Jun 122013
 

El safety car no apareció en Montreal y los doblados sacaron sus armas

ImageProxy[1]La mítica pista de Gilles Villeneuve, ubicada en Montreal, siempre depara grandes carreras. Este GP de Canadá nos ha dejado una prolija intervención por parte de los comisarios deportivos designados por la Federación Internacional de Automovilismo (FIA). Para la ocasión, el cuarteto elegido ha sido el compuesto por Gary Connelly, Radovan Novak, Martin Donnelly y Mike Kaerne.

El australiano Gary Connelly, relacionado con el mundo del motor desde hace más de cuatro décadas, desempeña tareas de comisario deportivo desde 1989 en eventos el Campeonato del Mundo de Rallyes, del Campeonato Mundial de Turismos, así como del Campeonato del Mundo de Fórmula 1. Es vicepresidente del Instituto FIA desde el año 2011, además de miembro del Consejo Mundial del Deporte de Motor. Durante 16 años fue presidente del comité organizador de la ronda Australia del Campeonato de Mundo de Rally.

El comisario nacido en la República Checa, Radovan Novak, desempeña esta función desde 1994. Ávido piloto, ha participado activamente en deportes de motor desde 1963, llegando a ganar algunos eventos en rallyes. Desde 1991 ha ocupado el cargo de presidente de la FIA de la Zona Central Europa y en las últimas dos décadas ha actuado como administrador y observador en pruebas del Campeonato del Mundo del Rallyes, carreras de GT y WTCC. Desde 1988 es miembro del Consejo Mundial de la FIA.

Y como comisario piloto, el designado para la prueba canadiense ha sido Martin Donnelly. Este piloto irlandés participó en Fórmula 1 entre 1989 y el fatídico día 28 de septiembre de 1990 cuando en la ronda de clasificación para el Gran Premio de España disputada en Circuito de Jerez, sufrió un dramático accidente cuando por un fallo de la suspensión del Lotus que pilotaba, éste impactó contra el guardarraíl a casi 270 km/h, saliendo despedido del cockpit y quedando tendido en medio de la pista en una macabra posición que evidenciaba múltiples fracturas en su cuerpo, y aún con el asiento pegado a su espalda, provocando una de las imágenes más dantescas que ha generado este deporte. Sufrió gravísimas lesiones que truncaron una prometedora carrera deportiva y le provocaron secuelas de por vida, si bien, pudo sobrevivir para contarlo. Ahora dirige la una academia de pilotos en Inglaterra, y ha ocupado varios puestos de dirección en equipos de carreras.

Y completando el cuarteto de comisarios, ofició en representación del país anfitrión el canadiense Mike Kaerne, que ostenta el cargo de presidente de la Confederación de Autosport Car Clubs (CACC), filial de la ASN Canadá, que es la máxima autoridad del automovilismo en Canadá por delegación del FIA.

 

LAS SANCIONES

Comenzando con el capítulo de sanciones, y pese a la ausencia de grandes incidentes y de la presencia del safety car, que suele ser bastante habitual en este trazado, durante la jornada del domingo los comisarios que velan por el cumplimiento de la normativa que rige la Fórmula 1 se vieron obligados a dictar varias resoluciones sancionadoras.

La lista de sanciones durante la carrera quedó inaugurada por el piloto del equipo Williams F1 Team, Pastor Maldonado, al haber sido penalizado con un drive-through por embestir en la horquilla de la curva 10, su FW35 contra el Force India VJM06 del piloto alemán Adrian Sutil, y por ello infringir el artículo 16.1 apartado d) –causar una colisión– del Reglamento Deportivo de la Fórmula 1.

Momento de la colisión entre Adrian Sutil y Pastor Maldonado

Por su parte, y también en la misma curva 10, Giedo van der Garde, piloto del equipo Caterham F1 Team, no sólo ignoró las banderas azules que ondeaban y que le obligaban a facilitar su doblaje por parte del piloto de Red Bull, Mark Webber, sino que además provocó que el RB9 del australiano colisionara contra su CT03, infringiendo en una sola maniobra el artículo antes mencionado y también lo regulado en el 20.6 del Reglamento Deportivo de la F1. Éste último viene a señalar que un piloto doblado debe de permitir ser adelantado en la primera oportunidad disponible. Por esta maniobra, el piloto holandés fue sancionado con un 'stop and go' de 10 segundos. 

"Quiero pedir perdón a Mark por el incidente que tuvimos y me aseguraré de que aprendo de la decisión de los comisarios sobre la sanción de cinco posiciones para la próxima carrera. A veces se cometen errores, pero lo importante es admitirlos, aprender de ellos y seguir adelante", comentó Van der Garde tras el Gran Premio de Canadá.

Momento del incidente entre Mark Webber y Giedo van der Garde en el GP de Canadá

Sin embargo, Van der Garde volvería a repetir infracción del artículo 16.1 del Reglamento Deportivo de la Fórmula 1 cuando estuvo involucrado en otra colisión, precedida de otra inobservancia de la banderas azules, con el piloto alemán del equipo Sauber, Nico Hülkenberg. Ante esta circunstancia los Comisarios han impuesto al piloto holandés la sanción más grave del fin de semana. No en vano, será penalizado con la pérdida de cinco posiciones en la parrilla en el próximo Gran Premio de Gran Bretaña.

Los comisarios también sancionaron con un drive-through  al alemán Adrian Sutil por incumplimiento del mencionado artículo 20.6, al haber ignorado las banderas azules, entorpeciendo claramente a Lewis Hamilton cuando le iba a doblar.

Así mismo el equipo Caterham ha recibido una multa de 2.000 euros por infracción del 23.11 del Reglamento Deportivo de la F1 dado que un miembro de la formación británica atravesó el pit-lane cuando estaba pasando Daniel Ricciardo, circunstancia que prohíbe dicho precepto al señalar que el personal del equipo sólo tiene permiso de permanecer en la calle de boxes inmediatamente antes trabajar en un monoplaza y debe retirarse tan pronto como el trabajo se haya completado.

 

ATASCO EN EL PIT-LANE

Sin duda, la propia calle de boxes se convirtió el sábado por la tarde en el escenario que iba a acaparar gran parte del trabajo de los comisarios presentes en Montreal. No en vano, tras la bandera roja provocada en la Q2 por un nuevo accidente del brasileño de Ferrari, Felipe Massa, el final del pit-lane se convirtió en un hervidero de monoplazas prestos a ocupar el mejor puesto para poder disfrutar de una vuelta lo más limpia posible.

En esas circunstancias, el artículo 23 del Reglamento Deportivo de la F1 que regula la actividad en el pit-lane, y más en concreto su apartado 6 viene a señalar que los monoplazas antes del inicio o del reinicio de una sesión de entrenamientos -ya sean libres o la propia clasificación para la parrilla de salida del domingo- se deben de ubicar formando una fila en la 'fast-lane'. Con ello, los pilotos están obligados a retomar la marcha en el mismo orden en el que allí llegaron, aunque se permite salir antes que el piloto que precede, siempre y cuando, aquél se retrase indebidamente. Por tanto, dos son las situaciones que contempla la normativa; por una parte, la ubicación dentro del pit-lane, y por la otra, el orden de salida desde allí para el caso de que coincidan varios pilotos.

Cinco pilotos fueron investigados por haber adoptado una mala instalación al final de la calle de boxes: Pastor Maldonado, Sergio Pérez, Jean-Eric Vergne, Kimi Raikkonen y Daniel Ricciardo. Sin embargo, los Comisarios atendiendo a los argumentos expuestos por los pilotos donde manifestaban que su intención era comenzar desde el carril rápido, dictaron decisiones ecuánimes no sancionado a ninguno de ellos por esta circunstancia.

No obstante, el finlandés del equipo Lotus y el australiano de la escudería Toro Rosso sí recibieron sanción, consistente en la pérdida de dos posiciones en la parrilla de salida, dado que pese a que estaban mal ubicados, ganaron posiciones cuando retornaron a la pista. Y es que Kimi Raikkonen que se había instalado en cuarto lugar, salió segundo; haciendo lo propio Daniel Ricciardo, que había llegado al final de la calle de boxes en sexta posición y regresó al trazado en cuarto lugar. Bien es cierto, que pese a la sanción del finlandés, esté sólo se vio obligado a retroceder una sola posición ya que los comisarios habían impuesto antes su sanción que la de Ricciardo.

 

En el círculo rojo, Kimi Raikkonen y Daniel Ricciardo

De nuevo el piloto de Lotus –del que merece la pena destacar que gracias a su novena posición, acaba de igualar el récord que ostenta Michael Schumacher de 24 carreras consecutivas concluyendo en la zona de puntos–, nuevamente fue investigado porque al comienzo de la Q3, en una circunstancia parecida a la anterior, no respetó la posición de instalación la final de la calle de boxes, y salió por delante del piloto que le precedía, Mark Webber. Los Comisarios en esta ocasión aplicaron la excepción prevista en el Reglamento y entendieron que el piloto de Red Bull se había quedado inmóvil por espacio de casi dos segundos, demorándose indebidamente, por lo que esta situación faculta a Raikkonen que le pueda adelantar.

Por su parte, el propio Mark Webber y el piloto del equipo Williams, Valtteri Bottas recibieron una amonestación debido a que en la primera sesión de entrenamientos libres celebrada el viernes, ignoraron la presencia de unas banderas amarillas y no redujeron significativamente la velocidad, en contra de lo regulado en el artículo 2.4.5.1, apartado b del Apéndice H del Código Deportivo Internacional, que regula el uso de las banderas amarillas utilizadas en los puestos de comisarios de pista y las obligaciones de los pilotos cuando las mismas son mostradas. 

Asimismo, el británico del equipo McLaren, Jenson Button, fue investigado por una presunta Infracción del artículo 4 (b) contenido en el Apéndice L, capítulo IV del Código Deportivo Internacional, que regula la entrada el pit-lane, dado que por un problema al seleccionar la marcha cruzó la línea blanca en la entrada a boxes, si bien su acción no fue merecedora de sanción ni amonestación alguna debido a que comisarios aceptaron como circunstancias atenuantes el error cometido por el piloto.

TRISTE COLOFÓN DE GRAN PREMIO

Al margen de las sanciones y del deporte en sí mismo, hay que lamentar el trágico fallecimiento de un comisario de pista a consecuencia de un desafortunado accidente acaecido al ser atropellado por una grúa móvil que realizada tareas de retirada del monoplaza de Esteban Gutiérrez. La gravedad de sus lesiones fue tal que, pese a ser trasladado en helicóptero al hospital Sacre Coeur de Montreal, nada se pudo hacer por salvarle la vida.

Tendríamos que remontarnos al GP de Australia de 2001 para encontrar otro fatídico suceso en el que también perdiera la vida un comisario de pista. En aquella ocasión fue una rueda del monoplaza de Jacques Villeneuve, que acababa de impactar contra el muro, la que golpeó al comisario hiriéndole mortalmente.

El mundo de la Fórmula 1 está de luto y las muestras de apoyo y cariño a la familia y amigos desde todas las vertientes del automovilismo no se han hecho esperar. Desde estás páginas enviamos nuestras más sentidas condolencias para su familia y amigos. Descanse en paz.

Y después de este breve paréntesis en la gira europea, que cierra el primer tercio del Campeonato, la Fórmula 1 regresará al circuito de Silverstone -una de las pistas con más tradición del calendario- para la disputa del Gran Premio de Bretaña, donde, como ya es costumbre, os informaremos puntualmente.

Vía cdthef1.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)