Nov 302013
 

Ross Brawn se va de Mercedes y algunos suspiran por contratarlo

1385729569_extras_noticia_foton_7_1[1]Ross Brawn vuelve a ser un agente libre en el mercado de la Fórmula 1. Uno de los ingenieros más prestigiosos y laureados de la historia, tan hábil en la estrategia de carrera como en la interpretación del reglamento técnico, anunció que deja la dirección de Mercedes, tras cuatro años, con un destino incierto.

Un tipo genial anda suelto y no pasó ni un minuto desde el anuncio a primera hora de la mañana, a que se le vinculara directamente con Ferrari, el equipo en el que formó junto a Michael Schumacher un binomio tan exitoso como el de Christian Horner y Sebastian Vettel en la actualidad.

El rumor de su adiós era constante desde hace meses y se le ha vinculado a Williams e incluso con algún cargo en la FIA junto a su ex jefe Jean Todt, si bien el propio Brawn no ha soltado prenda. Su contrato finaliza el 31 de diciembre.

Como amigo de Stefano Domenicali, jefe del equipo Ferrari, se les vio muchas veces esta temporada compartir charla en los paddocks de varios circuitos como el de Singapur, cuando compartieron copa de vino Ross -una de sus grandes pasiones- y un refresco Stefano, durante un largo rato. Esto animó la especulación de un posible retorno a Maranello, de donde salió a finales de 2006 junto a Schumacher, de quien fuera uno de los grandes artífices de la era de oro moderna de Ferrari.

Ferrari: "Nada de nada"
"No hay nada de nada. Estamos contentos con nuestra actual estructura, es la que hemos elegido y con la que vamos a seguir adelante en la próxima temporada", aseguraba a MARCA un portavoz de la Scuderia. Maranello era el centro de todas las miradas y los teléfonos echaban humo. Ferrari se encuentra reclutando gente clave en el paddock para diferentes departamentos, como ha reconocido Fernando Alonso en la última entrevista en la BBC, y Brawn desde luego es una de las caras más conocidas. El vínculo es lógico y nunca se puede decir nunca en Fórmula 1, pero si ha habido conversaciones más o menos serias parece secreto de sumario.

Ferrari ha apostado por James Allison para comandar el departamento técnico (autor intelectual del Lotus) y por el trabajo en la sombra de un viejo conocido de Brawn, Rory Byrne, semiretirado pero consultor del monoplaza de 2014. Brawn, por el momento, no parece encajar.

"Tenemos nuevos ingenieros, nuevos diseñadores que vienen de otros equipos, grandes nombres, como el del nuevo director técnico James Allison y otra gente clave de la F1, y ahora necesitamos cumplir, lo sentimos todos en la fábrica", asegura Fernando, al que le une una buena relación con el ingeniero atómico inglés, que le considera el mejor.

Entre otras cosas le intentó convencer para fichar por su equipo, Brawn GP, edificado sobre las cenizas de Honda, pero Fernando tenía la vista puesta en Ferrari. Luego sí convenció a Schumacher para que reapareciera en Mercedes, edificada a su vez sobre Brawn GP.

McLaren 2015
Brawn, que cumplirá 60 años el año que viene, ya pasó un año sabático en 2007, pero mientras pescaba -otra de sus grandes pasiones- ideaba el regreso a Honda. Ahora que el motorizador japonés regresa en 2015 a McLaren, hay mucho ruido en las Islas con la posible llegada de Ross a Woking, donde también le tiran los tejos a Fernando una semana sí y otra también para que se lo piense si no lo ve claro en Ferrari. En Mercedes Toto Wolff y Paddy Lowe se quedan al frente.

Vía Marca.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)