• sáb. Mar 2nd, 2024

Otro heroe del Gran Premio de Bahrain fue Stroll con su proeza

Así definió Alonso su recuperación y este vídeo del canadiense da fe de ello

ImagenAhora se entienden mejor las palabras del canadiense, cuando explicó que se le saltaron las lágrimas del dolor al chocar con Fernando Alonso en la salida del Gran Premio de Bahréin.

Visto el estado de sus muñecas y su pie derecho, el accidente de bicicleta y los clavos que tuvieron que ponerle, que corriera en Sakhir fue un verdadero milagro.

Simplemente ha sido un viaje loco. Las últimas dos semanas han sido las más locas de mi vida

Con unas molestias físicas más que visibles (en la ceremonia del himno de Bahréin, por ejemplo, se le pudo ver con claras muecas de dolor) Lance Stroll define su carrera contra el crono para estar en Bahréin como «un viaje loco».

Ali HaiderEFE

En la previa de los test, un accidente de bicicleta lo dejaba fuera de los mismos. Drugovich ocupó su lugar de forma temporal y cuando mucha gente en el ‘paddock’ pensaba que el brasileño ocuparía el puesto en la primera carrera, Stroll superó los test médicos y se presentó en la primera sesión de libres.

«Simplemente ha sido un viaje loco. Las últimas dos semanas han sido las más locas de mi vida», confesaba Stroll tras el Gran Premio de Bahréin. Con dolor y menos kilómetros que los demás, el de Aston Martin logró un meritorio sexto puesto por delante del Mercedes de George Russell.

«Fue un momento terrible para chocar con una bicicleta… los médicos me decían: ‘Tal vez Australia, tal vez Bakú…'», explica. «La luz al final del túnel era muy difícil de ver, pero tuve un equipo médico increíble que me ayudó en el camino», añade. Su osteópata estaba con él «10 horas al día», por ejemplo. El canadiense dedicá palabras de agradecimiento también al cirujano Xavier Mir, que lo operó en Barcelona.

Vía Marca.com

Advertisement
Share
Un comentario en «Otro heroe del Gran Premio de Bahrain fue Stroll con su proeza»
  1. Pues la verdad es que llevan razón, correr como estaba Ocon es una locura hasta para el más pintado, sobretodo aguantando a un Mercedes y acabando donde acabó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *