• sáb. Jul 13th, 2024

Era el último coche que faltaba por presentar

Son los actuales campeones y quieren seguir al frente. De hecho, lo tienen todo para seguir dominando. Aunque la duda está en si podrán repetir la barbaridad del pasado año o si sus rivales podrán ofrecer una mayor resistencia. Red Bull viene de arrasar en 2023 con 21 triunfos en 22 carreras, récord absoluto para un conjunto de F1. 19 de ellos, fueron para un Max Verstappen intratable, otro registro para la historia. Y los dos restantes, para un ‘Checo’ Pérez que en 2024 termina contrato y deberá mejorar mucho su rendimiento ante un Max Verstappen que es el favorito a hacerse con el título de 2024, el que sería su cuarto cetro seguido. Lo buscará al volante de su nuevo Red Bull, el RB20, que fue presentado este jueves por la noche en un acto en el que sí estuvo Christian Horner, que está siendo investigado por un supuesto comportamiento «autoritario» hacia un empleado del equipo.

Horner, Team Principal del equipo, avisó el año pasado que su coche logró aplastar a todos y seguir ganando hasta el final de curso pese a no haberlo evolucionado desde el verano ante rivales que siguieron buscando rendimiento en sus conceptos. Con la base dominadora, se pudieron sentar antes que el resto de equipos para plantear cómo mejorar un coche de 2023 que ya parecía perfecto.

Se suele decir que cuando algo funciona, mejor no tocarlo. Es lo que ha hecho Red Bull con un coche que es una pura evolución del anterior. El RB20 es un monoplaza muy parecido al del pasado año, pero con algunos cambios aplicados para rizar aún más el rizo y acercarse a la perfección absoluta. Todo ello, con más cambios de los esperados.

Múltiples cambios para perfeccionar su rendimiento

Ya se pudieron ver sus primeros cambios en las imágenes que varios aficionados captaron del ‘filming day’ que Red Bull realizó en Silverstone antes de los test de pretemporada y de dicha presentación. El morro del coche es nuevo, con la nariz unida al primer elemento del alerón delantero. Y sobre todo, se puede ver una importante modificación en las entradas laterales de refrigeración de los pontones. Ahí, Red Bull lleva al extremo su idea de base con un labio superior de la entrada mucho más alargado y una entrada de aire más estrecha.

Por su parte, en los pontones se mantiene una idea casi idéntica aunque con detalles perfeccionados. Ahí, lo que más destaca es el canal que se abre en la parte inferior, entre pontón y suelo.

También cambian los laterales del capó motor, con una especie de brazo que va desde el habitáculo hasta el final del coche. El Red Bull de 2023 ya tenía una parte similar en la zona final del capó motor pero ahora decide alargarla, de forma similar a lo que hace Alpine.

“Hemos intentado mejorar el coche en todas las áreas. ¿Será suficiente? Lo veremos», dijo Adrian Newey, gran creador de este monoplaza, el mejor ingeniero de la F1, que ha puesto el foco en entender las pocas debilidades que tenía el coche del año pasado y solventarlas. En este sentido, Christian Horner fue contundente al destacar los varios cambios que tiene esta «evolución», remarcando que «no es un coche conservador, es agresivo en algunas áreas». Aviso para todos de la ambición de Red Bull de seguir no solo dominando, sino aplastando.

“Estoy emocionado. Para mí se trata más de mirar hacia los test de Bahrein, probarlo, estar bien en el coche y entenderlo. Será una larga temporada intentaremos correr al máximo”, expresó Max Verstappen.

“Estoy muy feliz de ver lo que ha logrado unir todo el equipo en este coche. Es un concepto increíble. Es momento de ir a la pista. Hemos dado varios pasos en la buena dirección», argumentó ‘Checo’ Pérez por su parte.

La evolución, la clave

En los últimos días, han sido muchos los protagonistas que han expresado que Red Bull «es batible», que se puede ganar a los actuales campeones. El primero en decirlo fue el director técnico de Aston Martin, Dan Fallows. «Se me dibuja una sonrisa al escuchar eso», dijo Alonso. Sainz y Leclerc confían en que Ferrari pueda hacerlo y retar a Red Bull en más carreras. Y en McLaren, Lando Norris y Oscar Piastri también consideran que es posible. Sin embargo, Andrea Stella, Team Principal de McLaren, quiso matizar esa idea: considera que Red Bull contaba con una ventaja enorme el año pasado que le permitirá seguir al frente al inicio del año. La duda está en si podrán seguir dominando a medida que el resto de rivales mejoren sus coches.

«Al principio de la temporada, mi expectativa es que Red Bull siga disfrutando de cierta ventaja». Digo esto porque no desarrollaron mucho el coche el año pasado y creo que es razonable esperar que hayan acumulado algo de conocimiento y desarrollo el año pasado que capitalizar en el coche de 2024. Esa es mi expectativa. Dicho esto, creo que mirándonos a nosotros mismos, mirando a McLaren, si mantenemos el ritmo de desarrollo que hemos tenido en 2023 que esperamos tener en el coche de 2024, entonces creo que podemos estar en una posición fuerte. ¿Si eso es suficiente para desafiar a Red Bull, y a los otros equipos punteros que sin duda habrán hecho buenas mejoras? Lo averiguaremos», expresó. Esa misma intención tendrán en Aston Martin, Mercedes o Ferrari. Todos quieren ganar a Red Bull y Verstappen.

Vía: mundodeportivo.com
Fotos: @redbullracing
Advertisement
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *