• mar. May 28th, 2024

Aston Martin protesta el resultado de la clasificación por el accidente de Sainz ¿Será la venganza por la sanción de Fernando?

El duelo entre Ferrari y Aston Martin se prolonga a los despachos tras la batalla entre Carlos y Fernando en pista

El formidable duelo que tuvieron Carlos Sainz y Fernando Alonso en pista, que se saldó mal para ambos ya que cedieron la opción de podio y además le cayó sanción al asturiano, tiene visos de prolongarse en el tiempo y ahora salta a los despachos con un rápido movimiento de Aston Martin.

No es la primera vez que los de Silverstone tiran del comodín de Andy Stevenson, director deportivo y auténtico cerebro en lo reglamentario, capaz de levantar sanciones el año pasado a Fernando, como la famosa del gato durante un ‘pit stop’ que casi le cuesta un podio al asturiano en Arabia Saudí.

Los británicos han reclamado a la FIA que Carlos, séptimo en parrilla, no podía continuar participando en la clasificación después de causar la bandera roja por su accidente.

El artículo 39.6 establece que «un piloto que se detiene en pista en clasificación no puede seguir compitiendo». Y Dirección de carrera declaró a Sainz como coche detenido en pista, al parecer durante un minuto, en su momento, antes de que Carlos pudiera seguir compitiendo por sus propios medios. Que haya apagado el motor y luego arrancado (sin motor de arranque, complicado), deberá ser demostrado.

La cuestión es si un coche que ha podido reanudar la marcha se puede considerar como un coche detenido a efectos prácticos y a esto se agarrará presumiblemente Ferrrari en su defensa ante la FIA, que además contará con todos los datos técnicos y telemétricos. De hecho, la norma trata de evitar que los pilotos reciban asistencia de los comisarios o vehículos de recuperación para regresar a la sesión bajo una bandera roja, pero nada dice de qué ocurre si piloto sigue por sus propios medios. Como siempre, la letra contra el espíritu de la norma.

Sainz, que resbaló con la gravilla en la última curva del trazado, fue capaz de llegar a boxes, donde repuso el alerón delantero que había perdido al irse contra la barrera, lo que le permitió continuar en la Q2 y hacer un meritorio tercer mejor tiempo en su primer y único intento, aunque en la ronda definitiva (Q3) bajó al séptimo puesto.

De ser sancionado, Sainz caería hasta la décima posición de la parrilla en vez de la séptima. O si le quitan también los de la Q2, que fue cuando se produjo el accidente, podría ascender Lance Stroll a esa décima plaza, ya que finalizó 11º y no entró en Q3 por los pelos.

Vía Marca.com
Foto @F1

 

Advertisement
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *