Oct 082020
 

Así es el circuito

El actual Nurburgring no tiene nada que ver con el antiguo. Tanto, que las más de cien curvas que tenía antaño se han visto reducidas a únicamente quince. Antes de la primera comenzamos la vuelta lanzada por la recta de meta, a fondo y en la más alta velocidad. Aquí el coche alcanza unos 300 km/h a final de recta, convirtiéndose la frenada en un punto importante para poder adelantar.

Comenzamos por la recta de meta

A fondo y en la más alta velocidad. Aquí el coche alcanza unos 300 km/h a final de recta, convirtiéndose la frenada en un punto importante para poder adelantar.

La primera curva

Forma junto a la segunda la zona de Castrol S, remodelada tras las últimas obras de 2002, convirtiéndose en una especie de chicane lenta. No es una chicane como tal, sino la sucesión de dos curvas muy continuadas. La primera, la curva 1, a derechas, y la dos a izquierdas. Para la primera curva se reduce desde más de 300 km/h frenando mucho, de tal forma que al pasar por el ápice (2’33 G de fuerza lateral) la velocidad baja de 80 km/h en primera.

Curva 2

A izquierdas, a través de la cual se pasa a unos 135 km/h en tercera y controlando el freno y acelerador para no salirse de la curva y con cuidado del sobreviraje. Es una cuesta que parece amplia, y al poco de pasarla, llega la curva 3, un poco más cerrada y también a izquierdas. Es la zona Mercedes. Es más lenta, y se frena hasta los 95 km/h en segunda marcha para trazarla. Se hace en bajada y los pilotos sufren aquí 2’34 G de fuerza lateral.

La curva 3.

Es rápida, a más de 150 km/h en tercera, y se aprovecha al máximo la escapatoria de la izquierda para salir con velocidad a la amplia recta que sigue. Antes de acabar esta recta se encuentra el punto que parará el cronómetro para el primer punto intermedio y determinará el tiempo del sector 1.
Es una amplia recta a pesar de la cual no se superan los 275 km/h antes de empezar la frenada a izquierdas para la curva 5. Se va frenando a lo largo de la curva, en bajada, que nos conduce a la curva Ford.

Curva 6

A derechas y que se traza a 125 km/h en tercera, sufriendo los pilotos 3’3 G de fuerza lateral. Es una clara zona en bajada y se acelera a fondo nada más salir de la curva por la zona izquierda para una zona en la que se acelera al máximo. En esta parte del circuito hay un ligero giro a izquierdas, pero es tan leve que no se considera curva.

Curva 7

Al final de esa ‘recta’, los pilotos han alcanzado los 290 km/h, pero hay que reducir mucho para la curva Dunlop (7). Para esta curva se baja hasta los 90 km/h. Se trata de un giro cerrado, lento, a derechas.
Sigue siendo en bajada, aunque a la mitad de la recta siguiente el terreno se eleva suavemente.

Curva S ” Schumacher “

Se acelera a tope llegando a la primera curva de la S de Schumacher (la 8) a unos 260 km/h. No se toca el freno y se busca rápidamente la segunda curva, la 9. El coche supera los 280 km/h y se sigue acelerando a fondo hasta encontrarnos con la curva 10, la Kumho. El ápice de esta curva se pasa a poco más de 150 km/h en tercera velocidad, a izquierdas.

Curva 11

Poco más adelante nos encontramos con la curva 11, también llamada Bit Kurve. Aquí puede apreciarse nuevamente un ligero descenso, a derechas, trazándolo a unos 165 km/h. Nada más salir de Bit Kurve, donde los pilotos tienen que soportar 3’3 G de fuerza lateral, aparece el punto que marca el segundo sector. Se continúa acelerando a fondo a lo largo de la recta en bajada, subiendo marchas y velocidad. Llega la curva 12, que más bien es un pequeño desvío en el cual no se toca el freno y se sigue acelerando a tope para buscar la chicane de las penúltimas curvas.

Curvas 13 y 14

Antes de llegar a la chicane los pilotos superan los 300 km/h. Es una zona en subida. La chicane NGK está formada por las curvas 13 y 14. Es una parte lenta, la primera curva a izquierdas y la segunda a derechas. Se apura al máximo el piano de la curva 13 para encarar con seguridad la 14. Para trazar la primera curva de las dos se ha reducido hasta 95 km/h, y no se toca el freno hasta que el coche no está bien cuadrado en la segunda parte de la chicane, donde aprovechamos saliendo por la izquierda para la aceleración.

Ultimo tramo

Se acelera a fondo pero cuando aún no se han superado los 330 km/h llega la última curva, la 15, la curva Coca-Cola. Es a derecha, no muy cerrada. Se frena hasta 130 km/h y ya en la mitad de la curva comenzamos a acelerar para empezar rápidamente a subir la velocidad a lo largo de la última recta, que, obviamente, es también la primera, finalizando así la vuelta.

Vía Arpem.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)