Mar 192015
 

El choque con Raikkonen le dejó el alerón tocado y los problemas de entrega de potencia del propulsor Renault hicieron que tuviera las cosas mucho más difíciles

1426639925_089137_1426640061_noticia_grande[1]Mientras corre por la playa de alguna isla del Índico probablemente siga dando vueltas a la cabeza de lo que pudo ser. “Nos pasó de todo”, dijo Carlos Sainz tras la carrera de Albert Park, la primera en su historia en la F-1 y en la que logró sus dos primeros puntos. Cierto. De todo.

Según ha podido saber AS, el madrileño consiguió puntuar pese a un déficit de medio segundo en su monoplaza, que en algunos momentos llegó a ser incluso más. Les contamos la razón. O razones. Primero porque tras el toque con Kimi, el finlandés se quedó parado para esquivar a Vettel, se quedó con el alerón tocado y eso ya le provocó continuar con casi cuatro décimas de desventaja. El alerón dirige el aire sobre los neumáticos y hacia la parte trasera, tal y como lo tenía Sainz se quedó sin diez puntos de aerodinámica y eso se traduce en ese tiempo.

Pero además los problemas de entrega de potencia de la unidad de Renault de su Toro Rosso le penalizaban cada cierto tiempo, más de una vez aceleraba y no respondía el coche y en otras lo hacía de manera descontrolada. Pero hubo más. Tras el coche de seguridad estuvo varias vueltas con el mapa de motor equivocado, en modo ahorro de combustible, y hasta que lo pudo cambiar le pasaron como un avión, Ricciardo, Nasr y Raikkonen. Y el pitstop de más de un minuto. Y ya al final Ericsson le pasó con las gomas más frescas. Todo es pasado, ahora antes de Malaisia, se entrena junto a su preparador físico. Trabajo, trabajo y trabajo…

foton

Vía As.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)