Jun 212016
 

Al alemán puso en duda la llamada desde el muro a que realizara su primera parada en boxes en la sexta vuelta, con el objetivo de no perder la estela del Red Bull de Ricciardo. "¿Estáis seguros? Tengo ritmo", respondía por radio

Vettel celebra su segunda posición en el podio del Gran Premio de...Camino de cumplir su segunda temporada con Ferrari, Sebastian Vettel deja claro en cada gran premio que la comunicación con su equipo de ingenieros es ante todo fluida. Como si de un amigo de tratase, el alemán recurre a la radio de su monoplaza siempre que algo que sucede en pista no termina de cuadrarle, ya sea un doblado que no se aparta a tiempo o un ruso que llega haciendo maniobras peligrosas.

Si ya sabíamos que la comunicación es buena, en el Gran Premio de Europa Vettel nos ha enseñado que además hay tanta confianza entre coche y muro como si llevase toda la vida trabajando con ellos. Fue en la sexta vuelta, cuando Daniel Ricciardo, que se antojaba máximo rival por la segunda plaza, entraba a boxes. Desde Ferrari creyeron que lo mejor para la lucha de Seb con el australiano sería hacer lo propio y no descompasarse en la estrategia.

Desde el muro formalizaron la petición, a la que un extrañado Vettel respondió:"¿Estáis seguros? Tengo buen ritmo ahora". La orden cayó en saco roto, y el tetracampeón del mundo continuó con su propia estrategia a una parada, en la vuelta 20, que le permitió perder una sola posición a la salida (la que posteriormente ganó a su compañero Raikkonen siete vueltas más tarde) yterminar la carrera segundo.

"No elegí quedarme fuera, simplemente pregunté si no era quizás mejor seguir, porque es cierto que en las primeras vueltas el coche se deslizaba mucho, pero después de unas cuantas vueltas los neumáticos se estabilizaron y encontré el ritmo", comentaba a SkySports al ser preguntado por su decisión de desoír al equipo.

"El viernes nos faltaba ritmo, pero había buenas sensaciones. El sábado cambiamos mucho, nos recuperamos y sacamos beneficio del error de Hamilton el sábado. Estoy contento y orgulloso, porque como equipo hemos sido uno sólo. Somos el mayor rival de Mercedes, pero eso no basta: queremos ganarles. La ambición es alta, pero paso a paso estoy seguro de que vamos a hacer lo correcto", añadía.

Por su parte la estrategia de Ricciardo fue a dos paradas, terminando la carrera séptimo mientras que todos los pilotos que tuvo por delante le ganaron la partida a una parada. "No creo que hayamos cometido errores en la pista o con la estrategia, sólo nos faltó ritmo. Sufrimos con las ruedas traseras, en la cuarta vuelta ya se estaban desgastando en cuarta y quinta marcha", declaraba el de Red Bull.

Vía Marca.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)