• lun. Mar 4th, 2024

El piloto asturiano se sacó de la manga un adelantamiento en la salida del pit lane, buscando hueco por donde no lo hay, para aprovechar el poco tiempo que tuvo en los Libres 2

ImagenFernando Alonso sabía que su fin de semana en el GP de Abu Dhabi empezaría más tarde de lo habitual. El piloto asturiano debía ceder su asiento a Felipe Drugovich, para cumplir la norma de la FIA que obliga a cada equipo a dar a los más jóvenes dos sesiones de entrenamientos, como mínimo, a lo largo de la temporada.

Se perdió los Libres 1, sin embargo, entre sus intenciones estaba aprovechar al máximo la segunda sesión de la jornada, en la que además tendría las mismas condiciones que se va a encontrar en clasificación y carrera. Con todo, un accidente de Carlos Sainz a los nueve minutos de empezar y otro de Hulkenberg poco después de volver a pista tras la primera bandera roja, hicieron que Alonso no pudiese estar sobre el trazado ni media hora.

«No aprendí mucho de la FP2. Tuvimos mala suerte con el par de banderas rojas y no hubo mucha acción. Es importante practicar un poco y la FP2 es la única sesión de práctica con condiciones que representan la clasificación y la carrera, por lo que tenemos trabajo que hacer, pero es lo mismo para todos», reconocía el piloto de Aston Martin que, pese a todo, mantiene el buen humor y ha demostrado su agilidad en las escaleras del circuito.

Ante la falta de acción en pista, espectáculo en el pitlane

Las banderas rojas tardaron en desaparecer y cuando lo hicieron la tensión en el pitlane se palpaba a la perfección. Max Verstappen se llegó a quejar por radio de que un Williams quería colarse en la salida de boxes, dejando claras sus intenciones de volver cuanto antes a pista.

Poco después, Fernando Alonso también demostraba sus ganas de probar el AMR23 en el circuito de Yas Marina. Ante la falta de acción en pista, el piloto asturiano, que habitualmente disfruta dejando adelantamientos inimaginables, aprovechó la salida en el pit lane para dar espectáculo.

Había atasco en la zona del túnel, pero eso no fue impedimento para el bicampeón del mundo. Alonso aprovechó al máximo el poco hueco que había en la zona del túnel para adelantar a uno de los AlphaTauri y estar cuanto antes sobre el trazado.

El GP de Abu Dhabi es la última cita de la temporada. Con todo, Fernando Alonso aún tiene batallas pendientes tanto en el Mundial de pilotos como en el de constructores. En la primera, su lucha está con Carlos Sainz, mientras que en la segunda su rivalidad es con McLaren.

«Haremos todo lo posible para terminar la temporada de manera positiva. Cualquier cosa puede pasar, como hemos visto en los dos últimos eventos. Lucharemos hasta la última vuelta y veremos qué podemos hacer«, asegura el asturiano convencido de que lo darán todo para conseguir el mejor resultado posible en Yas Marina.

Vía Marca.com

Advertisement
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *