Ene 152012
 

La crisis hace estragos y en la Fórmula 1 no iba a ser menos

Casi desde principio de esta pretemporada estamos viviendo un día sí y otro también los diversos anuncios de la continuidad de algunos Grandes Premios en Europa. Para empezar, dos de ellos nos afecta, dado que se trata de los que se celebran en nuestro país. Hablamos del Gran Premio de Europa, que se celebra desde hace cuatro años en la ciudad de Valencia, la cual desde hace ya tiempo viene tambaleando su continuidad para con este evento. Más de lo mismo estamos viendo en el Gran Premio de España, que se celebra en Barcelona. Al parecer la crisis afecta también a la celebración de esta carrera, que lleva aún más tiempo celebrandose en el circuito de Montmeló.

Todo esto nos hace reflexionar, que independientemente de que la crisis siga o no, (esperemos que no), pero lo que si es cierto, que si los buenos resultados, y las grandes carreras vuelven esta temporada, volveremos a ver los circuitos llenos, las audiencias disparadas, las televisiones volverán a dar mas horas de retransmisiones, y todo empezara a funcionar. Como en todo, manda el señor "Don dinero" una vez que se mueve, todo funciona.

Por eso, ahora más que nunca la Fórmula 1 así como sus protagonistas, principalmente los circuitos, están necesitados de buenos resultados, y de grandes momentos. Si no, Europa se ve cada día más lejos de este deporte, a quien vio nacer, y del que nunca deberá irse. Por mucho dinero que tengan otros países y se lleven allí los Grandes Premios, (con todo nuestro respeto para ellos), pero la Fórmula 1 sin Europa y sus circuitos míticos, como Spa, Monaco, Monza, Nürburgring, etc. Los Grandes Premios nunca serán lo mismo.

Gran parte de la solución está en la temporada 2012, que se igualen más los coches, que los seis campeones que tendremos en las carreras estén a la altura de las circunstancias, que las escuderías míticas como Williams despierten de su letargo, y que veamos unos duelos en pista auténticos. Justo lo que le corresponde a este deporte, ya que hablamos de la élite del motor. Por supuesto, sin olvidar que nosotros mismos como aficionados, también podemos aportar nuestro granito de arena, cada uno como medianamente pueda, ya sea como espectador televisivo, o estando presente a pie de pista. Con eso la Fórmula 1 y las carreras europeas quedarán salvadas.

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)