestas estaban con el campeón del mundo, que no decepcionó finalmente. Pero fue detrás de Lewis Hamilton donde la mayoría de la acción ocurrió en la carrera.

LA FIA

Hay que reconocer –como cuando se equivocan- que la cúpula de la Fórmula 1 se ha portado bien este fin de semana. Ha sabido dirigir las pocas acciones dudosas del fin de semana con excelencia, y sin precipitar decisiones extra de seguridad extrema adicional.

Casualidad o no, la gente considera que ha sido la mejor carrera del año incluso siendo la más llana y aburrida en cuanto a estrategia con los conservadores neumáticos Pirelli.

EL RENDIMIENTO

Los tres españoles de la parrilla no han podido despegar del todo esta temporada. Aún, porque como Fernando Alonso se hartó de decir en pre-temporada, #LoMejorEstáPorLlegar. Y es que la próxima prueba es en suelo español, y las mejoras plagarán la parrilla. Y en el caso de los españoles, no hay mucho que perder.

No hay mucho que perder porque Carlos Sainz Jr –el mejor español en cuanto a resultados, al menos- tiene un motor Renault que le traiciona día sí, y día también, y que no deja de eclipsar el potencial que el madrileño tiene y que puede demostrar en su año de rookie. Hoy, por segunda vez consecutiva, la fiabilidad del Toro Rosso no le ha permitido conseguir el resultado esperado.

Pero siendo justos ha sido más un fallo de fiabilidad humana, dado que probablemente Carlos tuvo que abandonar por una tuerca mal ajustada. No se sabe qué ocurrió exactamente, solo que el español dijo que notó algo mal en el tren trasero del auto y sintió que tenía que ponerle fin a su carrera, después de cumplir la sanción de 5 segundos por ir demasiado lento en las vueltas de formación de parrilla.

No hay mucho que perder, dado que Alonso tiene un ambicioso proyecto con McLaren Honda que peor no puede estar, así que de ahora hasta el fin de año solo pueden llegar mejoras, y ese proyecto empezará a mejorar trascendentalmente el próximo GP en Barcelona. Ni hablar en Mónaco, donde el motor tiene menos importancia que en otros circuitos. 

El asturiano rozó la zona de puntos con un meritorio 11º puesto en la clasificación final. Meritorio porque más allá de la tabla de tiempos, el bicampeón del mundo pudo desdoblarse de Kimi Raikkonen después de que el finés -2º hoy- le estuviera frenando. Signos de mejoría en el coche de Woking, más allá de que las gomas frescas le pudieran ayudar.

"Sensaciones mezcladas por el buen resultado de hoy pero mal por la baja de Jenson y por todo el equipo. Pero hoy fuimos competitivos y las próximas carreras serán interesantes para nosotros", decía Alonso.

No hay mucho que perder, ya que el Manor de Roberto Merhi está muy perdido por los circuitos de Fórmula 1. Y no tanto como el de Will Stevens. Al salir del coche en la conclusión de las 57 vueltas hoy, el piloto castellonense estaba muy enfadado con el equipo.

Obviamente sin culparles ni señalar a nadie, es obvio que el auto número 98 tiene algunas carencias en relación al de Stevens. Básicamente porque Merhi le ha hecho un traje a Stevens en todas las carreras que han coincidido antes de la F1, y de repente, el británico es infinitamente más rápido.

Hasta 44 segundos le ha sacado Will a Teto en Sakhir hoy. Los neumáticos se degradan espectacularmente rápido –confirmaba Merhi en zona mixta- incluso cuidándolos y la tracción era imposible de lograr hoy, lo cual evidencia el mal comportamiento del coche.

Fuera de los pilotos ibéricos, la batalla en Mercedes parece estar mucho más desequilibrada que en 2014, dado que Hamilton suma cuatro Poles, dos vueltas rápidas y cuatro podios (tres victorias y un segundo puesto) en las primeras cuatro pruebas del año. Nueve victorias en las últimas 11 carreras para el vigente campeón del mundo, que hoy no ha cometido errores y se ha llevado la ostentosa copa de Bahréin como si fuera fácil el tema.

Hamilton pasa la barrera de 2.000 vueltas lideradas y 10.000km en cabeza, pero le falta liderar 479 vueltas más para igualar la marca de Sebastian Vettel. Y 3.106 más para llegar a Michael Schumacher.

Lewis, además, dice estar enamorado de su coche. Aunque ahora es tiempo de relajarse e irse a la playa con Nico Rosberg, decía el inglés, después de desvelar que uno de sus secretos para salir tan concentrado a parrilla es inundarse en música. Rito cada vez más típico en todos los pilotos.

Rosberg, por otra parte, ha tenido problemas de estrategia con el equipo y ha tenido que mostrar su cara más inteligente y competitiva y pudo lograr adelantar a Sebastian Vettel hasta en tres ocasiones para hacerse su hueco en el podio. 

También se tiró muy bien desde atrás a Raikkonen, aunque el finés le devolvió el adelantamiento por un problema grave en los frenos del Mercedes. También los tuvo Hamilton, y como en la última vuelta pensó que se quedaba fuera, su celebración fue de real satisfacción y alegría, a diferencia de algunas pasadas…

Nico perdió el segundo cajón del podio eventualmente, y el jefe de Mercedes –Toto Wolff-, aseguró que si la carrera hubiera durado una vuelta más solamente, la victoria hubiera sido para Raikkonen, alegando a dichos problemas de frenos. La prueba de que esa salida en la curva uno no fue un error del alemán es que no bloquea neumáticos al pasarse de frenada.

Hoy se vivió una situación relativamente similar al incidente de los pilotos de Mercedes la pasada semana en China. La acción no pasó a más, por mucho de que Jenson Button así lo incitara vía Twitter en momento real.

"¡Oh! ¿Así que Lewis (Hamilton) está frenando a su compañero de equipo (Nico Rosberg) y permite a (Sebastian) Vettel acercarse? #ViejaHistoria #PorQuéNo".

 

Kimi, por su parte, hizo una de esas carreras que caracterizan al finlandés: estar en un segundo plano trabajando las gomas y atacar al final de carrera. La diferencia por vuelta a la que Kimi se comía a los Mercedes era de vértigo y hoy se mostró como el Ferrari dará guerra este año. Y mucha. Lo único que le falló a Iceman este fin de semana fue el micrófono en las entrevistas en el podio.

Este es, pues, el podio nº 78 en la carrera de Raikkonen, pero no conocía el sabor del champán (hoy en Bahréin champán no, porque el alcohol no lo permite la religión musulmana) desde el GP de Corea 2013. O lo que es lo mismo, hace 560 días. Una eternidad.

También Kimi se ha colocado en la segunda posición histórica de vueltas rápidas, empatando a 41 con el 'profesor' Alain Prost. Le resta todavía un tramo hasta llegar a las 77 de Michael Schumacher sin embargo.

Y, ¿qué pensará el campeón del mundo de 2007 sobre su gran resultado? "Terminar segundo es un poco decepcionante". Bueno, típico Kimi en su 7º podio en las 10 carreras que ha disputado en Bahréin, circuito en el que curiosamente nunca ha ganado.

Vettel no tuvo tanta suerte hoy, dado que después de poder mantener un gran ritmo todo el fin de semana, ha sumado algunos errores hoy en pista, dado que el alemán buscaba su límite oliendo la victoria.

En uno de dichos incidentes, Vettel salió de pista y rozó la gravilla, con lo que rompió su alerón delantero y tuvo que parar una vuelta después de haber hecho su parada en boxes. Eso, naturalmente, le hundió hasta la quinta posición, de la que ya no pudo pasar.

No pudo pasar por una buena carrera de Valtteri Bottas. Bottas, que ya ha superado los problemas de espalda cree que hoy ha sacado el "máximo resultado hoy con el coche que teníamos".  Así que poco más que agregar para el de Williams con su 4º posición.

Felipe Massa, por su parte, no pudo aprovechar su posición en parrilla, dado que al calar el coche en la vuelta previa se vio obligado a salir desde el Pit Lane. El paulista logró una meritoria última posición en la zona de puntos, aunque no estaba demasiado satisfecho. Hasta pesimista hablaba Massa: "No ha sido una buena carrera, he tenido muchos problemas". 

Los Red Bull mostraron algunos puntos de mejoría, aunque siguen mermados por el motor Renault. De hecho, el de Daniel Ricciardo dijo ‘basta’ a escasos 300-400 metros de la línea de meta, lo que permitió sumar al aussie, aunque quizá es unidad de potencia no puede volver a usarse, aunque tampoco lo sabía el ex HRT: "No sé si he perdido otro motor, aunque no tenía buena pinta. Al menos pude cruzar la línea. Veremos qué pasa".

Daniil Kvyat, en el otro lado del box, pudo redimirse de una pésima calificación y remontó en toda una complicada parrilla de la 17º plaza hasta la 9º. Así que como dice el jefe del equipo, Christian Horner, ese resultado "fue el máximo hoy".

Los hermanos pequeños de la escudería austríaca, Toro Rosso, corrieron peor suerte ayer en Bahréin, dado que ambos pilotos abandonaron por problemas fuera de su alcance, y no tiene buena pinta para los dos novatos el aspecto de la fiabilidad. Aunque siguen siendo rápidos y consistentes.

Poco resta agregar sobre Lotus y Force India. La verdad es que ambos equipos están recuperándose de un paupérrimo 2014 más paulatinamente de lo que habrían deseado, y siendo sinceros, de lo que esperaban.

En puntos ambos hoy con una remarcable estrategia de Checo Pérez, yendo a una parada menos que el resto de rivales, como también remarcaba su ex compañero de equipo y rival, Button en su Twitter personal. Es increíble, aparte, la mala suerte que Pastor Maldonado acumula en este 2015. Cuesta creer sus 4 abandonos en 4 carreras, y todos con poca culpa del venezolano.

Hablando de Button y su Twitter, el campeón del mundo de 2009 se dedicó a twittear en directo dado que no pudo ni salir a probar el trazado de Sakhir hoy por un problema en el ERS, que le llevaba mermando todo el fin de semana. El peor del año para él.

Finalmente, los Sauber tuvieron ayer la carrera más sobria del año para el conjunto de Hinwiil con ambos coches fuera de la zona de puntos. Falta de potencia –que no velocidad punta- junto con una mala salida de Felipe Nasr y un tremendo error del equipo en boxes para Marcus Ericsson, son las razones para explicar el resultado final.

En tres semanas (8-10/5) la Fórmula 1 aterriza en suelo europeo, en suelo español. Será una carrera clave para todos los equipos, dado que en Barcelona siempre se marca una antes y un después en la temporada. ¿Podrá Mercedes mantener esta distancia? ¿Les alcanzará Ferrari? ¿Habrá algún tercer actor inesperado?

Vía Cdthef1.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)