Nov 172013
 

Prema se ha asociado con Thedore Racing para esta cita y así rememorar el triunfo que consiguió Ayrton Senna en Macao

1384677791_550185_1384677932_noticia_grande[1]Macao es historia del automovilismo y el británico Alex Lynn la homenajeó de la mejor manera posible. El piloto de 20 años hizo una carrera de diez, como el dorsal del monoplaza que llevaba en el Mundial oficioso de F-3 que es la carrera que se celebra en el sur de China. Un coche con leyenda y recuerdos a F-1 ya que el equipo Prema se ha asociado con Thedore Racing para esta cita y rememorar el triunfo que consiguió Ayrton Senna en Macao con la escudería de originaria de Hong Kong.

Y el recuerdo no les ha podido salir mejor. Lynn, que salía en la pole, realizó una carrera perfecta. Primero con una puesta en acción en la que mantuvo la primera plaza, algo muy complicado con la gran cantidad de rebufos de la larga recta de 2.2 kilómetros, luego marcando un fuerte ritmo que le permitió alcanzar dos segundos de ventaja y, por último, soportando el arreón final del luso Da Costa, piloto del programa de Red Bull y ganador en Macao en 2012.

Lynn, que el pasado año acabó tercero, aprovechó la potencia de su motor Mercedes para marcar vuelta tras vuelta en el sector intermedio, el más largo y revirado, unos parciales incontestables para el resto. El brasileño Derani ocupó la última plaza del podio tras aprovechar el toque de Marciello contra el muro cuando rodaba rapidísimo en busca de Da Costa. Gloria o abandono debió pensar el italiano, piloto del programa de jóvenes de Ferrari.

Por su parte, el único español presente, Carlos Sainz Jr. terminó séptimo tras partir noveno. Esa retrasada posición le pasó factura al madrileño de 19 años que se vio involucrado en una pela con el monegasco Coletti y el británico Buller de la que salió victorioso pero con un toque que le descolgó el alerón delantero y le lastró para el resto de la carrera perdiendo posiciones con algunos de los que le perseguían. Sainz Jr. llegó a ir sexto y con opciones de seguir remontando, pero ese lastre no le permitió avanzar más y ya no pudo acercarse al malayo Jaafar que acabó justo por delante.   

Macao también acogió la última cita del Mundial de Turismos en la que Pepe Oriola acabó con un fantásticos sabor de boca. El barcelonés de 19 años fue octavo en la primera carrera, que ganó el francés Muller que ya se proclamó campeón hace algunas fechas, y protagonizó una espectacular remontada en la accidentada segunda desde el decimotercer lugar de la parrilla de salida hasta el segundo quedándonse a sólo siete décimas de arrebatar el triunfo al británico Huff. En la general del WTCC, Oriola ha terminado octavo con su Chevrolet.

1384677791_550185_1384677932_noticia_grande[1]

Vía As.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)