• mié. Feb 21st, 2024

A Ferrari solo le falta poner una alfombra roja a Leclerc y pinchos en pista para Sainz

En Hungría, Ferrari llevó a cabo una maniobra que ha rechazado en otros momentos de la temporada, cuando había posibilidad de ‘undercut’ entre sus pilotos y Leclerc era el perjudicado

Carlos Sainz, harto de Leclerc, tensiona a Ferrari con 2 ofertas, renovación o adiósSe supone que en la fórmula 1 los pilotos trabajan para sus equipos, y estos casi siempre se decantan a favor del que va por delante en los puntos de la tabla general del campeonato. Pero en Ferrari parece que van a la contra. Tienen a Carlos con más puntos y por delante de Leclerc, pero está todo el equipo trabajando por y para el monegasco, incluido el propio Carlos que lo único que hace es recibir ordenes. Normalmente, con cosas menores ya habían rodado cabezas en Ferrari. No sé hasta cuando va a durar esto, porque ni tan siquiera se están beneficiando ellos mismos con esta táctica a seguir. Claro, dan con un piloto que es caballeroso, educado e intenta tapar los trapos sucios, en contraposición del otro que da voces y chilla mucho por la radio.

«Lo dije después de verano. No me conformo con el segundo puesto porque el segundo es el primero de los perdedores. Hemos hecho algunos progresos. Estoy contento con el progreso que hemos hecho. No estoy contento con el segundo lugar. Creo que el equipo tiene lo necesario para mejorar con el tiempo». Así hablaba Benedetto Vigna en una entrevista televisiva a final del pasado noviembre, cuando la suerte de Mattia Binotto estaba echada desde el pasado mes de septiembre. Ferrari ya era el cuarto equipo de la parrilla en el Gran Premio de Hungría, como lo es también en Constructores.

«Hemos terminado donde está nuestro nivel, séptimo y octavo, como en Silverstone. Por tanto, este es nuestro potencial. El SF23 tiene carencias que no logramos corregir, especialmente en las pistas de curvas largas«. Aún caliente por el esfuerzo, Carlos Sainz certificaba la posición actual de su equipo. No solo era Aston Martin al principio de temporada, ahora lo es Mercedes y parece que también McLaren.

Por su parte, Sainz recibía otro mensaje de la actitud de Ferrari hacia Charles Leclerc: nada que le moleste con el madrileño y protección total hacia su posición. El Gran Premio de Hungría lo visualizó nuevamente. Canadá, Austria, Silverstone… Ferrari no degrada a Sainz a la condición de segundo piloto, pero protege al monegasco. «No hay mucho que decir, creo que Charles ha tenido una parada lenta y luego el equipo ha decidido cambiar las posiciones para compensar… Una pena». Cuando es tu propio compañero quien te hace el undercut, a pesar una penalización de cinco segundos por un error del piloto, de rodar por delante a algo más de un segundo, con neumático con casi idéntico número de vueltas y a de que marches por delante en la clasificación del campeonato…

El muro de tu compañero

El puesto de salida de Sainz condicionó su estrategia. Desde la undécima posición, el madrileño salió con neumático blando, la mejor opción para ganar posiciones en una pista que se convierte en un muro después de la primera vuelta. Luego, hacer de la necesidad virtud, rezando por un coche de seguridad que permitiera acortar terreno en alguna de las paradas. Sainz cumplió a la perfección en la primera parte y ganó cinco posiciones hasta colocarse a la espalda de su compañero. Pero si trataba de ganar segundos cruciales con esa estrategia y no fue el equipo ni Leclerc quienes le ayudaron.

Sainz mimó entonces ese neumático blando a espaldas de un Leclerc al que el equipo no le pidió paso. «Las primeras quince vueltas han salido justo como quería, el primer relevo, siendo uno de los únicos coches que ha sido capaz de hacer durar la blanda…». De hecho, el monegasco solo entró dos vueltas más tarde para deshacerse del neumático medio, con lo que luego casi se igualaba la estrategia de ambos: dos juegos de duros hasta el final. Cicuta para el SF23.

«Con Carlos teníamos que arriesgar, lo hicimos en la salida con el blando y fue buena (estrategia), pero sabíamos que nos faltaría vida en los neumáticos y que tendríamos que poner dos juegos de duros, y sería complicado», explicaba Fred Vasseur para justificar las decisiones posteriores, considerando que Sainz debía rodar con los compuestos más duros hasta la meta. El equipo hizo una primera magnífica parada con el español, pero una desastrosa segunda con Leclerc, de casi diez segundos, que le dejó alejado del madrileño. Entre piloto y equipo perdían casi doce segundos por errores propios (sanción incluida por exceso de velocidad al entrar en boxes), aquellos que luego parecía quererse compensar al monegasco.

«Estábamos protegiendo al equipo»

Entonces, Ferrari llevó a cabo una maniobra que ha rechazado en otros momentos de la temporada, cuando había posibilidad de undercut entre sus pilotos y Leclerc el perjudicado. Por no hablar de aquella parada en boxes de Austria, cuando metió a ambos a la vez, entre las protestas posteriores de este por el tiempo perdido. O cuando Sainz pedía paso en Montreal. En Hungaroring tuvieron lugar dos undercut entre miembros del mismo equipo. En McLaren, cuando Norris adelantó a Piastri, aunque por la amenaza de Hamilton. En Ferrari, para adelantar a tu propio piloto cuando rodaba uno detrás del otro.

Fue una suerte de órdenes de equipo, pero sin verbalizarse. Como en otros momentos de la temporada. «Sentíamos que el ritmo estaba bien, y con los cinco segundos (de sanción) no sé si era la elección adecuada o no, estábamos protegiendo al equipo«, explicaba Vasseur para justificar la maniobra entre sus dos pilotos. «Creo que Charles no estaba lejos, sabíamos que le faltaría vida al neumático de Carlos, y que tendríamos algo de oportunidad con Charles habiendo empezado con medio, y si queríamos luchar con Piastri, hubiera sido la elección adecuada, sin duda». Sin embargo, no había pólvora contra otro equipo rival, como también era el caso de Canadá o Austria donde, sin embargo, se congelaban las posiciones porque los puntos eran los mismos para el equipo al margen de las posiciones de sus pilotos.

¿Aviso para navegantes?

Mercedes ya supera regularmente a Ferrari y también McLaren en las dos últimas carreras de trazados tan diferentes. Durante toda la presente temporada, Ferrari ha oscilado entre la tercera y cuarta posición de parrilla, lejos de aquellos ambiciosos objetivos que la cúpula pretendía cuando justificaba la salida de Mattia Binotto. «Lo que nos tiene que preocupar era el segundo y medio que nos metía Mercedes al final de cada relevo, que es la tónica de la temporada, por qué no conseguimos resolverlo…», señalaba crudamente Sainz al terminar. «Este domingo, hablando exclusivamente del ritmo de carrera, no estuvimos tan mal. Pero con una parada en boxes lenta y con una penalización adicional de cinco segundos, el segundo relevo no fue lo suficientemente bueno. Perdimos tiempo con los pilotos que teníamos delante», explicaba Leclerc, mirando el vaso medio lleno.

«Creo que Leclerc hizo un buen análisis del fin de semana», resumía Vasseur, quien parecía agradecer la prudencia del monegasco. «Sabe que cometimos demasiados errores colectivos, pero también sabe que el ritmo no fue malo. Ciertamente, hay margen de mejora y está totalmente centrado en el desarrollo del equipo. Es la actitud correcta. En general, estoy seguro de que Carlos también lo hará. Necesitan poder criticar, empujar al equipo en las reuniones, pero mantener la calma fuera de la pista«. ¿Mensaje recibido, Carlos? La renovación sigue en el aire. «Debo elegir bien las batallas que debo pelear…».

Vía Elconfidencial.com, Mamenf1

Advertisement
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *