Oct 272013
 

Un trabajo impecable que se ve reflejado en estos títulos1382875933_extras_albumes_0[1]

La escudería de Fórmula 1 Red Bull Racing-Renault se ha proclamado vencedora del campeonato de constructores que otorga la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) todos los años, después de completar una auténtica marcha militar, en la que ha sacado más de 140 puntos con respecto a sus rivales a falta de tres carreras para finalizar la temporada.

   Los inicios del equipo en el circo del motor no fueron tan espectaculares como los que se dan en la actualidad. En 2004, la marca de bebidas energéticas compró la licencia de un Jaguar abocado a la desaparición. Con un veterano David Coulthard al frente, escudado por  Christian Klien, debutaron en la temporada consiguiendo un digno séptimo puesto que repitieron en el año 2006, temporada en la que consiguieron el primer podio de su historia, con un tercer puesto de Coulthard.

   En 2007 decidieron hacer un lavado de cara completo, fichando a Mark Webber, e incorporando por primera vez los motores Renault a sus monoplazas. La escudería se empieza a ganar un nombre en la competición y  consigue el segundo podio de su historia. Al año siguiente empeoran su posición final volviendo al séptimo puesto por culpa de los problemas de prestaciones de la marca austriaca.

   En 2009, Sebastian Vettel entra en escena después de su gran actuación al volante de Toro Rosso, que le llevó a ganar su primera carrera. Red Bull completa una magnífica temporada en la que consiguen su primera victoria y la primera 'pole' de la escudería, pero quedan eclipsados por el Brawn GP que pone a Jenson Button en la cima del automovilismo. La marca se proclama subcampeona del mundo, posicionándose como principal favorito al título para la siguiente temporada.

2010, COMIENZA LA HEGEMONÍA DE LA MARCA AUSTRIACA.

   Manteniendo a los dos pilotos que les llevaron al subcampeonato, las manos de Adrian Newey consiguen diseñar un coche perfecto, y junto a la dirección de Christian Horner logran un monoplaza muy superior al de sus rivales durante toda la temporada. Red Bull consigue 13 poles en las primeras 14 carreras, aunque la fiabilidad hace que no consigan ganar todas ellas. Finalmente en la última carrera del año consiguen llevarse la primera corona de campeones.

   Los tres años siguientes se han desarrollado bajo el gran dominio de la marca austriaca. En 2011 consiguieron 18 de 19 'poles' posibles y 12 victorias que le sirvieron para revalidar el título. En 2012 Red Bull vivió un año más complicado de lo que parecía con un Ferrari superior, pero en la segunda parte de la temporada recuperaron la senda de la victoria y consiguieron hacer de Vettel un tricampeón del mundo, así como conquistaron su tercer mundial de marcas.

   En esta temporada, los monoplazas austriacos empezaron con un nivel inferior al de sus rivales, desgastando en exceso los neumáticos y sufriendo con los Mercedes por conseguir la 'pole'. Sin embargo, una gran reacción de Newey y un cambio en los neumáticos permitieron que los dos Red Bull volvieran a convertirse en el equipo puntero de la competición, y que se hicieran sin problemas con la cuarta corona consecutiva a falta de tres carreras.

-CLASIFICACIÓN A FALTA DE TRES CARRERAS.

   1   Red Bull Racing-Renault      470.

   2   Mercedes                     313.

   3   Ferrari                      309.

   4   Lotus-Renault                285.

   5   McLaren-Mercedes              93.

   6   Force India-Mercedes          68.

   7   Sauber-Ferrari                45.

   8   STR-Ferrari                   32.

   9   Williams-Renault               1.

   10   Marussia-Cosworth             0.

   11   Caterham-Renault              0.


Vía europapress.es

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)