• mié. Abr 17th, 2024

Fernando a Aston Martin; «No estéis decepcionados, esto es magia, no pude empujar mas fuerte» / Vídeos

¿Quién se hubiera imaginado esto hace dos meses? 

Un Alonso imperial rozó la pole 23 más que en los 10 últimos años. Vertappen tuvo que tocar el muro dos veces para evitarlo.

Fernando Alonso rozó como nunca la pole número 23 de su carrera deportiva en Mónaco, de la que le separaron apenas 80 milésimas, que se las tuvo que inventar Max Verstappen, con el coche más dominante de la F1 moderna, tocando dos veces el muro y tirando de tres vueltas en la Q3, algo inusual. «Estoy empujando como un animal», dijo tras la Q2. «Ya lo veo, tio», fue la respuesta de su ingeniero.

En la radio se oyó al Alonso más sentido tras quedarse al borde de hacer historia. «80 milésimas, Fernando, 80», le decía su ingeniero. «Sí, no había más en el coche, no se podía hacer nada más. No estemos decepcionados, esto es magia», decía Fernando, que compartirá primera fila con el bicampeón del mundo. Las celebraciones en Aston Martin eran propias de un gol en la final de Champions, hasta ese arreón final de Max que sacó los mismos gestos de los suyos, algo poco usual.

«Recordad, hace dos meses ni hubiéramos pensado esto, sois muy grandes chicos», insistía Alonso, recordando el milagro verde que atraviesa Aston Martin en esta F1. De séptimos a segundos, a luchar por poles ni más ni menos que en Mónaco, y quién sabe si por la victoria mañana.

«La pole era genial en Mónaco, pero Max ha sido algo más rápido, mis dos vueltas en Q3 han sido por encima del límite a veces pero ese último sector hay que analizarlo», reconocía Fernando al bajarse del coche. «Hemos estado muy cerca, en todo caso creo que la primera fila es algo muy grande y este último sector ha sido decisivo, ha sido nuestro punto débil todo el fin de semana, pero a ver qué podemos hacer mañana con la estrategia, qué pasa con el tiempo, pero intentaremos ganar».

Son apenas 114 metros entre la línea de salida y la primera curva. «Muy corto recorrido, pero hemos salido bien toda la temporada mientras que Max es algo más inconsistente y quizás mañana lo haga mal y yo lo logre, pero no es momento de arriesgar y comprometer la carrera». En los últimos siete años ha ganado más el que sale segundo que el primero «pero creo que no habrá muchas oportunidades, tendremos que estar concentrados, acertar con paradas y estrategias y si hay una oportunidad, aprovecharla». Ha ganado desde la pole 15 veces el primero en 18 años.

«Espero una carrera tranquila, aunque pueda parecer lo contrario, con sus riesgos de lluvia que solo favorece a los que están fuera de posición, pero no a los tres primeros. Yo creo que si no tiene problemas Max, a lo más que aspiramos es a ser segundos, pero la carrera es larga, exigente con mecánica y pilotos, puede tener algún problema que nos facilite la victoria, quizás un ‘pit stop’, un coche de seguridad… lo que hay que hacer es ver la bandera a cuadros y si podemos ganar, ganar, pero sin errores», cierrra.

Vía Marca.com

Advertisement
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *