Oct 142015
 

Red Bull da vía libre a su filial para llegar a un acuerdo con Maranello

1444750923_extras_noticia_foton_7_1[1]Buscarse las habichuelas. Eso es lo que ha hecho Toro Rosso para salir del callejón sin salida en el que se encontraba desde que Red Bull, equipo del que es filial, anticipó una más que probable ruptura con Renault. Franz Tost, director deportivo de Toro Rosso, ha anunciado que su equipo negocia con Ferrari para llevar motores fabricados en Maranello la próxima temporada, lo que garantiza la continuidad de la escudería de Faenza en la Fórmula 1.

Red Bull ha dado vía libre a Toro Rosso para aceptar las condiciones propuestas desde el principio por Ferrari: sólo compartirá el material de 2015, una condición que la compañía energética nunca ha visto con buenos ojos. "Toro Rosso acepta el motor con la especificación de 2015, porque creemos que es un paso adelante para nosotros", aseguró Tost.

"Aceptamos la propuesta de Ferrari porque estamos seguros de que se trata de un motor con una gran potencia. No es un problema utilizar el motor de 2015", insistió el ex piloto austriaco, quien reveló que todavía están negociando los términos del contrato.

"Se necesita un poco de tiempo, no es fáci. Hay algunos puntos que tenemos que cerrar con Red Bull, que también está involucrado. Toro Rosso quiere trabajar con Ferrari, pero al final Red Bull decidirá qué va a pasar con ambos equipos", reconoció el austriaco, quien deslizó que Red Bull mantiene negociaciones con Ferrari para conseguir un mejor acuerdo.

"Obviamente, nos encontramos en una situación diferente de la de Red Bull. Ellos luchan por victorias y títulos, por lo que es normal que quieran contar con el mismo material con el que trabajará Ferrari en 2016, aunque la decisión no es de Ferrari sino del Sr. Mateschitz (propietario de Red Bull). Él deberá tomar la decisión final", explicó Tost.

El jefe de Toro Rosso aseguró que el principal motivo para cambiar de suministrador de motores es la falta de fiabilidad que ha arrastrado Renault esta temporada, lo que ha impedido que se cumplan los objetivos marcados a principios de 2015. "Si no hemos alcanzado nuestro objetivo tenemos que preguntarnos por qué. Hemos tenido 10 abandonos [once tras el de Sainz en Sochi], dos de ellos causados por errores de pilotaje, tres por culpa de Toro Rosso y cinco achacables a motivos externos (problemas propios de Renault). Viendo estos resultados decidimos cambiar algo", explicó Tost.

Carlos Sainz valoró el acuerdo entre Toro Rosso y Ferrari. "El futuro se ve ahora un poco mejor, todo se está poniendo en su lugar finalmente, sobre todo para Toro Rosso", comentó el piloto español a 'Autosport'.

El madrileño confía en que el motor Ferrari de 2015 sirva para ganar algo de potencia. "Creo que no sería malo el motor con la especificación de 2015. Si el coche de 2016 es simplemente una evolución del de este año con un poco más de potencia creo que podemos tener un paquete muy fuerte", afirmó el español, quien ve el futuro con optimismo.

"Soy un chico muy positivo. Quiero pensar que el año que viene tendremos un paquete competitivo y estaremos un poco más arriba en las carreras. Si analizamos todos los problemas, y aprendo mucho de esta temporada, el año que viene puede ser un año realmente bueno", insistió.

Toro Rosso acepta correr en 2016 con un motor Ferrari de 2015

Vía Marca.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)