May 262016
 

Ascari y Hawkins terminaron en el agua en 1955 y 1965, algo impensable con los guardarraíles de ahora en lugar de aquellas balas de paja

1950[1]El GP de Mónaco ya fue protagonista en el primer Mundial de F1, que se disputó en 1950. Se trataba de un trazado urbano, con variantes respecto al actual, pero que escondía una trampa que hoy día esquivan los pilotos de la parrilla: el mar. Y es que eso de "¡Hombre al agua!" también formó parte del GP en el Principado. Alberto Ascari y Hawkins son los mejores ejemplos.

En 1955, el circuito monegasco regresaba al calendario del Mundial tras una ausencia de cuatro años. El motivo no era otro que el reasfaltado y las obras para garantizar una mejor disputa del GP. Pues bien, aquel domingo 22 de mayo fue especial para Ascari, que terminó con su Lancia en las aguas del puerto. Libraba una batalla con el dúo de Mercedes, Stirling Moss y Juan Manuel Fangio, cuando perdió el control de su coche y cayó al agua. Los submarinistas de la organización acudieron en su auxilio y poco después, el piloto italiano era llevado en camilla a una ambulancia. Pasó la noche en el hospital. El parte de lesiones: la nariz rota. Un susto que fue tristemente premonitorio, pues cuatro días después,Ascari perdía la vida mientras probaba un Ferrari en Monza.

Diez años más tarde, Hawkins emulaba a Ascari y se iba al agua con su Lotus. También él fue rápidamente rescatado por los submarinistas. Unos episodios que hoy día resultan prácticamente descartados en un trazado en el que los guardarraíles han sustituido a las balas de paja de entonces.

Vía As.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)