• lun. Jun 24th, 2024

Carlos Sainz manda callar a Leclerc / Crónica del Gran Premio de Fórmula 1 Italia circuito de Monza

Tercero inolvidable del español con una hinchada rendida. Verstappen ganó delante de Checo. Pelea memorable de Charles con Carlos. Alonso acabó noveno

ImagenSainz no se llevó el trofeo de vencedor, pero sí se ganó a Ferrari. Y sí ganó, con todas las letras, a Leclerc en su versión más agresiva y desmedida. El madrileño protagonizó una carrera agónica de principio a fin, con un Red Bull siempre en el cogote (o un monegasco, que es igual de molesto o más). Defendió la pole, aguantó al campeón todo lo que se puede (15 vueltas, lo que le duran las ruedas al Cavallino) y mantuvo la concentración en cada frenada de la Primera Variante durante todas las sacudidas de Checo (en una le cazó) y sobre todo Charles. Al final fue tercero, podio merecido esta temporada que le llega tarde, pero le llega. La grada se quedó muda con la agresividad vista entre los dos compañeros de Ferrari. Sin tocarse, eso sí. Recuperaron la respiración para aplaudir a Carlos en el podio por detrás de Verstappen (récord de triunfos consecutivos, diez) y Pérez. Ese SF-23 no merecía más.

La salida de Carlos fue sólida, sin conceder un metro a Max y defendiendo el interior. Se retrasó el procedimiento por avería de Tsunoda en la vuelta de formación. Los ataques iniciales del neerlandés se respondían con defensas de Sainz y ovaciones de la grada. El DRS del RB19 parecía menos efectivo que otras veces, pero el Ferrari aguantaba como podía con una velocidad punta de esas que consume motores. Fue así hasta la 15ª vuelta, ahí el español tuvo la única fisura de una carrera de 9,5: bloqueó en la frenada de la uno y Verstappen se tiró al cuello. No le pasó del todo, tuvo que afianzarlo entre la tres y consolidarlo ya con el interior de la Segunda Variante ganado. A partir de ahí, domingo plácido para el piloto que menos suda de la parrilla. Tenía a los Ferrari controlados, y a un mundo rodaban los Mercedes (Russell 5º, Hamilton 6º) con cierta renta sobre otros rivales habituales (Norris fue octavo y Alonso, noveno).

Al límite con Pérez y Leclerc

Sainz paró en la vuelta 20, Leclerc en la 21; y el monegasco salió a un metro de su compañero. Primer intento. Pérez apretaba en su remontada desde atrás. Se formó un tren de DRS escalofriante en el que se sucedían las ofensivas de unos y otros, con Carlos en debilidad. Leclerc se descolgó el primero, perdió el DRS de su compañero, y así le pasaría Checo al final de la recta. Para entonces Sainz había abierto hueco, pero lo perdió todo con el aire sucio del doblado Magnussen (que tenía ruedas nuevas y un ritmo similar). Así que el segundo Red Bull pasó de ser una sombra en el retrovisor a una amenaza por el segundo puesto. Después de varias, algunas muy duras, y mensajes calientes por radio, Pérez se hizo con Sainz (vuelta 46).

Entonces llegó la guinda. La guindilla picante, mejor dicho. Lástima que Ferrari no supiera jugar en equipo, porque Leclerc apenas apretó a Checo cuando lo tuvo delante pero se guardó las pocas ruedas que tuviera para presionar a Carlos, con todo, por el podio. La agresividad fue brutal, impropia entre compañeros de equipo que no se juegan más que un puesto, arriba o abajo, sin afectar al resultado final. Pero la defensa de Sainz fue monumental. En todas las ocasiones. Charles le llegó a pasar en la Primera Variante, pero se encontró con un cerrojazo de manual en la salida de la tres, por el exterior, para recuperar la tercera plaza de nuevo en la segunda frenada fuerte. Leclerc volvería a tirarse dos veces colándose en la uno. Hubo bloqueos. Qué barbaridad de final. Sainz pedía la hora y Leclerc hacía caso omiso al “sin riesgos” que le mandaron por la radio. Pero el premio estaba ahí, al otro lado de la bandera a cuadros que cruzaron Max y Checo unos segundos antes. Un podio en el que se pueden saltar las lágrimas frente a una hinchada entregada. “¡Carlos! ¡Carlos! ¡Carlos!”. Bengalas en la recta, escudos del Cavallino Rampante. Qué grande es Ferrari, a falta de coche. Y qué piloto tienen.

Vía As.com

Advertisement
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *