Jun 222013
 

La presentación tuvo lugar en París

1371816935_extras_noticia_foton_7_1[1]Sin cámaras ni móviles y con Alain Prost como 'notario' para retirar la sábana negra, el primer motor de F1 de la temporada 2014 ha sido presentado oficialmente en París. Una mecánica que no representa un gran cambio técnico, es mucho más, es un salto al vacío de la ingeniería. Y por eso, lo primero que Renault ha hecho ha sido prescindir de nombres en código difíciles de memorizar. Adiós a los 'RSXXX', se llama Renault Energy F1, a secas. Lo de V6 Turbo lo he añadido yo para que te sea más fácil identificarlo en estos primeros meses de vida y, sobre todo, que tú tardes menos en encontrar esta noticia en el maremagnum de Internet.

Entre las características técnicas de nuevo Renault Energy F1 destacan su arquitectura (seis cilindros en V a 90º), el sistema de alimentación (turbo) y la importante parte híbrida que completa el funcionamiento de la mecánica a través de un complejo sistema de dos motores y unas baterías que se encargan de generar, almacenar y suministrar una enegía eléctrica que completa la potencia total del motor. También baja el régimen de giro máximo del motor hasta las 15.000 rpm, aunque según los hombres que lo han diseñado “su sonido es incluso más bonito que el de los actuales V8”.

Este motor y los que presenten Mercedes y Ferrari en los próximos meses nacen a la sombra de una norma: los monoplazas deben completar un Gran Premio de F1 (unos 300 km) con un máximo de 100 kilos de combustible. Esto exige un ahorro de gasolina de más de un 40% con respecto a lo que se está gastando en estos momentos, aunque no por ello las prestaciones vayan a bajar, ya que en las primeras estimaciones y cálculos ya se están calcando los tiempos de referencia de esta misma temporada.

Estos nuevos motores V6 Turbo también modificarán la forma de conducir de los pilotos. Alain Prost afima que solo será 'un poco más complejo' ya que tendrán que analizar cómo y cuando utilizar la potencia del KERS y dónde recuperarla, todo ello siendo lo más rápidos y eficientes posible. Obviamente, tras todo esto habrá una elaborada estrategia en el muro y serán los ingenieros quienes guíen a los pilotos ante este reto técnico.

Otro de los puntos sobre los que preguntamos a los responsables, concretamente al presidente de Renault Sport F1, Jean-Michel Jalinier, fue sobre los componentes más frágiles que han detectado en el nuevo motor Renault Energy F1. Afirma que el turbo y alguno de los sistemas eléctricos han sido los que mayor debilidad han demostrado aunque no en un grado como para presentar problemas de fiabilidad.

Preguntamos al director técnico, Rob White, dónde se harán las trampas y cuáles serán estas con estos nuevos motores, pregunta a la que obviamente no nos contestó con una respuesta certera ”. Y es que aún no se ha definido 'legalmente' qué componentes se podrán evolucionar y cuáles quedarán congelados por el reglamento.

Por último, Christian Horner, director de la escudería Red Bull, nos contó que tendrán que reciclar sus recursos humanos dentro del box, ya que, por reglamento, no pueden ampliar el número de personas que trabajan directamente sobre la mecánica durante el Gran Premio, pero esta nueva mecánica exige nuevos conocimientos que tendrán que ir adquiriendo.

Aún quedan más de seis meses hasta que el nuevo motor Renault Energy F1 debute en pista por primera vez. Será en enero y posiblemente, será en el circuito de Jerez. Pero hasta entonces iremos descubriendo nuevos detalles y secretos sobre uno de los futuros corazones mecánicos de la F1, el cual será utilizado por Red Bull, Lotus, Toro Rosso y Caterham.

Vía José Armando Gómez (@Joargomez) / Enviado especial a París del díaro Autobil.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)