Jun 292013
 

El piloto de Ferrari admite que han perdido fuelle en el desarrollo del F138

1372435493_extras_albumes_0[1]Fernando Alonso ha traducido las malas sensaciones del Ferrari F138 este fin de semana en la décima posición de salida en la parrilla del Gran Premio de Gran Bretaña. El piloto español ha confirmado que al monoplaza de la Scuderia le falta agarre y una buena puesta a punto, y admite que las novedades que traían a esta cita no han funcionado correctamente. De esta forma, el acceso al podio se complica, pero confía en que la mala suerte alcance también a sus rivales directos.

La Scuderia Ferrari llegaba al Gran Premio de Gran Bretaña con la esperanza de dar un paso adelante, pero desde los entrenamientos del viernes se observaba que algo iba mal. El F138 se ha mostrado impracticable en los Libres y en la calificación, situación que les ha puesto en un aprieto a la hora de superar las tandas eliminatorias. Así, aunque Fernando Alonso ha quedado algo más de un segundo por detrás del Poleman Lewis Hamilton, partirá desde la décima posición de la parrilla. Felipe Massa, por su parte, ni siquiera ha podido alcanzar la Q3.

"Sí, hemos ido regular todo el fin de semana y en la crono más o menos hemos confirmado los peores pronósticos. Mi compañero fuera de la Q3, yo en la Q3 de chiripa, y luego al final pues décima posición. Ahora viendo los tiempos, por seis décimas estábamos sextos (siete décimas le separan del séptimo clasificado) pero bueno, cuando hay un grupo de coches, por alguna extraña razón siempre estamos los últimos", ha declarado a los medios tras la calificación.

Otro factor sorprendente que ha condicionado el resultado del español en esta calificación ha sido el interrogante que pendía sobre la elección de neumáticos. Alonso confiesa que incluso en la Q3 todavía no sabían qué compuesto era más rápido. Esta extraña situación llega propiciada por el mal tiempo de este fin de semana en Silverstone, que redujo el tiempo en pista del viernes y, por tanto, la recopilación de datos al respecto del rendimiento de los compuestos medio y duro: "Estamos décimos y el sexto está seis centésimas (siete décimas le separan del séptimo clasificado) delante nuestro, así que si hubiésemos ganado seis centésimas estaríamos aquí sentados sextos. Por tanto, sí que había que acabar la vuelta e intentar hacer la vuelta con las medias también".

"Hay que pensar que llevamos unas carreras no muy buenas. Hoy es casi la primera vez que recuerdo que un coche está fuera de la Q3 y el otro décimo, pero bueno, hay que intentar mejorar, mantener la calma más que nunca en estos momentos que las cosas parece que no van bien para cuando salgan bien no estar sobreexcitado. Para mañana intentaremos coger los máximos puntos posibles. Es un objetivo realista, un objetivo seguramente triste".

El F138 ha experimentado este fin de semana una acusada pérdida de ritmo. Varios factores juegan su parte: el bicampeón español admite que las novedades que Ferrari ha traído a los últimos Grandes Premios no han funcionado. Por otra parte, las bajas temperaturas propician el menor desgaste de los neumáticos, que reduce la baza de la degradación que siempre juega a favor de la Scuderia: "Le falta agarre, una mejor puesta a punto. Las novedades que llevamos trayendo algunas carreras siempre vuelven a la fábrica porque no son mejores y nos hemos quedado un pelín atrás en el desarrollo. Necesitamos recobrar un poco la marcha buena, la marcha justa, y estamos haciendo todo lo que podemos. Hoy ha sido una crono bastante difícil, no es normal este año ver a un Ferrari fuera de la Q3 como le ha pasado a Felipe y hay que intentar mejorar".

De cara a la carrera de mañana, se espera una subida de las temperaturas y el asturiano no puede más que confiar en que aumente la degradación de los neumáticos y, consciente de lo difícil que será para él alcanzar el podio, espera al menos que sus rivales directos reciban una dosis de mala suerte: "Veremos mañana cómo es la carrera. Necesitamos mucha degradación, pero con los medios y los duros hay menos degradación y en las tandas largas que vimos ayer todo el mundo iba bastante rápido, pero bueno, la carrera siempre está abierta, todo puede pasar. Los sábados de momento, como siempre decimos, no dan ningún punto y mañana pues mira, igual acabamos en una posición no de podio o no tan buena, nuestros rivales no acaban la carrera por algún motivo y se convierte en un fin de semana fantástico".

"Quizás luego el domingo haces un sexto, un séptimo, un quinto, una posición que no es del todo buena, tus rivales no acaban la carrera por algún motivo, igual que en Mónaco, que hicimos una carrera mala, una sexta posición, Kimi cogió un punto y nos pusimos segundos en el Campeonato. Por tanto, los fines de semana hay que valorarlos el domingo por la tarde, no sólo el sábado por la tarde".

El fin de semana de Felipe Massa tampoco ha sido sencillo. El brasileño se accidentó durante los Libres 2, incidente que se suma al de Canadá y a los dos en Mónaco. Al respecto del de este fin de semana, Alonso lo atribuye a los neumáticos duros experimentales de Pirelli, a los que considera "no aptos para rodar en Fórmula 1". No obstante, sí cree que tanto su compañero como él deben dar un paso adelante y recuperar el buen ritmo de principio de temporada: "Sí es cierto que tenemos que mejorar los dos. Vimos el Ferrari a principio de año competitivo, salíamos entre las dos primeras filas los dos coches. En Malasia incluso él hizo segundo y yo tercero, en primera línea, y ahora estamos entrando en terreno peligroso, en intentar luchar por entrar en la Q3 como hacíamos el año pasado. Esta carrera Felipe no pudo, por tanto hay que volver a la forma que teníamos a principio de año lo antes posible".

Mercedes ha marcado otra Pole en su lista de la mano de Lewis Hamilton, que ha marcado un estratosférico 1'29"607. La pregunta era obligada, pero el español cree que estos resultados se deben al buen trabajo de desarrollo de la escudería alemana, y no al test con Pirelli que tantas ampollas ha levantado: "No creo, creo que están haciendo un trabajo mejor que el nuestro, no hay más que decir. Han hecho la Pole en muchísimas carreras ya, antes y después de ese test famoso. Están primero y segundo aquí, estaban primero y segundo en Mónaco y Mercedes ha dado un salto de calidad terrible y nosotros tenemos que mejorar".

Ante tan complicado panorama, Alonso espera que la meteorología juegue en su favor, pero es consciente de que la pareja que forman los compuestos medios, los duros y el frío clima inglés, no están de su parte: "Esperemos, ojalá que sí, pero como digo, hay que esperar a mañana. En las tandas largas que vimos ayer todo el mundo consiguió dar 16 o 17 vueltas sin nada de degradación y, por tanto, va a ser una carrera diferente a la que vimos en Barcelona o en China, donde todo el mundo paraba muy rápido. Creo que mañana van a aguantar un poco más los neumáticos y nosotros tenemos que hacerlo lo mejor posible, hacer una buena salida, una buena carrera y obtener la posición que merezcamos".

Al respecto de la elección de neumáticos del fabricante italiano, el piloto de la Scuderia declara que aunque los rivales sí reclamaron un cambio cuando no estaban de acuerdo con los compuestos, Ferrari debe mejorar y no protestar cuando la elección de gomas no le es favorable: "Pirelli toma las decisiones que considera oportunas. Después de algunas carreras que les iban mal los neumáticos a Red Bull y Mercedes protestaron todos diciendo que no habrán ya carreras de Fórmula 1 y no vamos aprotestar nosotros ahora porque vayamos mal. Si ellos consiguen hacer 1'30"2 y nosotros no es porque algo hacemos mal. Sí que es cierto que igual no son los neumáticos favoritos para nosotros, pero algo hacemos peor que ellos para no hacer esos tiempos. Por tanto, no vamos a decir nada".

Vía cdthef1.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)