• vie. Feb 23rd, 2024

El coche de Fernando y Occon al detalle

Los nuevos colores le dan un aspecto inconfundible en la parrilla de 2021, pero hay varios cambios significativos sobre el RS20, el último de la saga de Renault F1.

La zona media del coche, desde el inicio del suelo y la parte trasera, con una redefinición de las suspensiones, con un triángulo superior y un tirante muy muy cortos, concentra la mayor parte de las novedades de un coche que ya en 2022 cambiará por completo con el nuevo reglamento de la FIA, con los coches que recuperarán el efecto suelo, sin ya nada en común con los actuales.

Para algunos analistas, el volumen redondo de los pontones, que va en contra de la tendencia de la mayoría de los monoplazas actuales, que caen de forma recta hacia el motor, y el ensanchamiento de la tapa del motor en la zona de la toma de aire superior del motor, a modo de torre, se centran en mejorar le refrigeración del motor, y una a puesta por la fiabilidad, por encima de la ganancia aerodinámica.

El tiempo dirá si es un coche verdaderamente competitivo, como el del final de 2020, o si por el contrario, un coche de simple transición hacia el nuevo reglamento. La mejora del motor concentra buena parte de las esperanzas de ser un coche a tener en cuenta desde el principio del año en el Gran Premio de Bahréin, el 28 de marzo.

Vía Marca.com

Advertisement
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *