Nov 032014
 

Decisiones adoptadas por los comisarios deportivos desplazados hasta el Circuito de las Américas

hu_5[1]La antepenúltima cita de la presente temporada 2014, que tuvo su desarrollo en tierras norteamericanas, ha deparado una prolija actividad por parte de los comisarios designados por la Federación Internacional de Automovilismo –FIA- para fiscalizar el cumplimiento de la normativa imperante en la Fórmula 1, dando como resultado un variado y extenso elenco de resoluciones, algunas de las cuales conllevaron la imposición de puntos de penalización en algunas superlicencias.

INCIDENTES SANCIONADOS

No había transcurrido ni una sola vuelta cuando un percance en la frenada de la curva 16, en el que se vieron implicados el mexicano Sergio Pérez y el alemán Adrian Sutil, provocó que el Director de Carrera, Charlie Whiting, enviara un informe a los comisarios deportivos sometiendo el asunto a su consideración; si bien éstos, haciendo uso de la facultad atribuida por la normativa decidieron posponer la investigación para después de la carrera. 

Una vez revisadas las pruebas de vídeo y habiendo escuchado a los dos pilotos y a los representantes de los equipos involucrados, los comisarios dictaminaron que el piloto del equipo Force India había provocado una colisión, catalogando a la misma de imprudente, dado que, parecía razonable que no podía completar su maniobra en las circunstancias pretendidas. El veredicto de los comisarios le consideró responsable del incidente en los términos del artículo 16.1, y más en concreto de su apartado d):

"Se entiende por incidente cualquier suceso o serie de sucesos que involucren a uno o más pilotos, o cualquier acción de cualquier piloto, que sea denunciada a los Jueces de Carrera por el Director de Carrera (o percibida por los Jueces de Carrera y posteriormente investigada) la cual: 

a) haya provocado la necesidad de suspender la carrera según lo dispuesto en el art. 41;

ADVERTISEMENT

b) constituya una infracción de este Reglamento Deportivo o del Código Deportivo Internacional de la FIA;

c) haya provocado una salida en falso de uno o más monoplazas; 

d) haya provocado una colisión; 

e) haya forzado a otro piloto a salirse de la pista;

 f) haya evitado de forma ilegítima una maniobra de adelantamiento legítima de otro piloto; 

g) haya cerrado el paso de forma ilegítima a otro piloto durante un adelantamiento".

La sanción impuesta a Checo consistió en una penalización de 7 posiciones en la parrilla de salida del próximo evento –sanción prevista en el artículo 16.3 f)-, además de una penalización en la superlicencia de 2 puntos, los primeros que atesora el mexicano desde la imposición de esta nueva medida al comienzo del campeonato.

Esta sanción encuentra su acomodo en el artículo 4.2 del Reglamento Deportivo de la Fórmula 1, que establece que: "De conformidad con el artículo 16.3, los comisarios pueden imponer puntos de penalización en la súper licencia de los pilotos. Si un piloto acumula 12 puntos de penalización, su licencia quedará suspendida para el siguiente evento, tras lo cual se eliminarán los 12 puntos en la licencia. Los puntos de penalización se mantendrán en un piloto con superlicencia por un período de 12 meses, tras lo cual serán eliminados, respectivamente, a los 12 meses de su imposición"

Y en este mismo orden de cosas, los comisarios pospusieron para después de la carrera la investigación del percance protagonizado por el piloto de Toro Rosso, Jean-Eric Vergne, y el piloto de Lotus, Romain Grosjean, en la primera curva del circuito. Tras la audiencia con las partes implicadas y la revisión de las imágenes de video, los comisarios presentes en Austin reflejaron en su dictamen que por parte del piloto de Toro Rosso se había vulnerado el apartado e) del artículo 16.1 antes indicado, al haber golpeado y forzado a salirse de la pista a su compatriota de Lotus.

La sanción impuesta para el francés de la formación de Faenza consistió en una penalización de 5 segundos –sanción prevista en el artículo 16.3 d)- así como en la imposición de 1 punto en su superlicencia.

EXCESO DE VELOCIDAD BAJO RÉGIMEN DE COCHE DE SEGURIDAD

Tras la salida del safety car en la primera vuelta de la carrera, debido al incidente antes comentado, el Director de Carrera reportó a los comisarios sendos informes donde se sometía a su consideración una posible violación de la normativa por varios pilotos durante el régimen del coche de seguridad. La investigación se saldó con varios pilotos sancionados al haber constatado a través de sus respectivas telemetrías que, tanto el piloto de Sauber, Esteban Gutiérrez, como el piloto de Toro Rosso, Jean-Eric Vergne, como el piloto de Lotus, Pastor Maldonado, habían sido claramente más rápidos de lo permitido por la FIA cuando hace acto de presencia el coche de seguridad, contraviniendo así lo dispuesto en el artículo 40.7 del Reglamento Deportivo de la F1.

Esta norma que señala que: "Todos los monoplazas deben reducir la velocidad y formar una fila detrás del coche de seguridad de no más de diez monoplazas de separación entre si. Con el fin de garantizar que los pilotos reduzcan la velocidad lo suficiente, desde el momento en el que el mensaje de coche de seguridad se muestra en el sistema de mensajería oficial hasta el momento en que cada vehículo cruza la primera línea del coche de seguridad por segunda vez, los pilotos deben mantenerse por encima del tiempo mínimo establecido por la FIA a través de la ECU" (unidad de control electrónico que ha sido fabricado por un proveedor designado por la FIA bajo a una especificación determinada por el máximo organismo)

La sanción impuesta a los tres pilotos consistió en una penalización de 5 segundos (que como se recordará al ser impuesta durante la carrera puede ser cumplida en una parada en boxes, o, en caso de no producirse esta, sumando esos 5 segundos a su tiempo final de la prueba), además de la una penalización de 1 punto en la superlicencia de cada uno de los pilotos (el segundo punto del fin de semana en el caso de Vergne).

EXCESOS DE VELOCIDAD EN EL PIT-LANE

Discurría la primera sesión de entrenamientos libres cuando el jovencísimo piloto probador de Toro Rosso, Max Verstappen, circulaba por la calle de boxes con su SRT9 a 99.3 km/h, lo que motivaría la imposición de una multa de 1000 euros a la formación de Faenza debido a la vulneración del artículo 30.12 del Reglamento Deportivo de la Fórmula 1.

El referido artículo, tantas veces reflejado en estas líneas, penaliza el exceso de velocidad en la calle de boxes estableciendo que: "Se impondrá un límite de velocidad de 80 Km/h en el pit-lane durante todo el evento. Sin embargo, este límite podrá ser modificado por los comisarios después de una recomendación del Delgado de Seguridad de la FIA".

La norma continúa indicando que: "Cualquier equipo cuyo piloto exceda el límite durante cualquier sesión de práctica será multado con 100 euros para cada kilómetro por hora por encima del límite, hasta un máximo de 1000 euros. Sin embargo, de conformidad con el artículo 18.1 de los comisarios pueden infligir una pena adicional si sospechar un conductor iba a alta velocidad con el fin de obtener algún tipo de ventaja".

Por su parte, y ya durante la disputa de la carrera, los comisarios recibieron un informe de Charlie Whiting al objeto de investigar un presunto exceso de velocidad en el pit-lane por parte del piloto venezolano del equipo Lotus, que finalmente fue sancionado con la imposición de otros 5 segundos de penalización al haber sido detectado su E22 circulando por la calle de boxes a 81.4 km/h. A diferencia de la ocasión anterior -que se produjo en los primeros lances de la prueba-, al no tener prevista parada alguna en lo que restaba de carrera, a su tiempo final de la prueba le fueron añadidos esos 5 segundos.

Se hace necesario matizar que, en el caso de que la transgresión del límite de velocidad tenga lugar durante el transcurso de la prueba, la norma viene a sustituir la multa económica para el equipo por una sanción personal para el propio piloto: "Durante la carrera los comisarios podrán imponer cualquiera de las sanciones previstas en el artículo 16.3 a), b) o c) al piloto que supere el límite” -esto es, 5 segundos de penalización, drive-through, o “stop and go” de 10 segundos, respectivamente-".

Romain Grosjean, Lotus F1 E22 runs wide

AUSENCIA DE DOS EQUIPOS EN EL GRAN PREMIO

El Gran Premio de Estados Unidos discurrió con la ausencia de dos equipos por motivos financieros: Caterham y Marussia. Una vez que los comisarios revisaron los formularios de inscripción de ambos equipos al Campeonato y hubieron verificando que el comportamiento de ambas escuderías suponía un incumplimiento del Reglamento Deportivo de la Fórmula 1 al violar el compromiso de disputar todas las rondas del Campeonato, reflejado en apartado f del artículo 13.2, decidieron que las actuales condiciones económicas por las que atraviesan ambas escuderías aconsejaban no imponer penalización alguna, delegando el asunto para la adopción de la decisión final al propio Presidente de la FIA, Jean Todt.

El artículo mencionado señala que la solicitud para competir en el Campeonato incluirá:

"a) La confirmación de que el solicitante ha leído y comprendido el Reglamento y está de acuerdo, en su propio nombre y en nombre de todos los asociados con su participación en el Campeonato, para observarlos. 

b) El nombre del equipo (que debe incluir el nombre del chasis). 

c) La marca del automóvil de competencia. 

d) La marca del motor. 

e) Los nombres de los conductores. Un conductor puede ser nominado con posterioridad a la aplicación mediante el pago de una tasa fijada por la FIA. 

f) Un compromiso por parte del solicitante para participar en todos los eventos con el número de coches y conductores introducidos".

CAMBIOS EN EL SISTEMA DE CLASIFICACIÓN

Y al hilo de la ausencia en Austin de Caterham y Marussia, los comisarios tuvieron que replantearse el formato de la clasificación dado que se pasó de 22 a 18 monoplazas participantes.

En virtud de la autoridad otorgada por el apartado h del artículo 11.9.2 del Código Deportivo Internacional, que expresamente les permite modificar la clasificación, y teniendo en cuenta los principios establecidos en el artículo 33.1 del Reglamento Deportivo de la Fórmula 1, que regula el procedimiento de la clasificación –para el supuesto de que haya 26, 24 ó 22 los coches participantes-, los comisarios presentes en el Circuito de las Américas emitieron un comunicado por el que anunciaban que los 4 monoplazas más lentos de la Q1 serían excluidos para la Q2, de la misma forma que los 4 bólidos más lentos de la Q2 no pasarían a tomar parte en la última y definitiva Q3. Recordemos que con 22 monoplazas en pista el sistema que se venía aplicando era que, tanto en la Q1 como en la Q2, caían los 6 coches más lentos.

REEMPLAZO DE MOTORES Y UNIDADES DE POTENCIA

Los desplazados a la pista de Austin recibieron un informe del Delegado Técnico, Jo Bauer, poniendo de manifiesto que el equipo Red Bull había anunciado el lunes anterior a la disputa del Gran Premio que el RB10 de Sebastian Vettel haría uso de la sexta unidad de potencia completa de la temporada, lo que automáticamente acarrea una sanción consistente en tomar la salida desde la calle de boxes.

La modificación mecánica llevada a cabo por el equipo de Milton Keynes implicó una violación del artículo 28.4 a) del Reglamento Deportivo de la Fórmula 1 que viene a regular el máximo de unidades de potencia que pueden ser utilizados a lo largo del Campeonato sin ser penalizados por ello: "A menos que se pilote para más de un equipo, cada piloto no puede utilizar más de cinco unidades de energía durante una temporada del Campeonato".

En este sentido, los equipos pueden disponer, por monoplaza, de un máximo de cinco elementos de los seis componentes que forman la unidad de potencia, esto es: motor térmico (ICE), MGU-K, MGU-H, baterías, turbocompresor y electrónica de control. Por lo tanto, la sanción es automática una vez que se reemplaza por sexta vez uno de esos dispositivos.

Por su parte, la sanción impuesta tiene su acomodo en el apartado c) del propio artículo 28.4, que establece un régimen de sanción distinto en función del número de elemento de la unidad de potencia que sea utilizado superando el límite impuesto por la normativa:

"En caso de que un piloto utilice más de cinco unidades -de cualquiera de los elementos que constituyen la unidad de potencia- recibirá una penalización en la parrilla en el primer evento en el que se utilice cada elemento adicional. Las sanciones se aplicarán de acuerdo a la siguiente tabla y serán acumulativas: 

Sustitución de una unidad de potencia completa: El piloto en cuestión debe comenzar la carrera desde el pit lane. 

La primera vez que se utiliza una sexta unidad de cualquiera de los elementos: Penalización de 10 posiciones en la parrilla. 

La primera vez que se utiliza una sexta unidad de cualquiera de los elementos restantes: Penalización de 5 posiciones en la parrilla. 

La primera vez que se utiliza una séptima unidad de cualquiera de los elementos: Penalización de 10 posiciones en la parrilla.

La primera vez que se utiliza una séptima unidad de cualquiera de los elementos restantes: y así sucesivamente: Penalización de 5 posiciones en la parrilla.

Se considerará que una unidad de energía o de cualquiera de los seis componentes ha sido utilizada  una vez que el tiempo de transpondedor del monoplaza ha demostrado que ha salido de la calle de boxes.

Si se impone una penalización en la parrilla y la posición en la parrilla del piloto es tal que la sanción completa puede ser aplicada, el resto de la misma se aplicará en el próximo evento. Sin embargo, tales sanciones restantes no se llevarán a efecto más allá de un evento".

En este mismo orden de cosas y haciendo patente las dificultades por las que atraviesan los equipos para adecuarse a esta norma en la recta final de la temporada, otro piloto fue sancionado por los comisarios después de haber recibido informe del Delegado Técnico que informaba de que el STR9 del ruso, Daniil Kvyat, había reemplazado el motor térmico o motor de combustión interna, siendo este el séptimo usado en la presente campaña -el sexto había sido montado en la cita italiana, es decir, cuatro pruebas atrás-. Por tanto, de conformidad con el artículo anteriormente indicado, la penalización impuesta consistió en el retraso de 10 posiciones en la parrilla de salida.

Aunque en este caso, tal y como manifestaron los comisarios en un comunicado emitido el domingo, la sanción impuesta no pudo ser aplicada en su totalidad en este evento dado que, debido a la clasificación obtenida por el ruso, solo fue posible retrasarlo 3 posiciones. Por tanto, las otras 7 posiciones de retraso tendrán su aplicación en el próximo Gran Premio que se disputará en Brasil en tan solo una semana.

SUSTITUCIÓN DE CAJA DE CAMBIOS

El piloto de la escudería de Woking, Jenson Button también fue sancionado por los comisarios con la pérdida de 5 posiciones en la parrilla de salida al haber sido reemplazada la caja de cambios de su MP4-29 antes de haber transcurrido 6 carreras consecutivas. Recordemos que el equipo McLaren sustituyó la caja de cambios de ese monoplaza tras el abandonó sufrido por el británico en el G.P. de Singapur; por tanto, la anterior solo subsistió dos carreras. 

De esta forma se infringe el artículo 28.6 a) del Reglamento Deportivo de la Fórmula 1: "Cada piloto no puede usar más de una caja de cambios durante seis eventos consecutivos en los que su equipo compita. Si un piloto utiliza una caja de cambios de sustitución se le retrasará cinco posiciones en la parrilla de salida en ese evento y otras cinco puestos cada vez que se utiliza una caja de cambios más…".

The Sauber C33 of race retiree Adrian Sutil, Sauber is recovered back to the pits on the back of a truck

OTROS ASUNTOS QUE NO FUERON SANCIONADOS

Después de haber recibido un informe del Director de Carrera los comisarios realizaron una investigación acerca de una presunta parada peligrosa en boxes por parte del piloto del equipo McLaren, Kevin Magnussen, concluyendo en su resolución que, después de haber revisado las imágenes de video desde varios ángulos, no se produjo una infracción del artículo 23.12 a) del Reglamento Deportivo de la Fórmula 1 habida cuenta de que el monoplaza no fue liberado de la parada en condiciones de riesgo. El mencionado artículo señala: "Es responsabilidad del equipo liberar su vehículo del garaje o de la parada en boxes solamente cuando sea seguro hacerlo…".

LOS COMISARIOS

El equipo de comisarios designado por la FIA para velar en la prueba norteamericana por el cumplimiento de la normativa que impera en la categoría reina, estuvo formado por el australiano Gary Connelly -que ofició como por cuarta vez tras sus intervenciones en España, Austria y Alemania- y que es vicepresidente del Instituto FIA desde el año 2011, y miembro del Consejo Mundial de la FIA.

Junto a él intervino por tercera vez en la temporada, tras su participación en Malasia y China, la española Silvia Bellot y que forma parte del Consejo de Dirección de la Real Federación Española de Automovilismo, así como de la WMC (Women in Motorsport Commission).

Y completando el plantel de comisarios técnicos ofició, en representación del país organizados, el norteamericano Tim Mayer -que en la presente campaña ya participó en la carrera inaugural del Campeonato así como en el GP de Gran Bretaña – y que es comisario internacional que desempeña labores en el Campeonato del Mundo de Resistencia, en el Campeonato del Mundo de Turismos, en el Campeonato del Mundo de GT1, así como en varias fórmulas junior.

Junto a los comisarios técnicos estuvo presente en el Circuito de las Américas el expiloto británico de Fórmula 1, Derek Warwick, que repite cometido tras sus participaciones en Bahréin, Mónaco e Italia. Actual presidente el prestigioso Club de Pilotos Británicos y considerado como uno de los grandes pilotos de Fórmula 1 que jamás obtuvo una victoria, Warwick disfrutó de un largo periplo en el Gran Circo habiendo tomado parte en 146 Grandes Premios entre los años 1981 y 1993. Fue piloto de Toleman, Renault, Brabham, Arrows y Lotus, habiendo sumando 71 puntos, 2 vueltas rápidas y 4 podios, en concreto dos segundos puestos y dos terceros a los mandos del legendario Renault RE50 con motor turbo. 

El piloto británico cosecharía el éxito deportivo en las carreras de turismos y de resistencia, categoría esta última donde logró la victoria en las míticas 24 horas de Le Mans en 1992. También fue Campeón del Mundo de Resistencia, aparte de haber disputado el Campeonato Británico de Turismos entre 1995 y 1998, retirándose de la competición en el año 2007.

 - Varios comisarios limpian la pista de Austin durante el GP de EE.UU. 2014

Vía Cdthef1.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)