Mar 192015
 

De 2014 a 2015 cero cambios…Bueno sí, algunos pilotos nuevos y otros cambiaron de equipo

1426410631_extras_albumes_0_980[1]Suma y sigue, no hay más. Tres meses de dura pretemporada rezando que alguien fuera capaz de recortar al menos una parte de la ventaja que mostraban los chicos de Mercedes pero no hay manera, ha sido imposible. Visto lo ocurrido este fin de semana me temo que volveremos a tener un calco del campeonato del año pasado.

Qué le voy a hacer, disfruto más viendo carreras disputadas que contemplando una apisonadora implacable y no lo digo  porque sea Hamilton o anteriormente Vettel, si fuera Alonso pensaría igual. No soy persona de monólogos por mucho que estén de moda ahora, prefiero la igualdad, la lucha abierta ya que en esas condiciones las victorias saben mejor pero me tendré que conformar con lo que hay, eso sí, esperemos que Rosberg salga de su letargo y al menos haya alternancia. De no ser así el año que nos queda se nos va a hacer muy, muy largo.
Terminó el Gran Premio de Australia, prueba que da el pistoletazo de salida a la temporada 2015 y se confirmaron todos los temores de la pretemporada. Mercedes no sólo no ha permitido que nadie le recorte terreno sino que ha conseguido aumentar su ventaja con respecto al resto. Viendo los tiempos marcados tanto en calificación como en carrera es complicado, por no decir imposible que nadie sea capaz de darles caza este año. Parece aventurado decir esto cuando sólo llevamos una carrera del mundial y habrá que esperar que se dispute un par de  ellas para hacernos una composición más real de dónde está cada uno pero me temo que nadie apostaría un euro de su cartera por situar en lo más alto del podium final a alguien que no conduzca una de las flechas plateadas.

El futuro de este deporte no es nada halagüeño. Con Mercedes arrasando, con un Ferrari que parece renacer de sus cenizas pero a más de un segundo de ellos, con Williams estancado,  Red Bull a la baja gracias a la falta de "carácter" de su unidad de potencia (UP) y  McLaren sumergido en un lodazal del que tardarán mucho tiempo en salir a buen seguro que las alarmas habrán saltado donde tienen que saltar, en la cabecita del señor Ecclestones. Pronto se pondrá manos a la obra para salvar su negocio, que de eso sabe un montó e intentará darle un golpe de timón a la situación para que al menos se igualen  las cosas. Empiezan a verse los primeros movimientos aunque lo mejor estará por llegar. No es de extrañar que pida una liberalización total de las UP, algo de lo que se lleva hablando mucho tiempo y que chocaría con la política de ahorro marcada por la FIA. Esa medida es factible pero  dificultaría aún más la situación de crisis financiera que viven actualmente muchos equipos y que está dejando despoblada la parrilla. Si no surtiera efecto ya se encargará la FIA de ilegalizar alguna que otra cosilla, no sé algo parecido al FRIC que pudiera fastidiar a los plateados. Si no tienen por dónde meterles mano yo voy a poner mi granito de arena para salvar la competición. Mi idea igualará las fuerzas de todos y saldrá mucho más barato que evolucionar los motores; añadiría un lastre de 50 Kg a cada Mercedes y listo. Con eso acierto seguro.
Dejando a un lado la ironía, hace un año, con la dificultad que acarreaba la nueva reglamentación nos llevamos una sorpresa cuando saltaron a pista 22 coches y vieron la bandera a cuadros catorce. En este, un año marcado por la estabilidad en la normativa, donde "sólo" se ha evolucionado las unidades de potencia, 15 coches tomaron la salida. Pena, penita, pena.


Manor ni estaba ni se le esperaba, Bottas con problemas de espalda desistió de participar. Estas ausencias entraban dentro de la lógica pero ver tirados en la vuelta de formación a Kvyat y Magnussen por problemas en la caja de cambios y en el motor da mucho que pensar. Si a esta situación sumamos el conservadurismo que viene mostrando Pirelli a la hora de elegir los neumáticos para cada carrera, mejor echarse a llorar. Elegir compuestos cada vez más duros no ayuda al espectáculo. ¿Qué fue de aquellos años donde había variedad en las estrategias? Como siempre habrá gente que piense que esa medida adulteraba la competición pero en una pista donde es tan difícil  adelantar si eliges una gama capaz de aguantar tantas vueltas sin degradarse, la batalla en pista baja muchos enteros y el espectador lo percibe. Como todo en la vida no hay mal que por bien no venga, una cabezadita en el sofá sienta genial para reponerse del madrugón. En fin, al gran circo ya no solo le crecen los enanos, le han robado el cable al equilibrista y el domador cuenta con un león de peluche para realizar su espectáculo.


Analizar las carreras resulta muy fácil últimamente, sólo hay que preocuparse del resto de los mortales ya que siempre ganan los mismos. Lo de Mercedes es de matrícula de honor. ¡Espectacular el trabajo realizado por los alemanes! Han sabido modificar el estilo del coche para adaptarse a la nueva configuración del morro introducida por normativa pero cuando tienes un chasis que se adapta perfectamente a un corazón tan poderoso como es el suyo, cualquier cambio carece de importancia. No se relajaron durante la temporada a pesar del dominio mostrado en el 2014. Fueron evolucionando su máquina carrera a carrera, distanciarse aún más de sus rivales al finalizar el año y el fruto de ese esfuerzo lo recogen ahora.
La actuación de sus pilotos fue sobresaliente. Hamilton golpeó primero y no dio  opción alguna a Rosberg durante todo el fin de semana. Salida limpia para los de cabeza y todo fue coser y cantar. Nadie osó presionarles y eso se vio reflejado en su ritmo. Carrera a "medio gas" y a por la próxima. De haber querido estoy seguro que hubieran doblado a todos. Mejor imposible, victoria y doblete para el equipo aunque todo no va a ser positivo para ellos, hay una parte negativa, esta pista no se adaptaba bien al estilo del coche y eran bastante "lentos" en las rectas. Este déficit se corregirá en Sepang y según Toto Wolf  las distancias serán mayores. ¡Miedito me da!

Para mi una de la sorpresa del fin de semana ha sido la buena actuación de los Ferraris en Australia. Es verdad que las sensaciones mostradas en pretemporada apuntaban a una mejoría en el rendimiento del coche  pero no es menos cierto que otros años ha sucedido lo mismo y cuando llegaba la hora de la verdad todo se quedaba en nada. La tercera posición de Vettel es una tremenda inyección de moral tanto para el piloto como para el equipo pero todos deberían tener los pies en el suelo. Albert Park no es una pista representativa de lo que veremos en el resto del mundial, y habrá que esperar a ver el rendimiento del tanto del SF15-T como del resto de los "mortales" al menos hasta China para saber cuál es el potencial real de todos. Los antecedentes así lo aconsejan y lo entenderéis fácilmente. Hace un año los dos McLaren acabaron en el podium. Creo que no es necesario comentar nada más.
Buena la carrera de Vettel que volvió a mostrar signos de su excelente capacidad para calificar.  La segunda fila le daba una buena opción para terminar delante a pesar de que Felipe le arrebatara la tercera plaza en los primeros compases de la carrera. Estuvo acechando en la distancia al brasileño durante buena parte de la misma y aprovechó su oportunidad cuando Ricciardo taponó durante una vuelta a Felipe después de entrada a cambiar sus ruedas. Fenomenal el debut del alemán que le ha permitido callar a los que creían que no sería capaz de doblegar a su compañero que tuvo un fin de semana plagado de incidentes.

 


La salida de Kimi fue muy buena y llego a superar a Sebastian pero ahí empezó su calvario: pérdida de potencia, colisión con Sainz  y para rematar la faena le sacan a pista sin una rueda sujeta que le obligó a abandonar. Lo dicho, buena arrancada de Ferrari pero sin perder el norte. Efectivamente el coche parece mejor pero viendo el optimismo mostrado por algunos me descoloca bastante. Genial, maravillosos,  pero los rojos siguen estando a 1.4 seg  del mejor de los Mercedes en calificación y rondando el segundo en ritmo de carrera. Vemos que hay muchos que ya se conforman con poco. Creía que en este deporte se luchaba para ganar no para ser segundo aunque parece ser que no.


Desastroso, sin paliativos. No hay que buscar excusas, no hay medias tintas, el ridículo realizado por McLaren ha sido mayúsculo aunque habría que centrar la mirada en el culpable de toda esta situación, Honda. Fue lamentable ver como tras varios años de desarrollo, con información privilegiada de los detalles de la mejor UP creada hasta ahora, trabajando en exclusividad en un proyecto con uno de los mejores equipos de la historia que volcó todos sus esfuerzos poco después de iniciarse la anterior campaña, no fueron capaces de finalizar a tiempo  su trabajo en pretemporada y lo que es peor, no han conseguido crear un motor capaz de llegar a completar la vuelta de formación en uno de los coches. Renault estuvo en una situación similar en 2014 y si lo hicieron por tanto me sorprende ver como muchos marcan como un logro algo que debería darse por descontado, finalizar un Gran Premio.

 


Dicen que no hay peor ciego que aquel que no quiere ver. Tengo bastante claro que existe un buen puñado de ciegos, sordos aunque no mudos  en el entorno de McLaren, de no ser por eso no llego a comprender  tanto optimismo después del desastroso inicio de temporada. Llevo dos días sin parar de reír. Reconozco que soy de carcajada fácil pero leer titulares que indican que los ingleses han tenido un  inicio prometedor pasa de castaño oscuro. Intentar edulcorar una situación así desprestigia a quién lo hace pero todo el mundo es libre de pensar lo que quiera. Para mí,  un logro es terminar entre los diez primeros en una parrilla como las de antes, no tan despobladas como ahora después de no haber rodado casi nada en la pretemporada. Un logró es terminar en lo alto del podium como hizo Ricciardo gracias al motor Renault que montaba su Red Bull aunque fuera posteriormente sancionado. Eso es un  logro. Terminar último a dos vueltas del vencedor, no. Sin Alonso en el equipo a buen seguro que no serían tantos los optimistas.

Esta actuación deja en entredicho el prestigio del fabricante japonés y demuestra que en la F1 no se puede vivir del pasado. Siempre pensé que sus inicios serían difíciles pero de todos los suministradores de motores que hay en la actualidad son los únicos que han fallado estrepitosamente. La unidad muestra destellos de calidad y una vez solventados los problemas iniciales puede estar cerca de las prestaciones de la UP de  Mercedes pero a día de hoy, ante la negativa por parte de la FIA de romper su libro de ruta con respecto a la congelación futura de los motores, el único fabricante que podía dar sombra a los alemanes eran ellos y están a años luz de hacerlo aunque todo no es negativo,  ya destacan en algo; tienen el mejor ritmo de roturas de lo que llevamos de temporada. O se ponen las pilas o terminan empleando veinte motores durante el año.

Los buenos jugadores de poker saben que las apuestas fuertes siempre se hacen para ganar, tanto si se tienen buenas cartas como si vas de farol. En la F1 se tiene que arriesgar si quieres ser grande, si quieres doblegar a los rivales  pero no siempre se consigue. Tener una política reservona y continuista sólo te permite mantener tu posición en el tiempo. El MP4-30 es radical en algunos conceptos, abre nuevas vías de desarrollo y muestra detalles de valentía en su diseño que son de agradecer y fue lo que atrajo la atención de Fernando. Hay que tener paciencia y espero que pronto encuentren la senda correcta. Los resultados se verán aunque no se fijan fechas. En esta partida se juega a todo o nada.

 


Otros que anda por el mismo camino es Red Bull. Tanto para lo bueno como para lo malo seguiré marcando las mismas reglas que fijé  para Ferrari. Habrá que esperar para saber su posición pero hay un elemento que no ha variado con respecto al pasado, el continuo enfrentamiento con Renault. Ya he perdido la cuenta de las veces que han amagado con dejar plantados a los galos,  las mismas que han empleado para decir que se plantean abandonar la F1. Como bien dice un compañero, el eslogan  Red Bull te da alas funciona de maravilla cuando encadenas victorias y títulos mundiales. Ahora que eso no sucede todo son quejas, todo son inconvenientes, todo son amenazas pero nunca escucharemos una autocrítica.
Es injusto acusar a Renault de toda la culpa. La marca francesa ha reconocido que han errado en su proyecto para 2015 y su fiabilidad está bajo mínimos pero han guardado mejoras  para el futuro que solventarán en parte esa situación pero sería conveniente recordar que Toro Rosso emplean la misma UP que su hermano mayor y han salido fortalecidos de esta carrera. Humildad y trabajo, esa es la receta para remontar el vuelo de un equipo al que le han cortado las alas. 
Williams no parece haber dado un gran salto de calidad. No conviene ser demasiado duros con ellos. Todos apuntaban a que serían  los que pusieran las cosas difíciles a Mercedes pero teniendo en cuenta los recursos económicos con los que cuentan, muy inferiores al resto de los equipos de arriba, milagros sí pero uno cada muchos años. A buen seguro que con un Valtteri Bottas en plenitud de facultades las distancias hubieran sido menores pero  la espalda le jugó una mala pasada al finlandés. La carrera de Massa no fue mala pero le faltó cierta garra en los momentos decisivos. El circuito de Sepang se adaptará mejor a la velocidad del coche y posiblemente no sean tan fáciles de batir como en Australia.

Varios pilotos debutaron en Melbourne, y alguno más debió hacerlo de no ser por el paripé de Manor. Destacar la actuación de Felipe Nasr que estuvo tremendo con el Sauber. Su salida fue antológica y le permitió remontar cinco posiciones, las mismas que mantuvo durante toda la carrera, algo inesperado después de ver el esperpento originado por su equipo con el caso Van der Garde. Al final doble premio, una quinta posición que sabe a gloria  y el honor de ser uno de los pocos que no fue doblado. ¡Chapó!


De sobresaliente habría que calificar la actuación Carlos Sainz que brilló con luz propia en su primera carrera en la máxima categoría. Tenía muchas ganas de ver su batalla con Verstappen al que doblegó durante todo el fin de semana. Pudo entrar con solvencia en la Q3 y consiguió una meritoria séptima posición en parrilla. Su pequeño toque con Raikkonen no le impidió mantener un ritmo muy superior al  holandés a pesar de perder parte del alerón delantero. Siempre estuvo luchador y pudo terminar muy alto de no ser por los problemas en boxes que le hicieron perder medio minuto cuando entró a cambiar sus ruedas. Se repuso y consiguió terminar en los puntos. Esperemos que siga evolucionando, si lo hace tendremos un piloto con mucha solvencia para el futuro.
Del resto poco que decir. Lotus que sigue en los infiernos debido a las averías y Force India sin nada que demostrar.
En fin, la temporada es larga y aún puede dar muchos giros. Las sensaciones indican que volverá a ser un lucha entre dos  pero quien sabe, en la F1 dos más dos nunca suele ser cuatro. Esperemos que así sea por el bien de este deporte y el de todos los aficionados que lo seguimos, pero eso será otra historia.

Vía Cdthef1.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)