Ene 042014
 

El médico alemán le atendió en su accidente de moto en Cartagena en 2009

JBc4mWtSCcAAHz0f[1]ohannes Peil, el médico alemán que atendió a Michael Schumacher en el accidente sufrido mientras practicaba motociclismo en 2009 en Cartagena (España), afirma que la mitad derecha de su cerebro quedó dañado entonces y que sus secuelas afectan al conjunto del riego cerebral: "La arteria izquierda se quebró. Y solo hay dos arterias, que se encargan del riego al cerebelo", apunta el doctor, también director de la clínica deportiva de Bad Nauheim, en declaraciones publicadas este sábado por Bild.

Peil, que estos días ha visitado a Schumacher en el hospital de Grenoble en el que el heptacampeón está ingresado desde el pasado domingo, le atendió en el que, hasta la grave caída esquiando en los Alpes franceses, había sido el accidente de consecuencias más graves de su vida.

No cree que el accidente de 2009 le perjudique ahora
El cerebelo dirige la motricidad, apunta Bil, sobre todo en lo que se refiere a la capacidad de reacción. El doctor, sin embargo, considera que las secuelas de esa lesión no afectan las posibilidades de Schumacher de recuperación tras el accidente del domingo.

Schumacher, que este viernes cumplió 45 años, se encuentra en coma inducido, en un estado crítico, pero estable. Se le han practicado varias intervenciones para extraerle edemas cerebrales. El equipo médico de Grenoble ha anunciado que no emitirá nuevos partes sobre la situación del expiloto mientras no haya evoluciones relevantes.


La policía francesa interrogó este viernes al hijo de Schumacher, Mick, de 14 años, quien estaba presente cuando el expiloto de Fórmula 1 sufrió el accidente de esquí, informaron medios franceses. Los agentes interrogaron a otras dos personas del entorno directo del expiloto en el hospital de Grenoble.

Esas fuentes afirmaban también que la familia entregó a los investigadores la cámara de tipo deportivo que llevaba Schumacher en el casco cuando se estrelló contra unas rocas fuera de las pistas de la estación de Méribel, en los Alpes franceses.

La justicia francesa ha abierto una investigación para determinar las circunstancias del siniestro y establecer si pueden derivarse responsabilidades, por ejemplo en razón de una eventual señalización deficiente de los límites de las pistas.

La portavoz de Schumacher, Sabine Kehm, se esforzó en subrayar estos días que no esquiaba a gran velocidad cuando se produjo el choque y que se había desviado para auxiliar uno de los miembros del grupo con el que esquiaba que había tenido una caída.

Ver imagen en Twitter

Vía Marca.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)