• lun. Jun 17th, 2024

Un cambio en el reglamento aprobado por la FIA da la razón a las exigencias del asturiano a su escudería

ImagenAston Martin se ha convertido en la gran sorpresa del «Gran Circo» gracias a su fulgurante arranque de temporada y Fernando Alonso ha superado con creces todas las expectativas. Fernando Alonso no se subía a un podio desde el 21 de noviembre de 2021 cuando acabó tercero en el Gran Premio de Qatar. En este arranque de temporada ya lleva tres. Un espectacular comienzo acorde con los objetivos del asturiano que desde el primer momento va a por todas. Por eso, aunque el AMR23 ha sido la sorpresa de la temporada por su fiabilidad, el español lanzó una petición a su equipo que fue rechazada de inmediato. Ahora la FIA, ha escuchado sus exigencias.

Nada más comenzar su andadura junto el piloto se llevaba el primer palo en su flamante escudería. Según adelantaba ‘The Objective’, había realizado una importante petición tanto a Aston Martin como a Mercedes, ya que está relacionado con el motor. Una petición que habría sido rechazada, al menos de inicio.La exigencia del asturiano al equipo fue la de disponer desde un principio no de los tres motores asignados por coche, sino de cuatro.

Hasta 2018 la Fórmula 1 permitía el uso de hasta cinco motores por coche y temporada, pero desde ese año se limitan a tres. En caso de que los tres asignados se rompan o pierdan eficacia siempre podrá montarse alguno más. El problema es que el piloto que use alguno extra, perderá entre cinco y quince plazas en parrilla conforme al número de piezas que sustituya. El asturiano ya ha echado cuentas, y sabe que va a ser muy difícil ejecutar la temporada completa con solo tres propulsores y está dispuesto a asumir las sanciones. La respuesta de Aston Martin ha sido una negativa rotunda.

Evitar los fallos de Alpine

El miedo de Fernando Alonso no era otro que volver a repetir la dolorosa temporada con Alpine y que el motor pueda volver a dejarlo tirado en momentos clave. la pasada temporada, a Alpine le fue de manera similar a Ferrari en la última temporada. Al igual que Maranello, el equipo nacional de carreras de Francia pagó por el desarrollo agresivo del motor durante el invierno. En Alpine, los defectos en la unidad de potencia y su entorno provocaron numerosos fallos y Fernando Alonso fue golpeado con especial frecuencia. Hasta 6 abandonos en 22 grandes premios tuvo que sufrir el asturiano.

Sin estos fallos, Alpine se habría asegurado el cuarto lugar en el Campeonato Mundial por Equipos mucho antes.

Ahora, las suplicas de Fernando Alonso han sido escuchadas por la FIA. Ayer, en En la reunión de la Comisión de la F1 antes de Bakú, además de aprobar el «nuevo» formato al sprint, también se aprobaron cambios para los motores.

Así, se se llegó a un acuerdo para aumentar el número de elementos del motor de combustión interna (ICE), turbocompresor (TC), MGU-H y MGU-K para 2023 de tres (3) a cuatro (4). Esos cambios se han realizado para evitar que el aumento de estrés de las unidades de potencia durante los fines de semana con formato al sprint provoquen más penalizaciones en la parrilla de salida de los grandes premios.

El asturiano, finalmente, se ha salido con la suya.

Vía larazon.es

Advertisement
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *