Oct 102020
 

Pole con dos décimas de renta sobre el británico, pendiente del rércord de Schumacher. Verstappen, tercero, luchará por ganar. Carlos Sainz, 10º

ImagenFrío en Nurburgring para un campeonato para el que siempre era verano, corriendo a lo largo y ancho del globo. El termómetro estornuda 10ºC, los neumáticos no se agarran a un asfalto gélido, los aficionados se abrazan para soportar lo que llaman día soleado en Eifel y los pilotos salen sin referencias a un circuito para valientes. En esas circunstancias nadie debería sorprenderse por que triunfe un vikingo: imponente pole de Valtteri Bottas con el Mercedes, creciendose durante una última vuelta soberbia, y castigo a Lewis Hamilton de esos poco habituales: el finlandés asestó 0.256 segundos a su compañero de equipo. Al poleman de los poleman, al heredero de Senna. Se le cortó el frío de golpe al seis veces campeón, pendiente de igualar al Kaiser ante la hinchada que tanto celebró su legado. Ahí está Valtteri, quién lo diría.

La lucha por el top-3 fue intensa porque, por una vez, había una enorme igualdad. El Red Bull del neerlandés estaba delante, fue la referencia en Q2 y también en el primer intento de la Q3. Verstappen al menos luchará por la victoria porque no hay tantas diferencias en los ritmos de carrera. Además, se plantarán en el domingo a ciegas después de que la niebla cancelase los entrenamientos libres del viernes. Ya ha pasado antes: Mercedes, un grandísimo equipo, tiene problemas cuando se les nubla la vista y pierden el control. Y en Nurburgring puede nublarse mucho, de golpe y sin aviso.

En el catálogo de sorpresas, Charles Leclerc protagonizó la gesta del sábado colando al pobre Ferrari SF1000 en la segunda línea, cuarto. La buena noticia sería que consolidase esa posición, o una mejor, en la carrera, y que demostrase que Maranello va por el buen camino con las evoluciones que no ha dejado de introducir. En este apartado, el de los desarrollos, McLaren genera más dudas: Carlos Sainz saldrá décimo y Lando Norris, octavo. La curiosidad es que el madrileño incorpora el paquete aerodinámico nuevo en su MCL35 y el británico no. A veces las mejoras son peoras. Sainz, de momento, lejos de brillar, aunque si hay condiciones mixtas en las próximas horas, al menos prometerá espectáculo. Los Renault se colaron delante de la casa de Woking y Pérez les separó en el top-10.

Entre los clásicos eliminados, Vettel rozó el corte de la Q3 y saldrá undécimo y Giovinazzi salvó el honor con un 14º puesto con Alfa Romeo cuando se da por hecho que Mick Schumacher le sustituirá el año que viene. Al fondo de la parrilla está su compañero, Kimi Raikkonen, camino de un récord icónico que sí se va a batir: será el piloto con más grandes premios de la historia. A su lado un forastero, Nico Hulkenberg, que sustituirá a un Stroll indispuesto (su equipo dice que no es coronavirus). Se subió al Racing Point sin el más mínimo entrenamiento ni unas vueltas al simulador y lo clasificó último. Al menos su presencia alegrará a los aficionados alemanes y generará cierto ambiente en el gran premio del frío.

Vía As.com

Share

  One Response to “Clasificación Gran Premio de Eifel Fórmula 1 Nürburgring 2020 / Crónica”

  1. ¿Heredero de Senna? ya le gustaría ser el mecanico del padre de Senna. Este tio no le llega a Senna ni a la suela de los zapatos y eso que no soy fan de Ayrton.
    Eso es como comparar al oro con un cascote.

Leave a Reply to Antonio Cancel reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)