May 302021
 

La FIA estudiará el implantar la norma de otras categorías, donde al ‘poleman’ virtual se le quita su mejor tiempo si tiene un accidente

ImagenLFIA estudia revisar la normativa de la bandera roja durante la clasificación, para que el causante del incidente, sea o no intencionado, vea cómo se le quita de forma automática el mejor tiempo si tiene el registro que otorga la pole provisional, algo que eliminaría de forma radical las suspicacias sobre la intencionalidad o no de la acción, que cierra la sesión de forma anticipada.

“La FIA, la Fórmula 1 y los equipos vamos a estudiar las opciones, como cada vez que surge algún tema así. Sí, conozco la regla de IndyCar, que también es una regla en varias otras series internacionales y campeonatos nacionales de la FIA en todo el mundo”, ha afirmado Michael Masi, director de carrera de la FIA en la F1, sobre el asunto polémico del pasado sábado en Mónaco.

Se refiere a las normativas de otras competiciones internacionales, como la Indycar (artículo 8.3.4), la Fórmula E (artículo 33.5). o la IMSA (40.2.5), que básicamente establecen que si el piloto que tiene el primer tiempo se ve envuelto en una bandera roja puede perder su mejor o sus dos mejores tiempos de ese tramo de la clasificación. En el caso de Leclerc, hubiera sido llevado a la décima posición de la parrilla de forma automática. “Lo examinaremos y, junto con todas las partes interesadas, determinaremos si es adecuado o no”, avisa Masi sobre el posible cambio de norma.

Tres casos recientes en Mónaco

Son ya varias veces en las que el detentor de la pole en Mónaco, causa (intencionadamente o no) una acción en los últimos instantes que impide a sus oponentes poder rebajar el mejor tiempo. Michael Schumacher fue el primero (en la Rascasse en 2006) que forzó banderas amarillas al aparcar su coche en la zona de entrada a boxes, lo que no dejó mejorar a sus rivales. En este caso, la investigación posterior de los comisarios devino en la sanción del alemán a salir en la última plaza de la parrilla.

En 2016 fue Nico Rosberg el que se fue largo en la escapatoria de la bajada del Mirabeau, tras haber logrado el mejor tiempo en el primer intento de la Q3 y cuando Lewis Hamilton llegaba mejorando sus registros. En aquella ocasión se entendió como un simple error que le permitió conservar la pole , que acabó en victoria el domingo.

El último es el reciente caso de Charles Leclerc en la clasificación de la semana pasada, cuando su error le llevó a tocar la barrera en la salida de la piscina, provocando el rebota contra la parte contraria, lo que originó la bandera roja cuando faltaban 15 segundos para el final de la sesión. La maniobra causó una sarta de exabruptos verbales por parte de Max Verstappen, uno de lo que llegaba por detrás con opciones de mejorar sus tiempo. De hecho, cuando iba a entrar en el túnel de esa última vuelta, estaba mejorando .Eso sí, los datos del Ferrari fueron escrutados con minuciosidad y no se detectó nada anormal en la conducción del monegasco, con lo que su pole fue legal a todas luces.

Verdegay, completamente contrario

El comisario de la FIA que en su día tuco que decidir sobre el asunto de Schumacher en Mónaco 2006 fue Joaquín Verdegay, quien consultado por MARCA muestra su total oposición a implantar una medida de este tipo. “Hoy en día hay herramientas de telemetría e imágenes para verificar si una acción es intencionada o no y me parece que imponer una penalización para todos los casos es matar moscas a cañonazos. Es presuponer que los pilotos son todos antideportivos, cuando es todo lo contrario, un gran campeón lo es porque respeta las normas y no se puede presuponer que las están infringiendo. Leclerc ya se llevó un daño suficiente el sábado y luego el domingo como para haberle impuesto la sanción añadida de quitarle el tiempo. Me parece bien hablar y estudiarlo, pero no me parece correcto objetivizar cualquier accidente, soy partidario de subjetiviarlos caso por caso”, asegura.

Lo que sí propone Verdegay es endurecer las sanciones que demuestren que alguien se ha estrellado de forma intencionada. “Si eso sucede y se puede demostrar, la sanción debe ser lo suficientemente severa para que a ninguno se le pase por la cabeza”, propone el que fuera vicepresidente de la Federación Española de Automovilismo.

Wolff, favorable a examinarlo

El CEO de Mercedes AMG F1, Toto Wolff, ha respaldado a Masi, sugiriendo que no se trata de cuestionar si las acciones de un piloto han sido deliberadas o no: “Es una regla inteligente que evitaría confusiones. De ninguna manera creo que Charles Leclerc pusiera su coche en la pared, porque había demasiado en juego. Pero sería un buen incentivo asegurarse de que toda la polémica que provoca esta situación esté fuera de discusión. De esta forma nadie podría dudar”, afirma, de forma contraria a Verdegay.

Leclerc y su accidente fortuito en Baku 2019, que era su primer intento en Q3

Bakú, próxima parada

Lo curioso es que el calendario actual tiene a Bakú, otro circuito urbano, como siguiente cita del Mundial. La famosa curva 8 en zigzag, en la calle Aziz Aliyev, que asciende a la muralla de la ciudad vieja y que tiene 7,6 metros de anchura máxima. Y allí, un lugar en el que ya se estrelló Leclerc en 2019 de forma fortuita, pues era su primer intento y se quedó sin la pole, podría volver a sucederle a cualquier otro piloto en situación ventajosa. Conociendo lo detallistas que son los actuales pilotos a la hora de preparar cada circunstancia, no es raro que alguien no esté pensando en hacer algo parecido, viendo que reporta más ventajas que perjuicios.

Vía Marca.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)