May 012019
 

Especial homenaje 25 años sin Senna

Resultado de imagen de ayrton senna muerte fotosEl accidente mortal de Ayrton Senna en Imola fue precedido por el que sufrió el austríaco Roland Ratzenberger en el mismo trazado el día anterior, el sábado…y por el que el viernes, en la primera sesión cronometrada, sufrió Rubens Barrichello, tremendamente espectacular y del que también se temió lo peor, pero afortunadamente tuvo consecuencias leves para ‘Rubinho’.

El 30 de abril de 1994 fue un día muy duro para Ayrton Senna. Se acordaba del día anterior, de su momento de angustia con Barrichello. Y ahora, Ratzenberger. Fue al lugar del accidente, se interesó por lo que había pasado, dudó. Tomó una decisión, llevar una bandera austríaca en su coche para ondearla si ganaba la carrera, en homenaje personal a Roland.

Muchos recuerdan el accidente de Roland, pero olvidan el de Barrichello en la Variante Baja, quizás porque no tuvo consecuencias mayores. Rubinho llegó demasiado rápido y el piano le hizo de catapulta; el Jordan despegó, dio dos vueltas de campana y quedó detenido, acostado sobre su lado derecho. Rubens, en estado de shock, parecía inmóvil. Aunque se necesitaron 20 minutos para sacarlo del coche, no tenía lesiones graves. Senna fue uno de los primeros en visitarle: “Está en estado de shock, es normal, pero está bien”. Pero era evidente que estaba nervioso.

Pero quizás Ayrton pensó mucho en ese accidente de Rubens, mucho más en el de Roland y también en el que cinco años antes había sufrido otro austríaco, Gerhard Berger, en Tamburello. Un accidente en el que el Ferrari de Berger voló, se estrelló contra las protecciones y se incendió. Se temió lo peor, pero Berger salió ileso.

A Senna se le quedaron grabadas una palabras de Berger: “Tamburello es muy peligrosa. Un día alguien morirá allí. Es demasiado peligrosa”.

Berger recuerda que más adelante, en unos test, Senna y él visitaron Tamburello para ver qué se podía hacer, caminaron e inspeccionaron el terreno y Ayrton le comentó: “No se puede hacer nada. Detrás del muro está el río. No hay forma  de retrasar esta pared, no hay espacio”.

No fue ésta la única premonición. En 1990, la actriz y cantante brasileña Xuxa había invitado a Ayrton a su Especial Navidad en la televisión brasileña. Xuxa le deseó ‘Feliz Navidad 1990’, ‘Feliz Navidad 1991’, ‘Féliz Navidad 1992’, ‘Feliz Navidad 1993’, le dijo mientras rubricaba la felicitación con un beso por año… pero no continuó más allá de 1993.

 

Senna estaba tenso. “Nunca le vi tan tenso”, dijo Reginaldo Leme, uno de los periodistas brasileños con los que tenía confianza.  Estaba en contra de tantas ayudas electrónicas que los dos años anteriores habían permitido ir más, mucho más rápido, pero los coches del 1994, sin tantas ayudas, eran muy difíciles de pilotar.

Se confesó la noche del sábado, tras haber obtenido la Pole, con el Profesor Sid Watkins, el médico de la FIA y paladín de las normas de seguridad, al que le unía una profunda amistad. El doctor le dijo claramente: “¿Por qué no lo dejamos, nos retiramos y nos vamos a pescar?“.  Pero Senna dijo ‘no’, tenía que correr.

Senna se creía tocado por la gracia de Dios, en comunión con los cielos, un tanto místico. Quizás en el fondo intuyó que ese era su destino. Su documental dice que la mañana del día 1 de mayo la comenzó con una lectura de la Biblia también premonitoria: “Dios te dona el mayor de los presentes, el propio Dios”.

Vía SoyMotor.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)