Jun 202013
 

El equipo alemán basa su defensa en no organizar el test de Montmeló y se sienten víctimas respecto a Ferrari

1371742854_124445_1371742973_noticia_grande[1]La F-1 ha vivido hoy inmersa en un guión de exitosa película norteamericana de abogados. París ha reunido al Tribunal Internacional de la FIA para escuchar los alegatos de defensa de Mercedes y Pirelli en el caso del 'Pirelligate', el test privado que realizaron en Montmeló el 15, 16 y 17 de mayo, así como la argumentación del propio órgano regulador de la Federación Internacional. Y como todo buen thriller que que se precie los giros en la trama empezaron desde el principio. Desde la inesperada llegada de Christian Horner, jefe de Red Bull, hasta el suspense de retrasar la decisión a mañana.

El primero en comparecer Mercedes, representado por Ross Brawn y Paul Harris… y empezaron fuerte al culpar exclusivamente a Pirelli del test. El meollo del asunto es el artículo 22.1 del Reglamento Deportivo y ahí basa Mercedes su defensa. El artículo estipula: "Un entrenamiento en pista se debe considerar a cualquier rodaje en pista que no forma parte de un evento y que es asumido por un competidor que participa en el campeonato, usando los monoplazas que se adapten al Reglamento Técnico actual de la F-1 además de aquellos al año anterior y posterior". Y ante eso, la marca de Brackley argumenta: "Estos entrenamientos no fueron organizados por Mercedes, es irrefutable que eran unos test de Pirelli. Este hecho es confirmado por Pirelli. Todos los presentes aquel día han dado anónimamente la misma información de qué es lo que estaba pasando, de quién lo estaba organizando y de quién era el responsable. Es innegable que el test fue organizado por Pirelli".

Tras una exposición inicial tan contundente, Mercedes, en boca de Paul Harris, continuó defendiendo su inocencia: "Creo que actuamos de buena fe pero si se nos considera culpables nos disculparemos ante los equipos rivales. No escondimos la prueba. Reconocemos que no es aconsejable ocultar la identidad de nuestros pilotos pero no hemos hecho nada malo. ¿Por qué estamos aquí? Porque Charlie Whithing nos dio su aprobación en nombre de la FIA. Si nos hubiese dicho que no, no habríamos participado en dichas pruebas. Hicimos todo lo posible para obtener la aprobación de la FIA y creemos que la obtuvimos". Exposición perfectamente perpetrada y organizada que topó de forma brusca con el corte del Presidente del Tribunal, Edwin Glasgow: "Charlie Whiting en ningún momento les dio autorización para utilizar el monoplaza de esta temporada en el test de 1000 kilómetros con Pirelli". Seco y brusco.

Ante eso, Mercedes aclaró: "Si hemos hecho algo mal no tendremos problemas en disculparnos pero quiero dejar claro que solo el equipo Mercedes está involucrado en esto y, en ningún caso, sus pilotos". Tras ese momento de duda, Harris volvió al ataque: "Nuestra opinión es que, si nuestra interpretación del Artículo 22 es incorrecta y resulta que hemos disfrutado de rodaje en pista, entonces Ferrari también habría cometido una infracción; la FIA tiene un doble rasero. Ellos rodaron con su monoplaza en la pista, y se podría discutir que su coche siguiera la normativa. El que Ferrari usase el de 2011 no significa que ese coche no estuviera acorde con el reglamento de 2012 o de 2013".

Descanso, corrillos y comentarios variopintos antes de que Pirelli tomara la palabra tras una recesión. Y si alguien pensaba que sería relajado, todo lo contrario. Comienzo potente de Dominique Dumas, abogado de la suministradora italiana de neumáticos al dejar muy claro que ellos no deberían ser… juzgados por el Tribunal de la FIA ni, por supuesto, sancionados ya que su competencia se circunscribe a materias y estatutos deportivos, pero no jurisdiccionales o con poder sancionador contra personas que no han aceptado cumplir con el reglamento: "Pirelli no puede entender la acción disciplinaria. No somos un competidor que está bajo la normativa de la FIA. Pirelli sólo está actuando con los derechos permitidos por la FIA. Ferrari y Red Bull han confirmado que no tienen quejas contra Pirelli, y también es imposible entender el procedimiento. Las afirmaciones son infundadas, ya que se ha reconocido que Pirelli no ha violado el reglamento".

Y para enredar aún más todo, Dumas reiteró: "El test se le ofreció a todos los equipos en marzo de 2012 y que dicha sesión seguía siendo válida para el siguiente año". Para terminar, afirmó categórico: "Pirelli, en su contrato con la FIA, no tiene restricciones de ningún tipo en relación al coche que pueden usar en sus test". Partes escuchadas y muchas dudas que se quedaron en alguna menos si nos atenemos a las palabras del abogado de la FIA, Mark Howard, justo antes de concluir la vista: "Los test en España con un coche de la temporada actual contravienen el Reglamento Deportivo. El test ayudó a Mercedes a ganar una ventaja injusta". Hoy, la resolución.

Vía As.com

Share

  2 Responses to “Mercedes acusa a la FIA de estar a favor de Ferrari / Relato del juicio”

  1. hahahahahahahahaahahahahahahahahahaha esta gente definitivamente se le safo un tornillo! si claro, ahora la excusa es que la FIA esta a favor de Ferrari, sobre todo!! -.-

    por dios!! en que cabeza cabe!! como va a decir semejante idiotez!
    si claro, la fia beneficia a ferrari…: Checo Perez obliga a comerse la chicane a Fernando y quien es el que paga el F138 nro3 -.- Red Bull esta lleno de ilegalidades como se noto en Canada que dice la FIA? Nada perjudicado??? Fernando Alonso y Ferrari directos rivales por el titulo.

    y mejor ni hablar de los años anteriores -.- …

    Que poca verguenza tienen aquellos que tienen cola que le pisen!… Amigo No se acerque a la candela si tiene rabo e paja que se puede quemar!! asi dicen en mi ciudad!!

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)