Jul 072012
 

Alonso doma las aguas de Silverstone y da el "Golpe de líder"

Fernando Alonso regresa a una pole tras conseguir la última en Singapur 2012. El asturiano ha pasado de estar casi fuera de la Q3 en el GP de Gran Bretaña a ser el más rápido cuando había que luchar por la primera plaza de la parrila en Silverstone, y es que el español ha dominado las aguas británicas para superar a Webber y a Schumacher.

Fernando Alonso se ha puesto su traje de agua y ha transformado su Ferrari en un barco para navegar con él hasta la pole del GP de Gran Bretaña. El asturiano ha sido el más rápido en la Q3 de Silverstone gracias a su crono de 1:51.746 y ha superado de esta forma a Mark Webber y a Michael Schumacher, que estarán al acecho en la salida de la pista británica.

Con el corazón en un puño ha tenido Fernando a todos, porque hasta el último momento su batalla acuática con Webber parecía decantarse del lado del australiano. Pero el asturiano es el señor del agua y con una espectacular vuelta en la sesión en la que tenía que hacerla ha hecho inútiles todos los esfuerzos de Mark para arrebatarle lo que tanto ha costado conseguir.

Porque desde Singapur 2010 Alonso no sale desde la primera posición en la parrilla. Y a punto ha estado de ni tan siquiera pelear por poder hacerse con la pole, y es que en la Q2 de Silverstone, en la lluviosa de Q2 de Silversone, el tráfico y la bandera amarilla en el tercer sector provocada por Grosjean casi dejan al asturiano fuera. Pero Fernando es único, y sin poder mejorar en dicho sector ha batido su tiempo para superar el corte.

Un corte complicado de superar en una de las Q2 más largas de toda la historia. Porque el agua caía sobre Silverstone desde antes de la clasificación y arreció con toda su fuerza en la segunda ronda de la clasificación. Imprevisible era la palabra que más podía definir a lo que pasaba cuando un piloto intentaba ya no conducir, sino surfear las olas que se formaban sobre el trazado británico.

Aún así Ferrari se arriesgó y sacó a Fernando a pista con los intermedios cuando todos llevaban ya los de lluvia extrema. Así pasó, imposible marcar un crono válido y cuando se pudo marcar casi se choca contra un muro en una salida de pista. Y eso no valía, y menos valía cuando dirección de carrera sacó a relucir una bandera roja debido a la cantidad de visitas al césped de los pilotos. Una bandera roja que tuvo la carrera parada casi dos horas.

Pero regresó, y en su regresó no estaba Jenson Button, que cayó en la Q1 tras ser incapaz de adaptarse a las condiciones climáticas. El británico de McLaren peleó para no caer, quién nos lo iba a decir, con Nico Rosberg, de Mercedes. El alemán lo pasó horrible en pista en la primera ronda y en la Q2 no pudo más y naufragó, dejando solo a Schumacher en la Q3.

Raikkonen también estaba solo, y estaba solo porque el incidente de Grosjean en la Q2 dejó al galo sin monoplaza para poder luchar por la pole, incapaz de pelear por aquello que tan bien se le da. A Kimi se le dan mejor las carreras largas, y se quedó a más de un segundo y medio del tiempo de Alonso en Q3. Lejos, sí, pero más cerca del asturiano que Hamilton. El otro piloto de McLaren vio a Fernando a tres segundos.

Vía antena3f1.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)