Ago 162020
 

Gran actuación del español

ImagenLewis Hamilton dominado de principio a fin el Gran Premio de España de F1 y se ha anotado su victoria 88 en la F1, con lo que se coloca a sólo tres de las 91 de Michael Schumacher y afianza su liderato en el Mundial, que ha es de 37 puntos sobre Max Verstappen, segundo pero siempre a mucha distancia en la carrera de hoy.

 

 

El gran protagonista del día ha sido Carlos Sainz, que a base de tesón, sufrimiento y nervios templados, ha conseguido arañar el sexto puesto final, tras superar a un coche muy superior, como es el Red Bull de Alexander Albon. Es un respiro para el madrileño, esta vez sin errores en el box, ni reventones, pero con la desidia de McLaren al leer la estrategia en la segunda parada, que le ‘quitó’ a su piloto un colchón de tres segundos para sacarle forzado a pista una vuelta después de lo que le tocaba. Inexplicable ya sea por despiste voluntario o involuntario.

Fue una lucha en el alambre, que Carlos solventó con maestría para hacerse con el mejor puesto posible del día, el sexto final, a base de cerrar los huecos y calentar sus gomas a toda prisa. Sainz certificó su gran actuación con un adelantamiento sobre Vettel, ya con las gomas castigadas, en la vuelta 60, en una pasada que ilustra la sustitución en habrá en Ferrari en 2021.

Una sanción final de 5 segundos a Checo Pérez, alentó a carlos para intentar el quinto puesto, pero no pudo conseguirlo. Los Racing Point juegan en otra categoría ahora mismo y el sexto en Montmeló es toda una hazaña para el español, en los tiempos que corren. Baste comentar que sólo los tres primeros coches acabaron en el mismo giro, el resto, todos doblados.

El ’55’ se lleva 8 puntos para subir a la novena plaza del Mundial de Pilotos, mientras Lando Norris suma el puntito del décimo para McLaren. Carlos siempre ha sumado, seis veces seguidas, en el Gran Premio de casa.

Bottas se clavá en la salida.

Bottas perdió dos posiciones en la salida y dejó sin escudero a Lewis Hamilton, sólo frente a Max Verstappen, que empezaba a ver una situación favorable a sus intereses. Lance Stroll le metió el coche en la frenada al finlandés, que se quedó dormido y tomó la tercera laza en esas vueltas iniciales. En la vuelta 5, con el modo calificación activado, Valtteri pudo recuperar el tercero.

Carlos Sainz intentó atacar a Alexander Albon, con el que llegó a estar emparejado en la curva 3, pero el de Red Bull pudo salvar el sexto en el arranque. El segundo de los Red Bull paró en la vuelta 16 y le dejó la sexta plaza a Carlos Sainz, que se quedó con aire libre y empezó a aumentar su ritmo. Mientras Verstappen se quejaba de que los neumáticos estaban “destruidos. No me importa el tráfico”. Esta vez, la cruz de los neumáticos había caido para el lado de los de Milton Keynes, al contrario de lo que ocurrió en Silverstone. Entró en la vuelta 21.

Gasly y Norris eran los siguientes en parar (vuelta 22) y Carlos intentaba hacer el hueco suficiente para rebasar a Albon.

Parada de Sainz, esta vez sin fallos

Sainz paró en la vuelta 23, no logró superar a Albon y colocó un juego blando para poder pasar al Red Bull en pista, en una táctica realmente arriesgada para el español. Presionó cuanto pudo el madrileño a su rival, luchando por la sexta plaza virtual. Carlos necesitaba pasar en su táctica de dos paradas y Albon lograba mantener el puesto, en su estrategia a una.

Sainz adelanta a Albon a Ocon y a Pérez

Tras madurar a su rival, en la vuelta 29, Carlos dio cuenta de todo un Red Bull y se encaminó a una cabalgada incierta, aunque el ’55’ puso toda su fe.

En la siguiente vuelta, Sainz dio cuenta de Ocon (que no había parado) y de Checo Pérez, que se había dormido en su primera parada, aunque el mexicano de devolvió la jugada en la vuelta 30, con un coche más rápido en cualquier condición que el McLaren. No era su guerra. Pese a todo, los dos Racing no se despegaban del coche papaya.

Trompo de Leclerc

En la vuelta 38, Leclerc, que perseguía a Norris, en la lucha por la novena plaza, sufrió un trompo a la altura de la chicane, quizá por un fallo del motor, aunque no quedaba claro. El monegasco pudo arrancar de nuevo y entrar en boxes para retirarse. Se anunciaba lluvia para la vuelta 50, es decir con 16 por siputarse3 para el final.

La modorra de McLaren

La estrategia de una parada de Albon se convirtió en dos y se detuvo en la vuelta 41. McLaren, en lugar de marcar al Red Bull, en la siguiente vuelta siguió en pista, en otra nueva falta de reflejos alarmante de los de Wojking. Sainz salió emparejado a Albon en la vuelta 43, cuando podría haberlo hecho holgado en la 42 y luego tuvo que tirar de oficio para cerrar durante media vuelta al tailandés. El magnífico duelo cayó del lado del español, pero con un riesgo innecesario y provocado por la modorra habitual del muro papaya en esta temporada.

Vía Marca.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)