• vie. Abr 12th, 2024

Desde Aston Martin se muestran muy optimistas y no descartan volver a dar la sorpresa en 2024

Fernando Alonso festejando el tercer puesto en el GP de Brasil 2023
Fernando Alonso celebrando el tercer puesto en el GP de Brasil, el último podio del año de la escudería verde

2023 fue un año inolvidable para Aston Martin. La escudería británica fue la gran sorpresa de la temporada pasada, estableciéndose en la zona noble de la pa

rrilla tras un 2022 donde concluyeron en séptima posición. No era para menos después de la gran inversión realizada por el canadiense Lawrence Stroll, quien no solo invirtió en infraestructuras, véase la nueva fábrica de Silverstone, sino que también apostó fuerte en capital humano, con los fichajes de nombres como Eric Blandin, jefe de aerodinámica de Mercedes, y Dan Fallows, director de aerodinámica de Red Bull.

La contratación de Fernando Alonso, procedente de Alpine, también fue un gran golpe de efecto para el equipo. La primera mitad de la temporada fue tan sorprendente como espectacular gracias a los seis podios en ocho grandes premios firmados por el español, quien se posicionó en tercera posición del mundial de pilotos. Sin embargo, una serie de errores a la hora de desarrollar el monoplaza lastraron a Aston Martin, que fue sobrepasado por Mercedes, Ferrari y McLaren.

Aún con los mencionados problemas, la escudería comandada por Mike Krack supo volver a encontrarse cuajando actuaciones muy positivas y alentadoras, pero aún así a mucha distancia de la cabeza de carrera. Así pues, de cara a este 2024, Aston Martin afronta la temporada con esperanza. De hecho, desde la fábrica de Silverstone no descartan dar otro gran salto como el de la pasada campaña.

El AMR-24, un monoplaza diferente a su predecesor

Pese a los citados fichajes de Dan Fallows y Eric Blandin por los británicos el pasado 2023, estos no pudieron trabajar en el AMR-23 más que en algunos detalles puesto que el concepto del monoplaza ya estaba definido antes de su llegada. Es por ello que las expectativas con el próximo AMR-24, que se presentará el próximo 12 de febrero, son aún mayores si cabe debido a que será un diseño 100% de ambos genios de la Fórmula 1. 

Además, su proveedor principal de piezas, Mercedes-Benz F1 dispondrá de una nueva caja de cambios más corta, una mejora de la que no solo se beneficiará Aston Martin, también Williams. Esta modificación permitirá a la escudería de Silverstone acabar con uno de sus puntos débiles en este 2023: la velocidad punta.

Incluso desde la propia Fórmula , a través de su corresponsal Lawrence Barretto, aseguran que el monoplaza de 2024 «se ve muy diferente a su predecesor en el exterior, con una gran cantidad de cambios debajo de la piel y lejos de las miradas indiscretas».

«Es absolutamente posible repetir lo del año pasado. Con lo que hicimos a principios de temporada, vimos que todavía hay oportunidades de dar un gran paso adelante. Pero es un juego relativo: depende de lo que estén haciendo los demás. Para nosotros, lo más importante es que estamos dando ese gran paso adelante», ha afirmado el actual director técnico de Aston Martin, Dan Fallows, en una entrevista para The New York Times.

Quien tampoco ha parado de trabajar ha sido Fernando Alonso. El bicampeón del mundo está aprovechando su periodo vacacional para trabajar duramente en el simulador de la fábrica de Silverstone con el objetivo de llegar a la cita de Bahréin en plenas condiciones físicas y teniendo cierta familiaridad con el que será su próximo coche.

Vía: lasexta.com

Foto: lasexta.com

Advertisement
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *