Abr 012019
 

Los principales medios de comunicación destacan que la falta de fiabilidad del SF90 es inaceptable si se quiere luchar por ganar el Mundial de F1

Inaceptable y decepción. Estas son las dos palabras que se repiten, una y otra vez en los principales medios de comunicación de Italia, para describir la actuación de Ferrari en el Gran Premio de Bahréin 2019. 

Tras lograr un brillante doblete en la clasificación y comandar con relativa facilidad gran parte de la prueba en Sakhir, un trompo de Sebastian Vettel en la curva 4 tras ser adelantado por Lewis Hamilton y un problema en el cilindro del motor de combustión de Charles Leclerc a pocas vueltas del final, aupó a Hamilton y Valtteri Bottas hasta los dos primeros cajones del podio en la costa este del golfo Pérsico.

Un fatídico resultado, que unido a la hecatombe de la Scuderia en el Gran Premio de Australia 2019, donde en ninguna fase de la carrera Vettel y Leclerc pudieron luchar contra Mercedes y Red Bull, ha hecho encender la alarma naranja en la fábrica de Maranello, porque 18 y 39 son los puntos que separan al Cavallino Rampante de las flechas plateadas en el Mundial de Fórmula 1 2019.

‘La Gazzetta Dello Sport’: “La pantalla “motor” en el volante, una carrera dominada que se convierte en una pesadilla a once vueltas del final. El resultado del Gran Premio de Bahréin es contundente, ya que Charles Leclerc ya anticipaba su primera victoria en su carrera con Ferrari y, en cambio, fue superado por el habitual e indomable Lewis Hamilton. El motor SF90 traicionó al monegasco que tenía la carrera en la mano y en Sakhir Mercedes se llevó la segunda victoria de 2019, esta vez con Hamilton después del triunfo de Bottas en Australia”.

‘Il Messaggero’: “Un fallo en el motor detiene el viaje de Leclerc, forzado a dejar pasar a diez vueltas del final a Lewis Hamilton que gana el Gran Premio de Bahréin. Bottas también ocupó el segundo lugar, mientras que el coche de seguridad salvó al joven piloto de Ferrari que al menos logró terminar tercero, salvándose a sí mismo de la devolución de Verstappen. Para Leclerc, es el primer podio en la Fórmula 1 después de la primera pole position que ganó ayer, pero la decepción es igualmente grande, no aliviada por el punto extra que se obtiene gracias a la vuelta rápida en la carrera. Quinto lugar para Sebastian Vettel, también víctima de la desgracia debido a la pérdida del alerón delantero que lo obligó a una cuarta parada en los boxes”

‘Corriere della Sera’: “Once vueltas de agonía para cancelar una obra maestra. Para ir al psicólogo, el grito ahogado de Charles Leclerc cuando le dicen que el motor ha perdido potencia debido a un problema con el sistema de recuperación de energía de la unidad eléctrica dice mucho más que el resultado. El Mercedes ganó una carrera que dominaba el monegasco y se habría llevado a casa a dar un paseo sin esa sarna. Perdió el Ferrari, incapaz de resolver por completo los problemas de fiabilidad que ya le habían afectado este invierno”.

‘Il Giornale’: Después de la fantástica primera pole position ganada a Sebastian Vettel y Lewis Hamilton, Charles Leclerc no pudo repetir en la carrera de Bahrein debido a problemas con el motor. El francés de 21 años fue muy bueno y lideró la carrera hasta la vuelta 49 cuando, debido a algunos problemas no especificados, comenzó a perder velocidad con Hamilton y Bottas, que lo superaron cuando aún faltaban ocho vueltas. Leclerc, con mala suerte, tuvo suerte, dado que en la vuelta 55 tanto Ricciardo como Hulkenberg se retiraron, lo que favoreció la entrada del coche de seguridad en la pista, frenando a un Max Verstappen desatado que seguramente habría volado al tercer cajón del podio”.

‘La Repubblica’: “Golpe muy duro para el joven piloto de Ferrari, al que adelantaron dos pilotos a los que ni siquiera veía en sus espejos. El coche de seguridad fue un golpe de suerte en algo que podría haberse convertido en una tragedia. La carrera de hoy, sin embargo, nos da un Ferrari muy competitivo: no es sorprendente que la vuelta rápida, que este año vale un punto, se la haya llevado Leclerc. Un coche competitivo, pero obviamente frágil”.

‘La Stampa’: “La pole position, los adelantamientos a su compañero de equipo y luego una burla: Charles Leclerc debe posponer la cita con la victoria porque su motor en las últimas diez vueltas tuvo una rabieta y lo obligó a reducir la velocidad. La decepción para Ferrari, que comenzó con los dos pilotos en la primera fila, fue grande. El Gran Premio de Bahréin termina con otro doble de Mercedes. Lewis Hamilton precediendo a Valtteri Bottas, quien sigue siendo el líder del campeonato por sólo un punto gracias a la vuelta más rápida lograda en Australia”

Vía As.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)