• sáb. Mar 2nd, 2024

La Gazzetta’ adelanta el acuerdo para el cambio de reglas de 2026. El futuro de Alonso más allá de 2024 aún no está claro: decidirá el piloto

Formula 1 on Twitter: "BREAKING: Aston Martin 🤝 Honda From 2026 @AstonMartinF1 will adopt a Honda F1 Power Unit https://t.co/xC0bjLRs8J" / TwitterHonda seguirá en la Fórmula 1 más allá de 2025, cuando termina su acuerdo técnico con Red Bull, y será de la mano de Aston Martin. La escudería del empresario Lawrence Stroll (padre del piloto Lance) se desvinculará así de su socio hasta ahora, Mercedes, para dejar de ser un equipo cliente y convertirse en uno de fábrica junto al gigante japonés. Esto sucederá en 2026, así que no está claro cómo afectará a Alonso. El bicampeón tiene un contrato plurianual y se cuenta con él hasta 2024 incluido, aunque estará en sus manos seguir más temporadas en función de la competitividad del proyecto y la suya propia (él es el juez más exigente). En 2026 tendrá 44 años, aunque vistos sus cuatro podios en cinco carreras este año, y las ilusionantes posibilidades del AMR23, ya nada es descartable cuando se habla de la longevidad de Fernando. En cualquier caso, el asturiano ya ha manifestado su interés por seguir vinculado al equipo a largo plazo, aunque sea fuera del coche.

En 2026, la Fórmula 1 afronta un cambio en la construcción de las unidades de potencia. Se elimina el MGU-H y se combinará la potencia del motor de combustión (50%) y el eléctrico MGU-K (50%) en busca de los 1.000 CV. El combustible será sostenible. Esta reglamentación contará con la participación como fabricantes de motores de Ferrari, Mercedes, Alpine (Renault), Red Bull-Ford, Audi y también Honda. Igualmente, Cadillac ha mostrado su interés por entrar en la Fórmula 1 como suministrador de Andretti, de concretarse el proyecto norteamericano.

La vinculación con Honda alterará, inevitablemente, la estructura de Aston Martin Racing. Hasta ahora opera como una escudería cliente que adquiere de Mercedes el motor, la caja de cambios y la suspensión trasera. Son tres piezas perfectamente ensambladas que componen un tren trasero muy competitivo, al nivel de los campeones del mundo desde 2014 hasta 2021. Es una sociedad similar a la de Haas y Ferrari; o Alpha Tauri y Red Bull, porque Alfa Romeo solo recurre a Ferrari para el motor y diseña todo lo demás en su planta de Hinwil.

A partir de 2026, la casa de Silverstone tendrá que diseñar y desarrollar sus propias piezas en esa área del coche, aunque con una clara ventaja: Honda fabricará los motores a medida (como hizo con Red Bull). Además, Aston Martin está a punto de inaugurar su nueva y ambiciosa sede con instalaciones de vanguardia. La inversión es acorde a los planes que tienen para el futuro.

Honda es una referencia

No hay razones para esperar un ‘descalabro’ a la altura de McLaren Honda entre 2015 y 2017, los nipones son una referencia en la construcción de unidades de potencia desde hace tiempo. Entonces, con Alonso al volante, la escudería de Woking nunca supo integrar bien las tecnologías que llegaban de Japón, la fiabilidad fue un lastre en los primeros años del proyecto y la comunicación entre las dos partes no llegó a funcionar. Honda se unió a Red Bull a partir de 2019 con otra filosofía. Hoy no se puede decir que haya diferencias importantes de rendimiento entre los cuatro fabricantes de motores. Ferrari es el más fuerte, aunque no tan fiable; con Honda y Mercedes a la par. Renault está por detrás y tampoco destaca por su durabilidad. Pero en el banco de potencia, los números son similares.

Vía As.com

Advertisement
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *