• sáb. Jul 20th, 2024

Pulso épico de Fernando Alonso y Max Verstappen por la pole en Mónaco / Vídeos

Fernando obligó a exprimirse al holandés quien  supero a Alonso por 0.084 y le birla una pole demencial

ImagenHay quien quiere que se elimine el GP de Mónaco del calendario, pero la Clasificación de este Gran Premio, la más difícil, tensa y exigente de cuantas hay en la F1, es sin duda la mejor carrera cada año. Fernando Alonso ha estado a punto de batir el récord de tiempo entre dos poles para el mismo piloto, 10 años y 10 meses, pero sólo un inspiradísimo Verstappen, en un último sector en el que le recuperó tres décimas de un plumazo, ha podido evitarlo. Son sólo 0.084 el tiempo que ha separado al poleman del asturiano, un suspiro, que se dice en las crónicas deportivas clásicas.

Fernando saldrá segundo en una pista en la que sólo 114 metros separan la posición del primero de la primera curva, la mítica St. Devote, Salvo una clavada en la salida o la lluvia, que podría aparecer, Max tiene bastante sencillo conservar el primer puesto en el tramo inicial de carrera. Y eso en Montecarlo ya es tener mucho ganado. Podrá marcar el ritmo a su antojo, sin desgastar las gomas, parar todo lo tarde que quiera para no entrar en tráfico y poder regresar en cabeza de la única parada. Las opciones para la 33 son limitadas, pero estando segundo sólo tiene que fallar uno para llevársela y nadie está libre en este circuito de sufrir un percance.

El coche saltaba en la curva final

Alonso perdió la pole en las dos últimas curvas, las de Anthony Noghes, donde su AMR23 ha estado saltarín desde los Libres 1 del viernes. No conseguía salir enfilado con tracción en ese punto y rebuscó toda la mañana en los reglajes para conseguir un mejor giro de su coche en esa zona. El Red Bull se traga los pianos como si no existieran y sólo esa virtud del coche de Verstappen le permitió salir victorioso. «Voy empujando como un animal», llegó a decir Fernando por la radio en pleno fregado. consciente de que se la estaba jugando en cada curva. Un recital de pilotaje y de ganas de ganar, como pocos se ven en el deporte con 41 años.

Lo importante es que está luchando de tú a tú con el mejor piloto de la actualidad con diferencia, que que rompió la racha de Hamilton con un coche más lento en 2021 y al que Alonso admira como a quizá ningún otro. Con un coche peor (sólo hay que mirar a Stroll) las distancias han sido pírricas y Fernando puede estar realmente orgulloso. Su aspecto, empapado en sudor, ilustraba el desgaste que había tenido por el esfuerzo y la tensión. únicos a lo largo del Mundial en un sábado.

 

Vía Marca.com

Advertisement
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *