Jun 092019
 

Tras el topetazo de Giovinazzi a Albon

Si alguien dudaba de la importancia y validez del Halo en los monoplazas, Romain Grosjean ha protagonizado hoy un ejemplo más.

En la salida del Gran Premio de Canadá, el topetazo de Giovionazzi a Albon ha provocado que saltaran por los aires varios trozos de fibra de carbono del alerón delantero del Toro Rosso, y varios de ellos fueron a parar justo al Haas del piloto galo, afortunadamente, enganchados entre el Halo y la cabina.

Romain tuvo la sangre fría de retirarlos con su mano, pese a estar bien enganchados, y así poder ver y seguir en carrera, todo ello mientras pilotaba en la comprometida salida del gran premio.


Vía Marca.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)