Oct 162019
 

Seidl confirma el cambio de concepto para recortar medio segundo a los grandes ya el año que viene, su próximo objetivo. “No es un riesgo”

ImagenMcLaren tiene un monoplaza sólido en 2019, el MCL34 ha reaccionado a las mejoras desde el principio y los progresos del túnel del viento se han aplicado con éxito en la pista: cuartos en constructores, con margen y con un ritmo por vuelta cada vez más cercano al de Red Bull que permite a Sainz defender el sexto puesto en el Mundial de pilotos. Para el año que viene, el reglamento técnico apenas tiene cambios y hay equipos que harán una simple evolución de su coche actual. En Woking podrían haberse visto tentados de seguir progresando con un diseño que les ha llevado a recuperar el pulso al campeonato, pero no será así: preparan un MCL35 innovador, completamente nuevo con cambios agresivos en sus líneas. El objetivo, recortar medio segundo a Mercedes, Ferrari y Red Bull.

Andreas Seidl, jefe de la escudería, explica el plan del equipo de James Key, director técnico: “No lo llamaría cambio radical, pero con la desventaja que hay con los equipos ‘top’ bajo la misma reglamentación, vamos a intentar dar un paso adelante importante y eso implica que algunos conceptos del coche deben cambiar”. ¿No es un riesgo abandonar un coche que funciona? “Tal y como estamos ahora no es un riesgo, es una oportunidad. Nuestro objetivo está muy claro, queremos dar otro paso y situarnos en un punto intermedio entre donde estamos ahora y donde están los estos tres equipos. Ese sería nuestro próximo gran éxito”. Recortando a la mitad esta desventaja, a medio segundo por vuelta, en circunstancias concretas de carrera podrían llegar a luchar por puestos en el top-4, tanto en clasificación como en parrilla. De hecho, el piloto madrileño ya ha sido tres veces quinto esta temporada a pesar de la diferencia mecánica.

“El ritmo ahora mismo es alentador, estamos en un momento feliz como escudería y viviendo una buena racha, pero debemos asegurarnos de que en 2020 damos ese paso”, justifica. Por las palabras de Carlos Sainz, las primeras impresiones con este MCL35 agresivo son buenas. Los aerodinámicos ya están volcados con este proyecto desde hace semanas testando ideas en el túnel del viento de Toyota en Colonia, que seguirán utilizando hasta que sus instalaciones estén preparadas.

Lo que por ahora no está previsto es llevar a los circuitos piezas de 2020 para que sean probadas en los entrenamientos libres de esta temporada, sobre el MCL34: “Traeremos cosas pequeñas, pero son pensadas para este año”. “Tampoco vemos nada especial que se pueda traer”, reafirma Seidl a AS. Porque cuando se cambian líneas básicas de un monoplaza, como su alerón delantero o la suspensión, tiene un efecto en el comportamiento de todo el coche. No tendría sentido probar pequeñas piezas de un ‘total’ que sigue otro concepto muy diferente. Aunque no desvelan si estas nuevas líneas se inspiran en el modelo Mercedes (con un alerón delantero muy ancho y laterales muy trabajados), el Ferrari (más eficiente al aire y con más velocidad punta)… o son ideas sin precedentes en esta parrilla.

Vía As.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)